Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Meghan y Harry, un año después: el compromiso que lo cambió todo

A las once de la mañana Clarence House emitió un comunicado: el príncipe Harry estaba comprometido y la boda tendría lugar en la primavera de 2018. Comenzaba el fenómeno Meghan

Foto: Los duques de Sussex, el día en que se anunció su compromiso. (Getty)
Los duques de Sussex, el día en que se anunció su compromiso. (Getty)

Fue otro 27 de noviembre, de hace un año. A las once en punto de la mañana, Clarence House enviaba el siguiente comunicado: "El príncipe de Gales está encantado de anunciar el compromiso del príncipe Harry con la señorita Meghan Markle. La boda tendrá lugar en la primavera de 2018. Su alteza y la señorita Markle se comprometieron en Londres a principios de mes. El príncipe Harry ha informado a su majestad la reina y a otros miembros de su familia. El príncipe Harry ha recibido igualmente las bendiciones de los padres de la señorita Markle".

[LEA MÁS. Duques de Sussex: todo sobre su lujosa nueva casa (y lo que va a costar)]

Esas nueve inocentes líneas se convirtieron en el vehículo perfecto para inocular el fenómeno Meghan a medio mundo. Como muestra, un botón. La plataforma británica de venta online Lyst acaba de publicar su informe anual con los nombres más influyentes en el mundo de la moda. La duquesa de Sussex es la tercera persona con mayor poder en el ranking global, solo por detrás de dos superestrellas como Kylie Jenner y Kim Kardashian. Por su parte, Kate Middleton, que ha permanecido la mayor parte del año de baja por el nacimiento del príncipe Louis, ha sido relegada en la clasificación al puesto 16.

Apenas tres horas después de aquel comunicado, la pareja citó a los medios en los jardines de Kensington para hacerse su primera foto oficial conjunta. Ella lucía un vestido verde que pasó desapercibido y un fantástico abrigo blanco de la marca canadiense Line The Label con zapatos de Aquazzura. En el dedo, el anillo de compromiso, que había sido diseñado por el propio Harry con diamantes procedentes de un broche que perteneció a Lady Di.

[LEA MÁS. Huracán Meghan: desde que llegó tres empleados han anunciado su renuncia]

La pareja se mostró enamorada y algo tímida, pero liberada. Enrique respondió muy directo a la pregunta que le formularon a gritos: "¿Cuándo supo que [Meghan] era la elegida?". "¡Desde la primera vez que la vi!", contestó el hijo menor del príncipe de Gales. "Estoy emocionado, loco de contento", repitió varias veces sin soltar la mano de su prometida. Harry, quinto en la línea de sucesión al trono de Isabel II, nunca se había mostrado tan expansivo.

[PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA VER EL VÍDEO]

También en la entrevista que la pareja dio posteriormente, ese mismo día, a la periodista Mishal Husain, de la BBC. La elección de una periodista de padres pakistaníes, de 44 años y muy beligerante con la igualdad de salarios en los medios británicos, estaba hecha a conciencia y buscaba mandar un mensaje. Husain no se sustrajo al tema que estaba para entonces en todas las portadas, el hecho de que Meghan fuera la primera mestiza en entrar en la vetusta familia real británica.

"Estoy orgullosa de ser quien soy y de donde vengo -zanjó Meghan-, y al final esto no va de quién soy yo, sino de nosotros, como pareja". Fue probablemente la declaración más relevante entre decenas de 'amazing', 'lovelys' y 'wonderful'. "Las estrellas estaban alineadas el día que nos conocimos", soltó Harry, que admitió haberse sentido atraido por Meghan desde el primer momento en que se conocieron en una cita concertada por un amigo.

Detalle del anillo de compromiso de Markle. (Getty)
Detalle del anillo de compromiso de Markle. (Getty)

Había ocurrido un año y medio antes. Después, ella aceptó viajar a Botsuana con él para pasar unos días. "Fue muy refrescante para mí -concedió Harry- que ella apenas supiera nada de mí". "Todo lo que sé de él lo he conocido a través de él y no de los tabloides", corroboró Meghan. Aquellos días en África pudieron conocerse y enamorarse e inaugurar "una etapa dulce" de seis meses en la que mantuvieron su relación de manera clandestina.

El príncipe admitió que intentó avisar a su novia varias veces del pandemónium en el que se convertiría su vida una vez se supiera de su relación. Pero a ella no le importó. "We are a fantastic team" (formamos un equipo fantástico) repitieron varias veces. Meghan y Harry contra el mundo.

[LEA MÁS: Algo pasa con Meghan Markle (y no es bueno)]

El caso es que durante este primer año los medios han mantenido una cierta luna de miel con la pareja y especialmente con la actriz. Pero eso se ha acabado definitivamente. Este mismo fin de semana, el 'Daily Mail' (sensacionalista pero generalmente bien informado) le dedicaba la portada a las desavenencias entre Meghan Markle y Kate Middleton, su cuñada, que habrían motivado la mudanza de los duques de Sussex a Frogmore Cottage antes de la llegada de su primer hijo. Además, en las últimas semanas, también se ha filtrado que hasta tres empleados de Kensington han dejado sus puestos por falta de sintonía con la californiana. Y ha salido a la luz un encontronazo con la reina Isabel a cuenta de la tiara elegida para el día de su boda.

Un año después del compromiso, y a pocos meses de ser padres, la pareja sigue embarcada en una montaña rusa de sensaciones ambivalentes. La calle les adora, pero el relato en los medios habla de zarpazos y mal carácter. Fuentes de palacio citadas por el 'Mirror' y el 'Daily Mail' cuentan que le está costando adaptarse al protocolo. "Es muy autosuficiente, lo normal para una mujer que ha vivido 30 años bajo sus propias reglas. Pero le está llevando tiempo entender los usos de palacio y el hecho de que hay una jerarquía".

No todo podía ser tan 'amazing'.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios