Sigue esta sección:
NOTICIAS

La hermana del fallecido Íñigo de Arteaga niega conflictos familiares

Tras la trágica muerte hace cerca de dos meses de Íñigo de Arteaga, marqués de Távara, en un trágico accidente de avioneta, sus amigos y familiares
Foto: La hermana del fallecido Íñigo de Arteaga niega conflictos familiares
La hermana del fallecido Íñigo de Arteaga niega conflictos familiares
Fecha
Tags

    Tras la trágica muerte hace cerca de dos meses de Íñigo de Arteaga, marqués de Távara, en un trágico accidente de avioneta, sus amigos y familiares todavía se reponen de este duro golpe. Los rumores sobre desencuentros por el reparto de los títulos nobiliarios de esta familia de rancio abolengo siempre han estado a la orden del día. Mucho más desde que en octubre de 2006 se aprobara la controvertida ley que comparaba los derechos de hombres y mujeres en la sucesión nobiliaria, regida hasta entonces Código de las Siete Partidas de Alfonso X el Sabio, del siglo XIII, que provocó una auténtica escisión en la Diputación de la Grandeza.  Pero vuelven a estar de actualidad.

    Ahora, tras el dramático fallecimiento del varón mayor del matrimonio formado por Íñigo de Arteaga, XIX duque del Infantado y marqués de Santillana, y de Almudena del Alcázar, la primogénita de éstos, la conocida escritora Almudena de Arteaga, ha querido desmentir fricciones entre los distintos miembros de esta saga de aristócratas. “Yo no he discutido con nadie nunca. Seguir con este debate es absurdo porque hay una ley que ya regula este tipo de situaciones. Es un debate eterno, que ya no me interesa. No tengo problemas con nadie. Tengo un padre que vive y hay gente que ya no está a la que echamos mucho de menos”, afirma una emocionada Almudena, marquesa de Cea y autora de La princesa de Éboli, en conversación con Vanitatis

    Ella será la que herede el ducado de mayor relevancia (el del Infantado), aunque su padre tenía otras intenciones con respecto a su hermano Iñigo, un joven muy comprometido con la causa nobiliaria. Ésta afirma que no hubo discrepancias con su hermano, pero es cierto que Iñigo luchó por algunos de los títulos familiares, especialmente porque difería con la nueva ordenación legal. Y concretamente en un punto: creía que era injusto que se plantease con carácter retroactivo. El joven fallecido era el encargado gestionar el patrimonio familiar (el duque del Infantado posee varios palacios, dos de ellos en Guadalajara y Sevilla) y mostró su compromiso en numerosas ocasiones. Hasta el punto de que era reserva del Ejército y estudió de forma exhaustiva la historia de su ilustre familia.

    Dos meses después de su desaparición, Almudena de Arteaga se ha expuesto por primera vez a los medios de comunicación durante la celebración de la fiesta Mumm este miércoles en el Hotel Santo Mauro de la capital. Allí, visiblemente afectada, también habló de otras cuestiones más halagüeñas. La escritora, famosa por haber convertido un personaje secundario como la princesa de Éboli en todo un referente literario, prepara una nueva obra para finales de 2013. Obviamente, versará sobre aristócratas, a pesar de que la atribución de títulos nobiliarios le ha traído algún que otro quebradero de cabeza. Gracias a la nueva ley, la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada se convirtió en 2010 en baronesa de Santa Pau y marquesa de Castelldosrius y la marquesa de Isasi, Isabel Hoyos, en duquesa de Almodóvar del Río, marquesa de Hoyos y de Almodóvar.

    Noticias
    Comparte en:
    Sigue esta sección:
    #9
    Compartir
    7 Gran verdad !
    Ampliar comentario
    #8
    Compartir
    4 Pienso lo mismo.
    Ampliar comentario
    #7
    Compartir
    5 Si repasase el historial de la mayoría de los titulos se daría cuenta de que una gran parte los ostentan gente sin nigún vínculo directo con su primer títular, y muchas veces ni indirecto.

    Es más fácil encontrar un noble de cuatro ramas fuera de los titulos que dentro de ellos.
    Ampliar comentario
    #6
    Compartir
    1 Si es retroactiva para mi la nueva ley si el sucesor varón ya ha nacido, puesto que nadie podía privarle del mejor derecho a suceder en el título.

    Y es que la sucesión nobiliaria no es como la de los demás bienes, en que no hay derecho hasta la muerte del causante, ya que el varón primogénito desde que nace ya es el futuro heredero del título.

    De ahí que los que pretenden eliminar la preferencia del varón en los derechos a la corona se den prisa por promulgar la nueva ley antes de que nazca varón de la Leti.
    Ampliar comentario
    #5
    Compartir
    3 yo mantengo una postura que no tendrá tanto que ver con la ley aunque sí con la coherencia histórica: en el pasado los títulos se ganaban por mérito, no por herencia sin más,como ahora. Por lo tanto no veo qué tiene de malo que el detentor del título lo pasara al hijo que más mereciera ostentarlo. De todos modos ahora este tema es nada más que un blasón para presentarse mejor y poder hacer negocios o alimentar el ego que otra cosa. Íñigo se tomaba en serio la historia de su familia y el significado real de un título; hubiera sido un buen duque.Y repito que trifulcas, hubo. Si quieren contar otra cosa, pues qué más da...
    Ampliar comentario
    #4
    Compartir
    Pues yo que no tengo nada que ver con la nobleza, pero sí con el sentido común, creo que tan injusto es ser heredero de un título por ser varón sobre la mujer, como por ser primogénito sobre el siguiente.
    Creo que el tenedor del título debería de dejárselo en herencia a quien quisiera.
    Ampliar comentario
    #3
    Compartir
    2 Aunque no e mucho de esto, esta ley deberia haberse puesto [realizado?] ya hace tiempo. Ha habido reinas y duquesas... porque se le tiene o tenia que dar prioridad al varón [bajo una ley del siglo X ??? ] que ya no son esos tiempos de maricastaña desde hace muchos siglos.
    Ampliar comentario
    #2
    Compartir
    La mínima educación es no hablar mal de lo muertos , pero trifulcas... haberlas, húbolas... el Duque está vivo, sí, pero quería transmitir el título a su varón. aunque ahora que el varón no está, ¿para qué abrir la boca y quedar mal?
    Bien joué, darling, pero los vivos tienen memoria...
    Ampliar comentario
    #1
    Compartir
    El duque del Infantado está vivo;es el padre de Almudena y de Iñigo. Cuando él fallezca lo heredará Almudena,según la ley. Iñigo nunca fue duque,nadie le quitó título alguno.No existe irretroactividad en este caso.Otra cosa es lo que él quisiera tener y se ilusionara con ello.La ley es clara &034;heredará el mayor&034;,y para heredar,primero el testador tiene que fallecer.
    Ampliar comentario