Logo El Confidencial
HAY VARIAS HIPÓTESIS

Estaban casi todos, pero Carolina de Mónaco no: ¿por qué no apoyó a su sobrina?

Pauline Ducruet presentó el pasado martes su primera colección al frente de su nueva marca de moda. Fue todo un cónclave familiar, pero faltó la mayor de las Grimaldi

Foto: Carolina de Mónaco, en una imagen de archivo. (Getty)
Carolina de Mónaco, en una imagen de archivo. (Getty)

El pasado martes se vivió en París una especie de 'déjà vu' familiar de los Grimaldi, por lo que tenemos que hacer un flashback hasta 1985... En aquel entonces una soñadora Estefanía de Mónaco lograba reunir a toda su familia en la presentación de su primera colección de bañadores, 'Beach Water', primera de su firma Pool Position, con la que pretendía iniciar un camino en el mundo de la moda que no dio mayores frutos.

Era una aventura empresarial en la que se había embarcado con su amiga Alix de la Comble, a quien había conocido cuando era becaria de Dior, y para apoyarla se dieron cita casi todos los miembros de la familia: sus hermanos, Carolina y Alberto; su padre, Rainiero, que, como desvelaba en una entrevista en '¡Hola!', ocultó sus lágrimas detrás de unas gafas de sol, y su tía, la princesa Antoinette, que se emocionó al igual que el viudo de Grace Kelly, ya fallecida.

Daniel Ducruet, con su madre, su actual mujer y su hija pequeña. Junto a ellos, su ex Estefanía de Mónaco y la hija de esta, Camille Gottlieb. (Cordon Press)
Daniel Ducruet, con su madre, su actual mujer y su hija pequeña. Junto a ellos, su ex Estefanía de Mónaco y la hija de esta, Camille Gottlieb. (Cordon Press)

Fue un cónclave Grimaldi similar al que se vivió con la segunda intentona en el mundo de la moda de Pauline Ducruet, hija de Estefanía de Mónaco, que ha seguido un camino casi idéntico al de su progenitora, pues también se marchó a estudiar moda a la Escuela Parsons de Nueva York y trabajó como becaria para conocer de primera mano todos los entresijos de una industria en la que es complicado sobrevivir, incluso cuando se tiene talento o grandes contactos, como puede ser su caso. Aunque no se puede decir que no fuera un éxito de convocatoria, faltaron en el front row nombres de mucho fuste, como el de su tía Carolina, pero vayamos por partes...

Su otro proyecto fallido

Pauline ya lo había intentado en 2017 junto a una amiga, Maria Zuco, con la que lanzó la firma Altered Designs en 2017, una marca de ropa muy 'casual' que fue tan efímera como exiguas sus ventas. Sin embargo, ahora ha decidido intentarlo de nuevo con un nombre similar, Alter Designs, solo que en esta ocasión con una colección unisex que nace bajo el propósito de que hombres y mujeres puedan compartir armario.

En su puesta de largo parisina contó con la presencia de sus padres, Estefanía de Mónaco y Daniel Ducuret, quienes tras su dramático y escandaloso divorcio, a consecuencia de que a él se le grabase en una situación más que comprometida con la cabaretera Fili Houteman, evidenciaron en su reencuentro público que mantienen una relación cordial. Tanto que él acudió con su madre y suegra en su día de la princesa, Maguy Ducruet, y su nueva mujer, Kelly Marie Lancien, con la hija del matrimonio, Linoué.

Camille Gottlieb, Louis Ducruet, Carlota Casiraghi y Estefanía de Mónaco. (Cordon Press)
Camille Gottlieb, Louis Ducruet, Carlota Casiraghi y Estefanía de Mónaco. (Cordon Press)

No faltaron tampoco los hermanos de la flamante diseñadora, Louis Ducruet, que prepara su boda con Marie Chevallier, y Camille Gottlieb, ni su prima Carlota Casiraghi, con recién estrenado estado civil tras su boda con el productor Dimitri Rassam, pero hubo ausencias muy sonadas. No estuvieron sus tíos Alberto de Mónaco y Carolina de Mónaco, tampoco la primera dama monegasca, Charlène. Se echaron de menos también a los otros hijos de la mayor de los Grimaldi, Andrea y Pierre, y a sus mujeres, Tatiana Santo Domingo y Beatrice Borromeo, y Alexandra de Hannover.

El reencuentro de Daniel Ducruet y Estefanía de Mónaco. (Cordon Press)
El reencuentro de Daniel Ducruet y Estefanía de Mónaco. (Cordon Press)

Un reencuentro... ¿incómodo?

Sin embargo, en el bando de los ausentes la más destacada fue Carolina de Mónaco, quien arrastra lo que podía ser una leyenda urbana, que no tiene la mejor de las relaciones ni con su hermana menor (Alberto y Estefanía, por el contrario, están muy unidos) ni con su cuñada Charlène. Desde luego, en esa línea han apuntado en algunas ocasiones las declaraciones de Daniel Ducruet, que pasó en 2008 por el programa 'Salsa rosa' de Tele 5, espacio en el que desveló algunos de los entresijos de la familia de la que había salido por la puerta de atrás.

Carolina de Mónaco ha sido una mujer muy vinculada al mundo de la moda y es de sobra conocida la gran amistad que mantuvo con el recientemente fallecido Karl Lagerfeld, cabeza visible de Chanel, y su elegancia ha sido más que ponderada por los principales expertos en moda a lo largo de las décadas, porque su estilo nunca ha languidecido. Sin embargo, no pareció encontrar hueco para acudir al primer desfile de su sobrina, donde su reencuentro con el exguardaespaldas hubiera sido comentadísimo. Estefanía, que por el contrario ha sido siempre mucho menos protocolaria, parece manejarse muy bien en situaciones como esta.

La próxima cita familiar en la que se la espera es en la boda de su sobrino Louis Ducruet, que se celebrará el próximo mes de julio. De no acudir, sin duda, su ausencia sería aún mucho más sonada.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios