Albert Solà, el supuesto hijo ilegítimo del Rey, a por la alcaldía de Barcelona
  1. Casas Reales
CASAS REALES

Albert Solà, el supuesto hijo ilegítimo del Rey, a por la alcaldía de Barcelona

No tenía suficiente con meterse en política, que ahora podría convertirse directamente en alcalde de Barcelona. Albert Solà, el vasco que el año pasado presentó una

placeholder Foto: Albert Solà, el supuesto hijo ilegítimo del Rey, a por la alcaldía de Barcelona
Albert Solà, el supuesto hijo ilegítimo del Rey, a por la alcaldía de Barcelona

No tenía suficiente con meterse en política, que ahora podría convertirse directamente en alcalde de Barcelona. Albert Solà, el vasco que el año pasado presentó una demanda de paternidad contra el rey Juan Carlos, es una de las apuestas más seguras por parte de Plataforma per Catalunya (PxC) para presentarse a las próximas elecciones municipales de la Ciudad Condal que se celebran en 2015. Así lo confirma el propio Josep Anglada, presidente del partido político. “Si me lo piden me presentaré”, admite el propio Albert Solà a Vanitatis.

De momento, el partido catalán no tiene representación en Barcelona. Las últimas elecciones se celebraron en 2011 y el partido dirigido por Anglada logró 67 escaños repartidos por 39 ayuntamientos. Uno de los más polémicos fue su resultado en Vic, ciudad en la que se convirtieron en la segunda fuerza política. El partido manifestó su intención de prohibir el empadronamiento en el municipio de los inmigrantes en situación irregular.

“Solà vino a verme. Estaba muy interesado en entrar en política”, comenta Anglada. “El primer paso ha sido afiliarse. Ahora hay qué planes tenemos. Queremos que sea candidato en las próximas elecciones municipales y no descartamos que se presente a la alcaldía de la Ciudad Condal”.

Han sido numerosas las declaraciones públicas de Josep Anglada, líder del partido, que han servido para muchos medios calificaran a su formación como extrema derecha. “Seguiremos luchando porque esto no es una lucha cualquiera, es la lucha de Cristo. Y Cristo es nuestro comandante y amigo”. Ya han pasado más de 25 años desde que Anglada pronunciase estas palabras, cuando todavía organizaba viajes al Valle de los Caídos.

¿Por qué interesarse ahora por la política? “En parte, por rabieta”, dice Solà. “Comparto ideologías con el partido. Es difícil conseguir un escaño en Barcelona, pero lo importante es participar. Hay proyectos, pero yo no soy quien decide”.

El pasado año, PxC consiguió en Barcelona un 0,56% de los votos. En total, 3.402 personas votaron al partido liderado por Anglada. Este nuevo perfil más mediático les podría ayudar, sin embargo, a fortalecerse. Para tener representación en el ayuntamiento, el partido debería conseguir, al menos, un 3% de los votos totales. Aproximadamente 18.000 votos servirían para que PxC tuviese un escaño en el consistorio y, si Solà fuese el primero de la lista, para que el supuesto hijo ilegítimo del Rey tuviese su sitio en el ayuntamiento.

“Zarzuela ya se está poniendo nerviosa”

Un pulso a Casa Real. Albert Solà se enfrenta así por segunda vez a la Familia Real. “Zarzuela ya se está poniendo nerviosa”. Según declara el ahora político, “esta decisión no ha sentado muy bien en Palacio. Yo ya he avisado al Rey, pero no he obtenido respuesta. Él sólo contacta si es algo importante”.

Esto es una guerra de titanes con Zarzuela”, declara el que m posiblemente pronto aparecerá en la lista de candidatos para hacerse con la alcaldía de Barcelona. Lo dice orgulloso y sin miedo. Con ganas de ponerse cara a cara con los que hasta ahora le niegan lo que él quiere por derecho.

La segunda demanda

En octubre del año pasado, Albert Solà e Ingrid Sartiau presentaban una demanda de paternidad contra el monarca español. Después de revolucionar los pasillos de Palacio, las titulares de los juzgados de Primera Instancia número 19 de Madrid, María Isabel Ferrer-Sama, y número 90, Milagros Aparicio, acordaron la inadmisión a trámite de dicha demanda estableciendo que “la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”.

Albert Solà no ha tirado la toalla y anuncia a Vanitatis que el próximo mes de septiembre volverá a demandar al monarca. Esta vez, como persona física. “Posiblemente, ahora cambiarán las cosas”, dice. “Me han venido a ver jueces, abogados y fiscales para que le demande como persona física y es lo que haré”.

Lucha de titanes

Albert Solà, de 56 años y residente en Gerona, intenta desde los años 90 que Don Juan Carlos le reconozca como uno más de sus hijos. Tal y como cuenta el propio Solà, el que por aquel entonces era el príncipe Juan Carlos hizo un viaje desde la academia militar de Zaragoza, donde se encontraba estudiando, a Barcelona. Allí habría conocido a María Bach Ramón, hija de unos conocidos banqueros. Según explicó el propio Solà a Vanitatis, unas enfermeras de la Maternidad de Barcelona arrebataron el niño a María Bach y lo llevaron a Ibiza, isla en la que estuvo hasta 1961 para regresar a la ciudad condal tres años después.

Solà, después de varios años investigando su pasado, descubrió unos documentes en los que aparecía la expresión “chupete verde”, una acotación que, según los historiadores, servía para referirse a los niños con sangre real. Existen varios años que no ha conseguido documentar sobre su pasado y de los que sólo existen vagos recuerdos. Momentos de su vida en los que admite haber vivido en una gran casa y cuidado por una mujer alta y rubia a la que algunos conceden la identidad de la madre del Rey.