Logo El Confidencial
CASAS REALES

El joyero de la reina Victoria Eugenia, chequera de los Borbón

Las joyas de la reina Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII de Borbón, se han convertido en el talismán económico de sus descendientes. Una manera rápida

Foto: El joyero de la reina Victoria Eugenia, chequera de los Borbón
El joyero de la reina Victoria Eugenia, chequera de los Borbón

Las joyas de la reina Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII de Borbón, se han convertido en el talismán económico de sus descendientes. Una manera rápida de obtener liquidez sin tener que dar demasiadas explicaciones. Sin embargo, se han producido ligeros enfrentamientos en el seno de la familia por la venta de esas joyas. Algunos no quieren que se dispersen. Otros, simplemente, no están muy de acuerdo en que una saga con tanta solera como los Borbón se pasen la vida en las casas de subastas Christie´s y Sotheby's.

Hace unos meses, un brazalete de brillantes y perlas rosáceas de la firma Cartier perteneciente a un heredero de la rama española, que prefirió mantener su identidad en secreto, alcanzó en la subasta de Christie´s la cifra de 3,27 millones de francos suizos (2,71 millones de euros). Se llegó a especular con que la infanta Pilar, duquesa de Badajoz y hermana del rey Juan Carlos, había sido la que había recurrido a la casa de subastas. Sin embargo, su entorno lo negó. Ahora es Marco Torlonia el que pone a la venta parte de las alhajas cedidas por la Reina a su hija, la infanta Beatriz.

El próximo15 de mayo, en la sede de Ginebra, se ofertarán varios lotes entre los que figura un broche con zafiro y diamantes y un brazalete de platino y diamantes, con precios de salida de 83.000 y 130.000 respectivamente. También otras joyas provenientes de la herencia que la reina María Cristina donó a su nuera la reina Victoria Eugenia y esta a su vez a su hija Beatriz, así como regalos directos que le hizo su marido Alessandro Torlonia, padre de Marco. En esta decisión de desprenderse de las alhajas familiares ha tenido que ver la tercera mujer del sexto príncipe de Civitella-Cesi, Blazena Svitáková, una dama que prefiere mantener una economía boyante en tiempos de crisis que resguardar las tradiciones familiares.

‘Guerra’ de hermanos

El primo del rey Juan Carlos obtendrá de esta manera una importante suma, aunque al tratarse de alhajas menores, como explican miembros del clan a Vanitatis, hubiera sido mucho más rentable ofertarlas antes a los miembros de su familia. En este caso a su hermana Olimpia, que gracias a la fortuna de su marido Paul-Annik Weiller, del que enviudó hace quince años, se ha encargado de comprar las piezas más importantes que otros “primos” han  entregado a casas de subastas de Londres, París y Ginebra. Unas veces como ahora se ha hecho público y en otras ocasiones se ha mantenido la privacidad.

Olimpia se enteró de la decisión de su hermano de vender parte del joyero de la reina Victoria Eugenia a través del catálogo que la propia firma envía a sus clientes más importantes. Y eso le enfadó. En otras ocasiones, era la propia Olimpia la que gestionaba la compra privada sin tener que pasar por la subasta. Los acuerdos eran ventajosos para ambas partes, ya que la parte proporcional que se llevaría Christie´s desaparece al no haber intermediario.

Y no será la última vez que las joyas heredadas que conformaban el patrimonio de los primogénitos reales se ofrezcan al mejor postor. Aparte de Olimpia Torlonia, el mercado de compradores norteamericanos, chinos y sobre todo rusos resulta muy rentable para los herederos reales. Y una fuente familiar confirma a Vanitatis que ya hay otro lote preparado para el mejor postor. Es cuestión de tiempo.

Una joya por infidelidad

La esposa de Alfonso XIII fue una de las mujeres que poseyó una de las mejores colecciones de joyas de su época, algunas de las cuales, como una impresionante tiara de Cartier, han sido lucidas en diversos actos por la reina Sofía. Una devoción, la de Victoria Eugenia, que rozaba la obsesión y que creció tras la boda real. Muy dado a los escarceos matrimoniales, el rey Alfonso XIII encargaba una pieza por cada infidelidad, por lo que joyero de la Reina se convirtió en un auténtico tesoro del que ahora parte de su familia empieza a desprenderse para buscar liquidez.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios