Logo El Confidencial
familia real de holanda

La princesa Alexia de Holanda, operada de nuevo de la pierna

Este viernes, la hija mediana de Guillermo Alejandro y Máxima tuvo que pasar por segunda vez por quirófano en lo que va de año

Foto: La princesa Alexia en una imagen de archivo (Gtres)
La princesa Alexia en una imagen de archivo (Gtres)

Año de sustos para la familia real holandesa. La princesa Alexia ha tenido que pasar de nuevo por el quirófano por segunda vez en este 2016. La hija mediana de los reyes Guillermo Alejandro y Máxima ingresó el pasado viernes en el hospital Sophia Kinderziekenhuis de Rotterdam, donde se le retiraron la placa y los tornillos de la pierna derecha que tuvieron que ponerle para fomentar una buena recuperación de una fractura que se hizo después de una grave caída. Según ha informado el gobierno holandés, la operación quirúrgica salió bien y Alexia ya está en casa.

Fue el pasado mes de febrero cuando la princesa sufrió un accidente mientras esquiaba en la estación de Lech (Austria) y se rompió la pierna. La hija mediana de los reyes fue trasladada en helicóptero de la pista de esquí al Hospital Universitario de Innsbruck, que tiene una unidad especial para este tipo de accidentes. La princesa tuvo que ser intervenida quirúrgicamente y estuvo varios días ingresada en el centro hospitalario. Durante estos meses que ha transcurrido, Alexia ha llevado una vida normal. Así pudo verse en actos como el Día del Rey o en los Juegos Olímpicos de Río.

Un año accidentado

Aparte de la caída y las dos operaciones de la princesa Alexia, los otros Orange también han sufrido varios accidentes en este 2016. A principios del mes de julio,la reina Máxima sufrió un golpe en la cabeza mientras se encontraba en la ciudad de Wassenaar. Aunque en un principio no le dio más importancia e incluso el lunes estuvo presente en un acto oficial, a lo largo de esa semana Máxima se empezó a encontrar mal. Tras un exhaustivo examen médico, los profesionales le diagnosticaron una conmoción cerebral recomendaron a la soberana que se mantuviera en reposo total y que intente bajar el ritmo de vida.

 Y así lo hizo hasta el tradicional posado en Villa Eikenhorst. Aquel día, la reina Máxima reapareció ya recuperada de la conmoción cerebral, pero la familia real nos tenía preparado otro susto. La princesa Amalia apreció con muletas tras sufrir una caída que le provocó un esguince en su pierna derecha. Escayolada pero con una enorme sonrisa, la heredera declaró encontrarse bien. La siguiente ocasión en la que la volvimos a ver fue en los Juegos de Río y ya iba sin yeso y sin muletas.

Los reyes y sus hijas en el posado (Gtres)
Los reyes y sus hijas en el posado (Gtres)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios