Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Meghan contra los tabloides: ¿puede un royal quejarse en público?

El documental 'Harry y Meghan: una viaje a África' ha generado un enorme debate y polémica en Reino Unido por sus lamentos contra la prensa ante las cámaras de televisión

Foto: Meghan Markle y el príncipe Harry, en una imagen reciente. (Reuters)
Meghan Markle y el príncipe Harry, en una imagen reciente. (Reuters)

Durante sus 93 años -63 de ellos con la corona puesta-, la reina Isabel II ha llevado a rajatabla el mantra de 'nunca des explicaciones, nunca te quejes'. Jamás ha mostrado en público sus emociones. Y es algo que intenta inculcar en el palacio de Buckingham. Por lo tanto, el derroche de expresividad sentimental ejecutado ahora por el príncipe Harry y Meghan Markle solo viene a ratificar un mensaje: los duques de Sussex van por libre. El príncipe y su esposa han protagonizado un documental emitido por ITV titulado 'Harry y Meghan: un viaje africano'. Pero, lejos de hablar solo de su labor institucional, la pareja se desahoga con el periodista Tom Bradby revelando todo tipo de intimidades y, ante todo, denunciando el acoso recibido por los medios.

“Cuando conocí al que ahora es mi esposo, mis amigos estaban felices porque yo estaba feliz. Pero mis amigos británicos me advirtieron que no debía casarme con él porque los periódicos iban a destruir mi vida. Nunca pensé que esto sería fácil, pero sí pensé que sería justo y esa es la parte que es realmente difícil de entender. Cuando la gente dice cosas que son falsas y se les recalca que no son ciertas pero igual se les permite decirlas..., resulta muy duro”, explica Meghan Markle, quien se convierte en la estrella indiscutible del programa. Su dominio ante las cámaras de su época como actriz se deja notar en cada intervención. “He sido totalmente honesta con H -así lo llamo-, sobre que no es suficiente sobrevivir solamente. Eso no es el objetivo de vivir. Uno tiene que prosperar y ser feliz”, agrega.

Meghan Markle, en un fotograma del documental. (ITV News)
Meghan Markle, en un fotograma del documental. (ITV News)

Por su parte, el hijo pequeño de la fallecida Diana de Gales confirma que la relación con su hermano Guillermo no se encuentra en su mejor momento y revela que, durante distintas épocas de su vida, ha tenido que necesitar de ayuda profesional para lidiar con la muerte de su progenitora. “Cada vez que veo una cámara, cada vez que oigo un clic, cada vez que veo un flash... me lleva de vuelta a ella; en ese aspecto es el peor recuerdo de su vida”, señala. “Yo ahora tengo una familia a la que proteger”, sentencia.

El documental supone el broche de oro a la particular batalla que los duques han iniciado contra los tabloides. Meghan ha demandado al 'Mail on Sunday' por publicar una de las cartas que le envió su padre. Su destacada ausencia en la gran boda real ya auguraba que se iba a convertir en piedra en el zapato para la exactriz. Harry ha presentado, por su parte, su pleito en el Alto Tribunal contra los dueños de 'The Sun', del desaparecido 'News of the World' y del 'Daily Mirror' en relación con el escándalo de un supuesto hackeo telefónico ocurrido hace casi una década. Con todo el revuelo, los duques de Sussex han anunciado que se tomarán un descanso de seis semanas alejados de la vida pública.

El príncipe Harry y Meghan Markle, en su última aparición conjunta. (Reuters)
El príncipe Harry y Meghan Markle, en su última aparición conjunta. (Reuters)

La pregunta es: ¿están siendo bien asesorados? ¿Es acertado criticar el acoso mediático a través, precisamente, de un documental donde aportan aún más 'carnaza'? Lo cierto es que, para bien o mal, el matrimonio está siguiendo los mismos pasos que Lady Di. Y prueba de ello son las declaraciones de Meghan cuando agradece al periodista que le pregunte si está bien. “La verdad es que no mucha gente me ha preguntado si estoy bien, pero es algo muy real que pasa fuera de cámaras”, responde la americana, insinuando así la falta de apoyo que estaría recibiendo en palacio. En la explosiva entrevista que Diana concedió en 1995 al periodista Martin Bashir para el programa 'Panorama' también dijo sentirse aislada e incomprendida. Y aquello para muchos fue el inicio del fin.

Por lo tanto, ¿los duques de Sussex están recibiendo ahora malos consejos o simplemente están ignorando los buenos? Según 'The Telegraph', podría tratarse un poco de ambos. El rotativo monárquico se hace eco del malestar que ha generado este documental en Buckingham. La responsable en realeza del periódico, Camilla Tominey, va más allá y asegura que Harry sigue culpando a los medios del fatal desenlace de su madre, “pero parece haber olvidado cómo, en ocasiones, tanto su madre como su padre estaban dispuestos a participar en el juego” para lanzarse todo tipo de munición durante un tortuoso divorcio que llegó a bautizarse como la 'guerra de los Gales'.

Carlos de Inglaterra y Diana de Gales, en una imagen de archivo. (Reuters)
Carlos de Inglaterra y Diana de Gales, en una imagen de archivo. (Reuters)

Y aún hay más. Meghan echa en cara a la prensa que se refieran a su matrimonio como 'pareja de raza mixta' en vez explicar simplemente una historia de amor. Pero luego es la propia duquesa la que se ha presentado a sí misma durante su gira en África como 'mujer de color'. Con todo, la frase con la que la exactriz asegura que ha intentado sin éxito adoptar la cultura británica del aguantar callado ante las adversidades es la que ha acaparado más titulares. Porque si bien es cierto que es ya de por sí algo bastante arraigado en el país, es además la máxima que se le exige a los miembros de la familia real.

Al fin y al cabo, la duquesa de Sussex no es ni mucho menos la única que ha sido objeto de feroces críticas. Camilla, la eterna amante del príncipe Carlos convertida hoy en su esposa, fue durante muchos años considerada "la mujer más odiada del Reino Unido" y "la mujer más perezosa que había nacido en Inglaterra en el siglo XX'". Por su parte, Kate Middleton también ha tenido que aguantar estar en el ojo del huracán, tanto ella como su familia. Sobre todo su madre, Carole Middleton, descrita continuamente como una mujer fría, calculadora y ambiciosa, cuyo único propósito en la vida era dejar bien colocadas a sus hijas.

Camilla y Kate han logrado superar la presión. O quizá se han resignado a que su vida va a estar siempre sometida a escrutinio mediático con noticias que, en muchas ocasiones, no son ciertas. Meghan, sin embargo, apenas lleva dos años en palacio, pero parece que ya ha tomado otro camino. Y ha arrastrado a su marido, el príncipe, con ella.

Meghan Markle y el príncipe Harry,  durante su gira por Sudáfrica. (Reuters)
Meghan Markle y el príncipe Harry, durante su gira por Sudáfrica. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios