¿De quién hay que proteger a Iñaki Urdangarin?
  1. Casas Reales
PRIMERAS SALIDAS

¿De quién hay que proteger a Iñaki Urdangarin?

El marido de la infanta Cristina realiza su voluntariado en Pozuelo de Alarcón bajo fuertes medidas de seguridad

Foto: ¿De quién hay que proteger a Iñaki Urdangarin?
¿De quién hay que proteger a Iñaki Urdangarin?

La decisión de Iñaki Urdangarin de convertirse en voluntario y salir dos veces por semana de la prisión de Brieva, donde cumple la sentencia impuesta de cinco años y diez meses por el caso Nóos, ha vuelto a actualizar la situación judicial del marido de la infanta Cristina.

A la espera del recurso de la Fiscalía, que se opuso al no haber cumplido aún la cuarta parte de la condena y cuyo auto se conocerá en breve, Urdangarin cumple con un horario de algo menos de ocho horas. Acude dos veces por semana (martes y jueves) al centro Don Orione en Pozuelo de Alarcón y por ahora sus apariciones están documentadas tanto por la prensa como por los vecinos de este tranquilo barrio.

La residencia se encuentra en una plaza con árboles rodeada de chalets, muchos de ellos construidos en los años 60. Una zona tranquila donde el vecindario saca a sus perros a pasear y de paso pregunta a la prensa las últimas novedades sobre la estancia del exduque de Palma.

La segunda jornada de su voluntariado. (EFE)
La segunda jornada de su voluntariado. (EFE)

Las horas que Urdangarin permanece en la residencia sirven de punto de encuentro para que los habitantes de esta colonia quieran saber también cómo va la actualidad en el mundo del corazón. En este punto, el interés se centra en los desencuentros entre Isabel Pantoja y su hija Chabelita, aunque el marido de la Infanta es el principal reclamo

Hay comentarios para todos los gustos. Desde los que consideran que precisamente por ocupar un lugar destacado en el organigrama de la familia del Rey se es más crítico con su figura y sacan a relucir la impunidad en la que viven miembros de la familia Puyol hasta los detractores que consideran que Urdangarin mantiene ciertos privilegios. Uno de ellos tiene que ver con el gasto que supone este voluntariado.

Según publicó la agencia EFE, el desplazamiento en coche de Urdangarin desde la prisión de Brieva hasta Pozuelo corre a su cargo (o al de la familia) y, por lo tanto, hay que dar por bueno ese dato. Son ciento noventa y cuatro kilómetros, a los que hay que sumar la ida y vuelta del chofer y escolta a Madrid. Es decir, más de trescientos kilómetros dos veces por semana con el coste correspondiente. Lo que sí es de gasto público son los profesionales que rodean la vida exterior del interno. Los cuatro pertenecen a las Fuerzas de Seguridad del Estado sin saber a qué cuerpo están adscritos, si Guardia Real, Guardia Civil, Policía Nacional.

La infanta Cristina, hace unos días en Madrid. (Cordon Press)
La infanta Cristina, hace unos días en Madrid. (Cordon Press)

En este sentido, la información solicitada por Vanitatis al Ministerio del Interior no resuelve la incógnita y respondieron a las preguntas de esta cobertura policial con la siguiente explicación: “Nunca se dan detalles ni publicidad sobre las medidas de protección personal, por motivos obvios, ya que en caso contrario las mismas perderían su eficacia”.

Sí llama la atención la doble vigilancia. Por un lado, el chófer y el escolta que acompañan en el coche a Urdangarin y que permanecen en el centro el tiempo en que realiza su voluntariado. Y por otro, la contravigilancia que se establece fuera del recinto. El jueves pasado eran dos mujeres de paisano que, una vez que Urdangarin se subió al coche, desaparecieron del parque. En total, cuatro personas en horario continuado que forman parte de una estructura montada alrededor del marido de la infanta Cristina.

Lo que tampoco se sabe es si en algún momento puede contactar con sus familiares a través del reloj que utiliza. Como adelantamos en Vanitatis, es un Garmin cuyo último modelo, el Marq, cuesta 1.500 euros; tiene GPS para poder saber en todo momento dónde estás, a qué velocidad corres o pedaleas, qué distancias recorres, y tiene pulsómetro y altímetro. Además, este teléfono se puede vincular con el móvil (en caso de tenerlo) multiplicando así sus prestaciones. Puedes recibir wasaps, emails y puedes incluso contestar una llamada desde el reloj.

Iñaki Urdangarin Infanta Cristina