han comprado la espectacular finca montes claros

Descubrimos quiénes son los Putin de Cercedilla

Hay un rumor que alborota a los vecinos de Cercedilla, que han vivido en las últimas semanas un auténtico ‘Bienvenido Mr. Marshall’. Desvelamos el misterio y te lo contamos

Foto: Vladimir Putin en un fotomontaje elaborado por Vanitatis.
Vladimir Putin en un fotomontaje elaborado por Vanitatis.

Cercedilla, un pueblo de la Sierra Norte de Madrid, ha vivido durante las últimas semanas un auténtico ‘Bienvenido Mr. Marshall’. Los algo menos de 7.000 habitantes de esta coqueta (y arbolada) localidad veían los informativos con especial interés a la espera de que la añorada noticia saltase: “Vladimir Putin vivirá en Cercedilla”.

Sí, señores, el mismísimo Putin. Testimonios sorprendentes, pero no imposibles (cosas más raras se han visto). Existe cierta confusión respecto a la verdadera identidad de los ilustres nuevos habitantes de la histórica finca Montes Claros. Vanitatis ha resuelto el misterio.

El presidente ruso Vladimir Putin. (Reuters)
El presidente ruso Vladimir Putin. (Reuters)

Al parecer, el presidente de Rusia habría elegido Cercedilla como destino de ensueño para su inminente retirada. Y no solo eso, sino que su mujer y alguna de sus hijas ya habrían sido vistas comprando en el mercado. Y esto en plena polémica por las supuestas inversiones de la mujer de Putin fuera de Rusia.


Que Putin hubiera elegido España para descansar es algo nada descabellado ya que hace un tiempo se localizaba al mandatario ruso en La Zagaleta, la elitista urbanización malagueña de la localidad de Benahavís, muy cercana a Marbella, una zona muy querida por la población rusa. Incluso se llegaron a detallar las características del inmueble, que tendría una amplia zona para practicar el tiro, bolera y un muro de contención que habría costado casi cinco millones de euros. Fuentes de la propia urbanización búnker se apresuraron rápidamente a desmentir la información. Se dice que la casa al final la habita el exedil de Moscú.


Adiós Vladimir, hola Alberto (Putin)

La realidad es que en esta boscosa localidad de la sierra no hay ni rastro de Vladimir y su mujer, Liudmila Pútina (que hay quien jura que la ha visto cesta en mano), pero sí de Alberto y Nora Putin, otro ilustre matrimonio, esta vez de origen italiano, dedicados a los negocios de la construcción con fábricas en su país y Portugal. Unos auténticos magnates de los materiales de obra que habrían encontrado en Cercedilla su refugio secreto.

Vamos, casi lo mismo que Vladimir, pero sin ser Vladimir. Algo que igual los vecinos hubieran podido comprobar por sus propios medios de no haber construido los nuevos propietarios alrededor de la finca una especie de muro inexpugnable que les aísla (literalmente) de la localidad que les acoge.

Panorámica de la finca Montes Claros. (Google)
Panorámica de la finca Montes Claros. (Google)

Nora Putin, amiga de Paolo Vasile

Y es que la propietaria de esta espectacular finca a poco menos de una hora de Madrid es toda una dama de la alta sociedad capitalina. Presente en muchas de las reuniones de alto nivel, Nora Putin Ghidini se ha convertido en una imprescindible de estos círculos gracias a sus iniciativas en las dos asociaciones con las que colabora: Las Majas de Goya, que cada año premian al mundo del toreo en una gala que nadie quiere perderse, y otra de amigas del vino.

Esta inmensa actividad social, de la que su marido prefiere mantenerse alejado (suele pasar la mayor parte del tiempo centrado en sus negocios fuera de España), le ha valido para crear una extensa red de contactos en la que destaca Paolo Vasile.

Una finca histórica de lujo

La finca Montes Claros es uno de los terrenos con más historia de la Sierra Norte de Madrid. Sus más de 100.000 metros cuadrados de parcela albergan tres edificaciones, cuyo palacete central data de 1921.

Propiedad en sus inicios de unos marqueses que utilizaban esta impresionante casa como destino de vacaciones (muy típico en la época), ahora, casi 100 años después, sigue utilizándose para este mismo uso tal y como ha explicado la propia Nora en conversación con Vanitatis.

Panorámica desde la calle donde se asienta la Finca Montes Claros.
Panorámica desde la calle donde se asienta la Finca Montes Claros.

Tras una impresionante reforma, el palacete (denominado el Hotel por los lugareños) muestra ahora un aspecto mucho más señorial gracias a la utilización de materiales nobles y la decoración barroca de estilo veneciano que refleja el origen de la familia.

En cuanto a las otras dos casas de la finca, una de ellas ya ha sido también reformada para el uso y disfrute de la familia, y el que fuera el caserón de los guardeses se encuentra ahora mismo el plena remodelación.

Sin duda, toda una joya de la arquitectura madrileña en la que ni reside ni residirá Vladimir Putin.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios