La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

EL ATEISMO DE LETIZIA Y OTRAS ROYALS CREYENTES

Princesas que abandonaron sus creencias religiosas por amor y un trono

Letizia se declaró atea y ahora es practicante del catolicismo, pero no es la única heredera que ha abrazado una nueva Iglesia al colocarse la corona
Foto: Los príncipes de Asturias y los Reyes de Holanda en la misa inaugural del Papa Francisco I (I.C.)
Los príncipes de Asturias y los Reyes de Holanda en la misa inaugural del Papa Francisco I (I.C.)

La fe mueve montañas. El amor es capaz de eso e incluso de más. De hecho, por amor han sido muchos los que han decidido dejar a un lado las creencias religiosas y entregarse de lleno a los caprichos de Cupido. Este es el caso de la princesa Letizia, que pasó de proclamar a los cuatro vientos su ateísmo en sus años de juventud a ser una “católica de eventos”, como así la definió su propia tía Henar en la revista Vanity Fair, tras coronarse como Princesa. Pero esta semana ha dado un paso más en su compromiso con la Iglesia y ha aceptado la propuesta de ser la Camarera de Honor de la imagen de Nuestra Señora de la Amargura de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Barbastro (Huesca), como ha informado esta semana Vanitatis.

Imagen de la boda entre los Reyes de España en Atenas (I.C.)
Imagen de la boda entre los Reyes de España en Atenas (I.C.)
Pero la nuera del Rey don Juan Carlos no es la única que no ha puesto impedimentos a las cuestiones religiosas. Letizia ha encontrado en la Reina un ejemplo a seguir. Doña Sofía se educó desde pequeña bajo los preceptos ortodoxos, pero tuvo que renunciar a su religión de cuna para alzarse como reina de los españoles y convencer al General Franco de que era digna para ello. El dictador detestaba a la consorte real por ser ortodoxa y porque su padre era masón. Pero ganó méritos y aceptó su boda con Juan Carlos I, en mayo de 1962 en Atenas mediante tres ceremonias: una católica en la Catedral de San Dionisio Areopagita, la segunda por lo civil en el Palacio Real de Tatoi y la última por el rito ortodoxo en la Catedral Metropolitana de Atenas. 

Más cercano en el tiempo, el pasado mes de septiembre, la modelo Kendra Spears pasó a ser la princesa Salwa Aga Khan, tras intercambiar alianzas con el príncipe Rahim, segundo hijo del líder espiritual de los musulmanes ismaelitas nazaríes. Su nueva condición real no sólo le obligaba a abandonar su profesión como maniquí de renombre internacional –lo cual no ha cumplido– sino que también debía abrazar la religión de los Aga Khan si quería formar parte de la familia. Lo hizo sin miramientos, como sus predecesoras. La familia está plagada de modelos conversas al Islam, dada la predilección de los varones del clan por las reinas de la belleza.

Los príncipes Salwa y Rahim Aga Khan el día de su boda
Los príncipes Salwa y Rahim Aga Khan el día de su boda

Australiana de nacimiento, la princesa Mary de Dinamarca, no sólo tuvo que cambiar de nacionalidad para casarse con el príncipe heredero danés, sino que además tuvo que abrazar la religión oficial del estado. Se crió bajo los valores presbiterianos, pero por amor no dudó en dejarse aconsejar por la Iglesia Luterana Evangélica, de la cual ahora es una fiel más. Unas circunstancias similares a las protagonizadas por la princesa Charlene de Mónaco, que vive bajo los preceptos católicos desde su matrimonio con el príncipe Alberto, dejando a un lado la creencia protestante bajo la que se crió.

Católicas le pese a quien le pese

Los duques de Cambridge tras convertirse en marido y mujer (I.C.)
Los duques de Cambridge tras convertirse en marido y mujer (I.C.)
El abanico de casos es amplio dentro de las casas reales europeas, pero hay dos princesas que se negaron a renunciar a sus creencias religiosas. Este es el caso de la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, que no pasó por el aro cuando las autoridades anglicanas pusieron la voz en grito al conocer que el príncipe Guillermo tenía intención de contraer matrimonio con una católica. Una ley de 1701 prohibe en Reino Unido que los miembros de la casa real se desposen con católicos. Una cuestión que se llevó en numerosas ocasiones a las cámaras legislativas para su modificación, ya que es discriminatoria al no hacerse mención en ella a otras religiones como el islamismo o el judaísmo. Finalmente, el nieto de Isabel II llevó al altar a Kate, sin importarle si él es anglicano y ella católica.

También se ha mantenido firme en sus convicciones religiosas Máxima de Holanda. Tuvo que cambiar de nacionalidad al desposarse con el príncipe heredero Guillermo Alejandro, pero mostró su reticencia a renunciar al catolicismo. No obstante, tras ofrecer el primer ‘sí, quiero’ en febrero de 2002 mediante una ceremonia civil oficiada por el alcalde de Ámsterdam, Job Cohen, hizo lo propio de forma religiosa más tarde bajo el protestantismo. La cuestión religiosa en este caso no tuvo mayor repercusión y, a excepción de las críticas de los sectores protestantes más radicales, no hubo demasiado revuelo al no ser la primera royal católica de los Países Bajos. La princesa Irene, tía del ahora rey Guillermo de Holanda, se casó con el príncipe Carlos Hugo de Borbón Parma que también era católico.

Mette-Marit en el 900 aniversario de la Iglesia de Noruega
Mette-Marit en el 900 aniversario de la Iglesia de Noruega
Luego está el caso de Matilde de Bélgica y Estefanía de Luxemburgo, que no ha tenido que cambiar la dirección ni forma de sus rezos por la corona ni por amor. Son católicas, al igual que sus marido, el príncipe Felipe y el príncipe Guillermo respectivamente, y han tenido la ‘suerte’ de haber nacido en el seno de familias afines a las de sus esposos. Además, son las únicas princesas europeas que no son de procedencia plebeya, ya que sus nombres tienen un profundo arraigo nobiliario.

Por su parte, la princesa Mettet-Martit tampoco tuvo que cambiar de religión por casarse con el príncipe heredero Hakkon de Noruega, ya que ambos pertenecen a la Iglesia de Noruega evangélica luterana. Para ella, la polémica no le vino por la cuestión religiosa, sino por la desinhibida adolescencia de la que disfrutó en sus años de soltera.

 

El redactor recomienda

#21

Y no sera por aquello de dar buena imagen ? . La lastima es que se recurra a una Hermandad religiosa para que mejoremos la opinion que se tiene de ella . Pero teniendo en cuenta su comportamiento de "fucionaria  " , desplantes  , incluso su ateismo confeso , el nombrarla camarera de la Virgen , parece una ironia . El horario de los/as camareros/as es de los mas largos y sacrificados .

Ampliar comentario
#20
En respuesta a luisaalv

Efectivamente.  Había sido bautizada, pero no confirmada, en la fe anglicana.  Dicen que la lay en el Reino Unido se va a cambiar para que ya no haya preferencia del varón en la linea de sucesión a la corona, y a la vez cambiarán la ley para que quienes se casen con un/a católico/a no pierde sus derechos, pero no creen por un solo momento que un heredero directo vaya a casarse con una católica, simplemente que algún primo Don Fulano no perderá sus puesto 27 en la linea.

 

De hecho, estoy totalmente de acuerdo con los comentarios que apuntan más al interés/dinero que amor en estas situaciones.

Ampliar comentario
#19

Ahora si es verdad que se fregó la patria por su mal gobierno. Camarera de la Virgen? Por eso es que está tan flaca. Tanto trago amargo día a día debe ser un infierno.

Ampliar comentario
#18

Letizzzia es atea, proabortista, republicana y de izquierdas .... vamos una tipa adecuada para representar al pueblo español ¡¡¡¡

Pero la culpa es del lerdo bobon x haberse casado con ella y deberia haber renunciado al trono como hizo su tio abuelo x casarse con una señora mil veces mejor que esta "progre"

Ampliar comentario
#17

 Pues si, como dicen: Paris bien vale una misa.

Ampliar comentario
#16
En respuesta a el_escoces_1

 Efectivamente, es anglicana. De hecho, fue confirmada en la llamada Iglesia de Inglaterra días antes de la boda.

 

http://blogs.reuters.com/faithworld/2011/04/13/kate-middleton-confirmed-ahead-of-royal-wedding/

 

En cuanto a las "Princesas por Sorpresa", yo opino que abandonaron sus creencias religiosas (las que las tenían, que otras ni fú ni fa) por el equivalente social al Gordo de la Lotería... aunque a algunas el Gordo terminó por aplastarlas.

Ampliar comentario
#15

Pues no señora, no me lo ha dicho, no soy su padre espiritual ( lo mismo lo tiene ahora), ¿acaso le ha dicho a usted que es de misa diaria y comunión?

Ampliar comentario
#14

 yo no le he oído decir "hola, soy Letizia Ortiz y soy atea" Pero sí he visto que no se ha confirmado, que su primera boda no se casó por la iglesia, que no era practicante y que convivía con sus novios. También he visto en Adiós Princesa, la biografía no autorizada que escribió su primo hermano, copia de la factura del aborto voluntario al que fue sometida. Luego creyente no creo que sea. Otra cosa es que viendo lo que le ha ocurrido en su vida, crea en los milagros. De ahí que se tire a los pies del Cristo de Medinacelli...

Ampliar comentario
#13

 curita Sangrila, me parto con sus ocurrencias.  Gracias por alegrarnos el dia, jajaja!!

Ampliar comentario
#12
En respuesta a crisjun

 Excelente post, lo felicito.  Yo pienso que el articulo deberia de tomar en consideracion que realmente las mencionadas princesas que han cambiado de religion son cristianas y se han cambiado de una denominacion cristiana a otra asi que basicamente no ha habido gran cambio. (con la excepcion de Kendra Spears con Rahim Aga Khan, que se convirtio al Islam) y Letizia Ortiz que de atea ahora es una catolica devota, aunque pocos meses antes de sus matrimonio y cuando todavia convivia con su  novio D. Tejera era todavia atea.

Ampliar comentario
#11
En respuesta a el_escoces_1

 pues algun periodista se debio de equivocar porque en alguna revista aparecio que era catolica.

Ampliar comentario
#10

Por Amor ? Desde cuando amor es sinónimo de interés?

Ampliar comentario
#9

El titular podria haber sido "princesas que estaban dispuestas a lo que fuese por dinero", que al final es de lo que se trata. Alguna de estas fulanas (¿como Letizia?) no se habría nunca planteado ningún cambio religioso por un panadero, profesor o administrativo, pero en cambio, impresionadas por todo el boato y oropel que tienen las monarquías, están dispuestas a lo que sea.

 

Por otro lado, las normas de la Iglesia son las que son y la Iglesia no tiene capacidad de entrar en la conciencia de nadie. Si usted va a la Iglesia y comulga, nadie le va a rechazar. Si en cambio usted intenta que le autorizen saltandose las normas establecidas ("lo que ha unido Dios que no lo separe el hombre", "hasta que la muerte nos separe") pues estará más complicado. Si usted en cambio, considera en conciencia que no se encuentra en adulterio (usted sabra) nadie le puede quitar la posibilidad de comulgar.

 

Y ahí es donde Letizia deja de ser criticable, porque por mucho que nosotros hablemos de su vida anterior y de los intereses que le movieron para dar el cambio, si ella considera que esta "en comunión" con el resto de la Iglesia, no se le puede negar. casos peores ha habido en la Iglesia: San Pablo, San Agustín, etc. etc.

Ampliar comentario
#8

 

 

El papa Francisco, si lo cita, que sea con respeto, porque es buen hombre y que desea cambiar las cosas, independiente que ocupe hoy el Papado.

 

Ampliar comentario
#7

Kate Middleton no es, y nunca ha sido católica. 

Ampliar comentario