Logo El Confidencial
CITA EN MÓNACO

La boda (religiosa) de Louis Ducruet y Marie Chevallier: cuándo, cómo y dónde

Estefanía de Mónaco verá este sábado como su hijo mayor se convierte a sus 26 años en un hombre casado. Será el segundo 'sí, quiero' de la pareja, tras la ceremonia íntima celebrada este viernes

Foto: Louis Ducruet y Marie Chevallier en una imagen de archivo. (Reuters)
Louis Ducruet y Marie Chevallier en una imagen de archivo. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Es la segunda boda del año en Mónaco, pero no por eso la menos importante. Desde luego, los medios están aún más expectantes por el enlace de Louis Ducruet, el hijo de Estefanía de Mónaco. Aunque a priori es menos mediático que su prima, Carlota Casiraghi, que se casaba el pasado 1 de junio, las facilidades para la prensa van a ser muchas más, especialmente por el lugar que Louis ha escogido para dar el 'sí, quiero' a Marie Chevallier, con la que lleva más de siete años de relación y que ya es una más en la 'modern family' de los Grimaldi-Gottlieb-Ducruet.

La Catedral de Nuestra Señora de la Inmaculada de Mónaco es el escenario donde va a tener lugar la esperada ceremonia religiosa. Además de ser el templo principal del país, es muy significativo para la familia Grimaldi, por dos motivos importantes. Por un lado, fue donde el príncipe Raniero y Grace Kelly se casaron, allá por 1956. Desde entonces, esta catedral no ha acogido otra boda de la familia. Y, por otro lado, es donde ambos se encuentran enterrados, por lo que es una forma de que Louis tenga con él a sus abuelos maternos en un día tan especial, según él mismo contaba hace unos días en la publicación 'Hello Monaco': "Yo estaba apegado a mi abuelo y quería que él estuviera aquí conmigo. Marie me apoyó. Aunque el lugar es grande y hay un protocolo, es una forma de que mi abuelo pueda estar con nosotros".

Louis Ducruet y Marie Chevallier. (Reuters)
Louis Ducruet y Marie Chevallier. (Reuters)

El hecho de que sea en la catedral hace que los medios tengan acceso, si no al interior -algo que desde aquí no podemos confirmar-, sí a la llegada de invitados, entre los que estará gran parte de los Grimaldi, algunos de ellos con un protagonismo especial. No solo los fotógrafos estarán pendientes de las lágrimas de Estefanía de Mónaco, que suele ser la más emotiva de la familia, sino también de Camille Gottlieb y Pauline Ducruet, las hermanas de Louis. La primera, porque será una de las damas de honor; la segunda, porque ha sido la encargada de diseñar el vestido de novia parara la ceremonia religiosa.

Alberto y Charlène de Mónaco junto a sus hijos. (Reuters)
Alberto y Charlène de Mónaco junto a sus hijos. (Reuters)


Tras la ceremonia religiosa, que se celebrará por la mañana, habrá una recepción en el Palacio Grimaldi algo más acotada. En palabras del novio, "se llevará a cabo solo para amigos y familiares. Y, por supuesto, algunas autoridades monegascas también estarán allí". Aún es un misterio exactamente qué miembros de la familia Grimaldi estarán entre los invitados, si acude la princesa Charlène -tendente a escaquearse de actos familiares- o si los más pequeños de la familia tienen algún protagonismo especial.

Pero la misa en la catedral de Mónaco -también llamada de San Nicolás- no será el único enlace de la pareja. Louis y Marie Chevallier llegarán al templo ya siendo marido y mujer, aunque por lo civil, como es tradición en las bodas monegascas. La ceremonia, mucho más íntima que la religiosa, ha sido este viernes en el Ayuntamiento del Principado. Finalmente, pudimos desvelar el misterio y las especulaciones que se dieron desde que Marie Chevallier publicara un vídeo en su perfil de Instagram en el que aparecía un portatrajes con el logo de Rosa Clará. Ha sido la diseñadora catalana quien ha vestido a la novia para en enlace civil, con un original vestido pantalón sin mangas y con escote en V.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios