Logo El Confidencial
tropiezos de moda

Las meteduras de pata estilísticas más polémicas de doña Letizia y otras royals

Escotes, transparencias... Las reinas y princesas no siempre aciertan con sus looks y cuando eso ocurre, la crítica está servida

Foto: Uno de los tropiezos estilísticos más comentados de la Reina, en Vizcaya, en 2012. (Getty)
Uno de los tropiezos estilísticos más comentados de la Reina, en Vizcaya, en 2012. (Getty)

¿Una tela transparente, una abertura en un vestido o un escote pronunciado son tan importantes en pleno siglo XXI? Seguramente, no. Sin embargo, muchos periodistas analizan (o analizamos) cada detalle de los looks de las reinas o las princesas de forma implacable. Doña Letizia ya ha sufrido las críticas en más de una ocasión, la última sin ir más lejos con su elección de ropa esta semana en el Auditorio CaixaForum de Madrid.

La reina Letizia en Villamayor. (Limited Pictures)
La reina Letizia en Villamayor. (Limited Pictures)

Desde luego, la Reina ha tenido su ración de atrevidas elecciones de estilo. El vestido negro con transparencias de flores firmado por Felipe Varela que lució en un viaje a Estados Unidos en 2013 o la discreta camisa de gasa negra que dejaba entrever un sujetador palabra de honor en una cena en Mallorca con las autoridades baleares en 2015 fueron muy comentados. Igual que cualquier otra prenda que acentúe su delgadez, sus camisetas, vaqueros rotos... En fin, cualquier cosa que no se asocie con la tradicional imagen que se tiene de una Reina. Sin embargo, sus vestidos se agotan en las tiendas después de que ella los luzca. ¿Doble moral?

Los entonces Príncipes de Asturias, en Miranda de Ebro, en 2010. (Cordon Press)
Los entonces Príncipes de Asturias, en Miranda de Ebro, en 2010. (Cordon Press)

Además, sus descuidos con la ropa íntima, acentuados por los (in)oportunos flashes de los fotógrafos le han costado más de un disgusto en eventos oficiales. Las imágenes en las que se le ve el sujetador no tendrían mayor importancia en otros casos, pero a ella no se le toleran.

La reina Sofía y la reina Letizia, en la cena con las autoridades baleares de 2015. (EFE)
La reina Sofía y la reina Letizia, en la cena con las autoridades baleares de 2015. (EFE)


[LEER MÁS: El falso vestido de la reina Letizia en su última aparición]

Letizia no está sola en esta cruzada. Otra royal como Victoria de Suecia sufrió el mismo percance sartorial cuando en una visita a Corea del Sur, con un look muy recatado, la ropa interior le jugó también una mala pasada.

La reina, en un congreso en Bilbao en 2012. (Getty)
La reina, en un congreso en Bilbao en 2012. (Getty)

¿Se debe respetar a rajatabla la sobriedad que marca ser miembro de una Casa Real o es lícito que abracen las nuevas tendencias de la moda? He ahí el dilema. Como decía Plutarco, “no basta con que la mujer del César sea honesta, también tiene que parecerlo". Y parece ser que la misma máxima debe aplicarse a las royals. A las de aquí y a las de fuera.

El secreto de Victoria. (CP)
El secreto de Victoria. (CP)

[LEER MÁS: Descubrimos el secreto detrás de uno de los vestidos más enigmáticos de la reina Letizia]

Incluso a las que iban para royals... y se quedaron en el camino, según se cuenta, precisamente por una mala elección de look. Ese fue el caso de Eva Sannum, la entonces novia de Felipe VI, a quien, según se cuenta, su ajustado y escotado vestido azul para la boda de Haakon y Mette-Marit arruinó su noviazgo con el futuro Rey de España.

Eva Sannum y su célebre vestido. (Getty)
Eva Sannum y su célebre vestido. (Getty)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios