Logo El Confidencial
Transformación royal

¡Qué guapo está el rey Felipe! Analizamos la evolución de su estilo

Desde que subiera al trono en 2014, apenas hemos visto variaciones en su estilo, aunque en su forma de vestir hemos podido apreciar el paso de la corbata azul al estampado de lunares

Foto: Felipe VI tras visitar al rey Juan Carlos I. (EFE)
Felipe VI tras visitar al rey Juan Carlos I. (EFE)

El armario del rey Felipe VI podría describirse como ‘rigurosamente protocolario’ a la par que clásico. Mocasines, corbatas que cromáticamente representan la importancia del evento y barba que viene y va, o más bien que iba y venía porque desde 2015 el Rey no se quita la barba.

[LEER MÁS: El rey Felipe VI se atreve con el estampado más veraniego (y trendy)]

Con una estatura de 1,97 cm, la figura de Felipe VI bien podría competir con la de un modelo profesional, sin embargo las exigencias laborales del monarca no le permiten lucir palmito con la misma libertad que un top model… Aunque, cuando llega la temporada estival, Felipe no duda ni un segundo en lucir pierna, algo que no ha cambiado desde que le conocemos.

El rey Felipe VI en sus veranos de 2002, 2010 y 2019. (Cordon Press / Getty)
El rey Felipe VI en sus veranos de 2002, 2010 y 2019. (Cordon Press / Getty)


Las bermudas, siempre cómodas, llenas de bolsillos y de color caqui, beis o azul oscuro, son su uniforme veraniego. Cada vez que llega el momento de desembarcar en Palma, el Rey recurre a ellas como un básico infalible. ¿Cómo combinarlos para el éxito? Muy sencillo, con un polo.

Hace un par de temporadas, la fiebre polo se apoderó de la moda y todo buen fashionista se hizo con un ejemplar de esta prenda popularizada por René Lacoste. Felipe VI les ganó a todos porque jamás desterró de su armario el polo, encargado de mantener su rango tanto en tierra como en agua.

El rey Felipe en el verano de 2005 y en el de 2012. (Getty / Cordon Press)
El rey Felipe en el verano de 2005 y en el de 2012. (Getty / Cordon Press)


Al sumarle una americana, el polo se convierte en la prenda informal perfecta para acudir a un acto no protocolario como la visita al hospital Quirón de Pozuelo de Alarcón para ver a su padre, el rey emérito don Juan Carlos. Para esta ocasión, Felipe optó por un polo negro acompañado de una americana mil rayas en gris y blanco, que volvió a lucir al día siguiente, combinándola con una camisa rosa.

De este modo, el monarca consiguió un look informal y algo más atrevido (y veraniego) de lo habitual. Nota importante, las rayas son su otro estampado estrella. Desde trajes de raya diplomática hasta camisas y corbatas, sin olvidar la mencionada americana… Felipe no nos deja a cuadros, nos deja a rayas.

El rey Felipe VI visitando al rey don Juan Carlos este verano. (Getty)
El rey Felipe VI visitando al rey don Juan Carlos este verano. (Getty)


Cada verano, el Rey saca a pasear otra de sus prendas preferidas por su comodidad y ¿qué hay más cómodo que un buen calzado? Los náuticos son sus zapatos para todo y Felipe VI puede presumir de poseer una amplia colección en la que varían los colores y materiales… Porque, sí, hay un náutico para cada evento.

Sin embargo, en su armario de verano también hay hueco para las alpargatas o incluso las menorquinas, ambos calzados típicamente veraniegos y con la seña ‘made in Spain’ que suele acompañar a las prendas que Felipe viste… Eso sí, siempre luce este tipo de calzado cuando se encuentra a bordo de un barco, para las veladas en palacio y demás actos, los 'cap toe bals', los mocasines y los zapatos Oxford sustituyen a los náuticos y derbys.

En su juventud era habitual ver al Rey con camisas de manga corta, costumbre que ha ido modificando. En la actualidad, y cuando el acto lo permite, podemos ver a Felipe con la camisa ligeramente remangada a la altura de una manga tres cuartos. Amigo como es de desabrocharse, desde jovencito Felipe comenzó a liberar algunos de los botones de sus camisas. Encontramos fotografías del Felipe más sexy con hasta tres botones desabrochados y pelo en pecho incluido, en la etapa en la que el supuesto romance con Eva Sannum acaparaba todas las miradas.

El Rey en 2002 y 2012. (Getty / Cordon Press)
El Rey en 2002 y 2012. (Getty / Cordon Press)

Superado el momento más ‘sexy’ y tras anunciar su compromiso con doña Letizia, Felipe comenzó a vestir looks más acordes a la etiqueta y sus tres botones liberados se convirtieron en dos en el día a día y cero cuando el traje imperaba.

Llegamos así a la versión de Felipe más formal y en traje. Si durante su juventud más ‘teen’ sus camisas eran casi siempre rosas y las combinada con corbatas estampadas, logrando outfits muy alegres, después de su compromiso y posterior boda, Felipe hizo de la camisa azul su arma infalible. Un uniforme en toda regla.

El rey Felipe en el verano de 2017 y el de 2019. (Getty / Cordon Press)
El rey Felipe en el verano de 2017 y el de 2019. (Getty / Cordon Press)

Puede que el hecho de que el color resalte el tono de sus ojos le facilitara la vida a la hora de elegir el look cada mañana cuando era más joven y que esa sea la excusa de que, a día de hoy, siga optando por el color azul de forma recurrente.

Sus corbatas preferidas, utilizadas a modo de indicador de rango del acto, suelen ser azules, aunque en su cromática expresividad también hay espacio para el rojo o el morado. Por ejemplo, cuando acude a ver los partidos del Atlético de Madrid, equipo del que es seguidor, siempre lleva una corbata roja… ¿Casualidad? No lo parece.

En los eventos de marcado carácter nacional como los relacionados con el Instituto Cervantes o premio nacionales, el monarca también apuesta por la corbata roja. Y es que hay quienes utilizan sus prendas para indicar su estado de ánimo, igual que histriónicos personajes de ficción como Sheldon Copper en 'Big Bang Theory'.

El Rey y su inseparable corbata azul.  (Getty / Cordon Press)
El Rey y su inseparable corbata azul. (Getty / Cordon Press)

Sin embargo, y sin lugar a dudas, el mejor outfit del monarca, el que más le favorece, es el uniforme. Superada ya la leyenda urbana de que el uniforme aporta atractivo a prácticamente cualquiera que lo lleve, el agradecido físico de Felipe VI se adapta al uniforme que sea, capitán general del Ejército de Tierra, Aire, de la Armada…

El rey Felipe con uniforme, en la boda de Haakon de Noruega del brazo de su madre, la reina Sofía, frente a una imagen de 2014. (Getty)
El rey Felipe con uniforme, en la boda de Haakon de Noruega del brazo de su madre, la reina Sofía, frente a una imagen de 2014. (Getty)

Otra característica de agradecer es el largo de su pantalón, que siempre lleva bien arreglado, a diferencia de los pantalones casual. El Rey, fiel a sus pantalones de corte recto, parece no dar con la longitud exacta de la prenda y sus bajos siempre parecen demasiado largos, arrugándose al contacto con los zapatos… ¿Será cosa de la modista real o es que Felipe VI es todo un visionario y la próxima tendencia serán los pantalones XXL?

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios