Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

La operación a la que Isabel II no se quiere someter y que podría traerle consecuencias

Podría necesitar una cirugía, pero la reina no parece estar dispuesta a pasar por quirófano

Foto: La reina Isabel II. (Getty)
La reina Isabel II. (Getty)
Autor
Tiempo de lectura3 min

El sentido del deber de un monarca es muy alto y el nivel de exigencia que su puesto requiere también. La agenda de un rey o de una reina está repleta de actos oficiales a lo largo del año, compromisos a los que es difícil que fallen.

En el caso de la reina Isabel II, son décadas las que lleva experimentando este modo de vida en su propia piel. Son muchos los privilegios y lujos que rodean a la madre del príncipe Carlos de Inglaterra, pero a cambio, debe realizar un trabajo impecable, incesante y ofrecer una imagen perfecta de la realeza.

[LEA MÁS: Isabel II teme ser envenenada con la comida: su truco para evitarlo]

Pero el trabajo unido a la edad no perdonan y la salud, por muchos cuidados con los que cuente un rey o una reina, se puede resentir en ellos como en cualquiera de los mortales.

La reina Isabel II lleva arrastrando problemas de rodilla desde hace tiempo. La abuela del príncipe Harry y del príncipe Guillermo se sometió, de hecho, a una operación por este motivo en el año 2003. La reina sufría dolores debido a un cartílago desgastado, por lo que fue intervenida en el hospital londinense Rey Eduardo VII.

La reina Isabel II en 2003, tras su intervención de rodilla. (Getty)
La reina Isabel II en 2003, tras su intervención de rodilla. (Getty)

Según ha desvelado 'The Express', Isabel II le habría confesado a una amiga cercana que su rodilla está comenzando a darle problemas de nuevo. Pero la reina se niega a pasar por quirófano. Según fuentes de Palacio, eso la obligaría a mantenerse alejada de sus obligaciones por un tiempo, algo a lo que no parece estar dispuesta.

El líder farmacéutico Shamir Patel ha hablado para el mencionado medio británico ante la revelación de esta noticia y ha querido llamar la atención de Isabel II con sus consejos médicos. Patel no ha dudado en intentar que la reina cambie de parecer, por el bien de su salud: "Cualquier persona, de cualquier edad, que se haya sometido a cirugía y luego experimente problemas en esa zona intervenida, debe buscar asesoramiento y orientación médica", ha dicho.

La reina Isabel II en una imagen de archivo. (EFE)
La reina Isabel II en una imagen de archivo. (EFE)

“Como la operación de Su Majestad fue en 2003, se podría pensar que las posibilidades de que ella desarrolle complicaciones como resultado de la cirugía son escasas, especialmente porque el procedimiento no fue un reemplazo de rodilla, sino solo para reparar un cartílago desgarrado en su rodilla derecha", ha explicado.

[LEA MÁS: El príncipe Andrés, de nuevo señalado: la dura entrevista de su supuesta víctima]

Para él, la confesión de la reina a su amiga "podría indicar que pueden estar surgiendo nuevos problemas en su rodilla". Lo más recomendable, según él, es que Isabel II baje el ritmo y repose.

“Los compromisos regulares y las apariciones públicas que realiza la reina, pueden ser agotadores para cualquiera.Si siente molestias en su rodilla, ejercer presión y presión sobre ella podría terminar empeorando los síntomas y hacer que la intervención médica sea inevitable".

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios