Logo El Confidencial
familia real española

El armario naíf de la princesa Leonor frente al de sus homólogas europeas

A finales de este mes la heredera cumplirá 13 años, aunque a juzgar por su ropa puede pasar por una niña menor. ¿El motivo? No ha habido todavía una evolución en su vestuario

Foto: La Princesa de Asturias y la infanta Sofía. (Getty Images)
La Princesa de Asturias y la infanta Sofía. (Getty Images)

Si cogemos una imagen de este 12 de octubre y la comparamos, por ejemplo, con una del mismo acto de 2015 nos daremos cuenta de dos cosas. La primera es que la princesa Leonor y la infanta Sofía han crecido mucho y ya están hechas unas señoritas a las puertas de la adolescencia; la segunda, que a pesar del paso de los años, las hijas de Felipe VI y doña Letizia siguen vistiendo de la misma forma que cuando eran pequeñas, con vestidos de estilo naíf distintos pero del mismo estilo.

A finales de este mes la heredera al trono cumplirá 13 años, aunque a juzgar por su ropa puede pasar por una niña de diez años. ¿El motivo? No ha habido todavía una evolución en su vestuario. A pesar de que el cuerpo de Leonor ya está empezando a notar los cambios de la pubertad, su vestuario sigue siendo el mismo que el de antaño. Es decir, este vestido de tartán rojo que llevó en el desfile de la Hispanidad lo podría haber llevado perfectamente en la proclamación de su padre, en junio de 2014, o en la misa de Pascua de 2016.

Letizia, Leonor y Sofía. (Limited Pictures)
Letizia, Leonor y Sofía. (Limited Pictures)

Dicen que es doña Letizia quien elige la ropa para sus hijas y que ellas poco tienen que aportar. Suponemos que tendrán ya un color favorito o un tipo de prenda por la que sienten predilección, pero de momento es su madre la que decide qué tienen que ponerse, algo que no ocurre con sus homólogas europeas. El caso más evidente es el de Máxima de Holanda y sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane.

Amalia, Alexia y Ariane. (Getty Images)
Amalia, Alexia y Ariane. (Getty Images)

Cierto es que la argentina las aconseja a la hora de elegir la ropa, sobre todo para las apariciones públicas, pero las dos mayores tienen ya un estilo bastante definido. Tanto es así que Alexia, que tiene la misma edad que Leonor, tiene una cuenta en Instagram en la que comparte con sus seguidores sus looks favoritos, en los que destacan minivestidos, pantalones pitillo, camisetas con mensaje y zapatillas. Por su parte, Amalia tiene un gusto un poco más aseñorado, apostando por piezas del diseñador Natan y tacones.

En el posado que ofrecieron este verano en su residencia, Villa Eikenhorst, fuimos conscientes de que hay ya una diferencia a la hora de vestir entre Amalia y Alexia y su hermana pequeña, Ariane. Mientras la benjamina de los reyes sigue conservando su estilo aniñado, con vestidos tradicionales -la mayoría de ellos de Pili Carrera- y rebequitas a juego, las dos mayores ya vuelan libres en cuestiones de estilo. Prueba de ello es el ajustado vestido de flores de Alexia, que combinó con unas zapatillas blancas, o el vestido también floreado -aunque mucho menos juvenil que el de su hermana- de Amalia y sus cuñas de tacón.

Si aciertan o no con sus elecciones es otra cuestión, pero lo que está claro es que Amalia y Alexia se expresan libremente con su vestuario y visten de forma juvenil, habiendo desterrado ya el naíf de su hermana pequeña y de Leonor y Sofía. Otros ejemplos en los que podemos fijarnos son Elisabeth de Bélgica e Ingrid Alexandra de Noruega, que, al igual que las holandesas, ya se han despedido de su lado de niñas (al menos a la hora de vestir).

Ambas son fans de la firma de ropa francesa Maje, especializada en ropa juvenil. Elisabeth, que cumplirá 17 años este mismo mes, ha demostrado desde su entrada a la adolescencia un gusto exquisito. Su metamorfosis de vestuario de niña a joven se hizo de una forma gradual, sin estridencias y siempre perfecta. Fue a las 13 años cuando la belga empezó a decir adiós a los vestidos de nido de abeja con puntilla para dar la bienvenida a diseños con escotes asimétricos, faldas por encima de la rodilla y taconcitos. En la actualidad, es una gran aficionada a Zara y le encanta combinar una camiseta básica, unos jeans y unas zapatillas.

Elisabeth, con 15 años. (EFE)
Elisabeth, con 15 años. (EFE)

Con Ingrid Alexandra pasa lo mismo. La princesa dejó de lado el vestuario naíf para empezar a apostar por piezas juveniles más acordes con su edad, pero perfectas para su papel de heredera noruega. A sus 14 años, y como la mayoría de las otras princesitas de su edad, Ingrid Alexandra adora las zapatillas. Tanto es así que en la celebración de las bodas de oro de sus abuelos, los reyes Harald y Sonia, combinó un vestido de encaje con unas Superga que le daban ese toque rebelde y teen a su look.

Ingrid Alexandra con sus Superga. (EFE)
Ingrid Alexandra con sus Superga. (EFE)

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios