Logo El Confidencial
MEMORIAS DE ÁFRICA

Un discurso, un baile y un vestido agotado: el protagonismo de Meghan en Sudáfrica

A falta de más imágenes de Archie, la duquesa de Sussex se ha convertido en la gran protagonista de la primera jornada de la gira

Foto: Meghan Markle, en Sudáfrica. (Reuters)
Meghan Markle, en Sudáfrica. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura3 min

El interés mediático alrededor del viaje oficial de los duques de Sussex a Sudáfrica es máximo. Son muchos los medios de comunicación desplazados al país, que informan de cada detalle de las primeras horas de Meghan Markle y el príncipe Harry allí. Es el primer viaje que realizan en familia y, aunque a priori el centro de atención iba a ser Archie, las imágenes del pequeño han sido escasas de momento, por lo que su madre ha sabido convertirse en la gran protagonista de lo que va de tour, implicándose en cada compromiso de su intenso programa.

La primera parada de Meghan y Harry ha sido la sede de Justice Desk, hasta donde fueron agasajados con los tradicionales bailes, a los que ninguno de los dos pudo resistirse. Especialmente Meghan, que cubrió bien el expediente cuando la sacaron a bailar, llevando el ritmo, pero sin atreverse a imitar los movimientos imposibles de la coreografía. El duque de Sussex miraba a su mujer sonriente y orgulloso, intentando quedarse en un segundo plano. Pero tampoco pudo evitar que otra de las responsables del centro le sacara a la pista. Eso sí, parece que era consciente de que no tenía tanta gracia como su mujer, y enseguida se apartó del grupo y prefirió dejarle a ella los pasos de baile. Archie también tuvo su momento de gloria, ya que el personal de la organización entregaba a los duques una camiseta con el nombre de su hijo.

Pero si ha habido un momento en el que Meghan Markle se ha convertido en la gran protagonista, ha sido durante el discurso pronunciado en la sede de Justice Desk: "Estoy aquí con mi marido como miembro de la familia real. Pero también como madre, como esposa, como mujer, como mujer de color y como vuestra hermana". Unas palabras de empoderamiento de su condición femenina y sus raíces -de las que siempre se ha sentido orgullosa- que han sido recibidas con efusivos aplausos. La exactriz tenía esta vez algunas notas de apoyo en su mano, un detalle que no ha pasado desapercibido, especialmente para aquellos que analizaron -y criticaron- sus palabras durante la presentación de su colección de ropa solidaria.

Tema aparte es el vestido que lucía por la mañana para su primer compromiso en Sudáfrica. Un diseño envolvente de la firma de Malawi Mayamiko que mezclaba animal print y estampado étnico, en dos claros guiños a sus anfitriones, realizado con tejido sostenible y vegano, la misma línea que siguen el resto de productos de la marca. El efecto Meghan ha vuelto a actuar y poco tiempo después de la aparición de Meghan y Harry en su primer acto de agenda, ya estaba agotado en la web de la marca.

Los duques de Sussex en Sudáfrica. (EFE)
Los duques de Sussex en Sudáfrica. (EFE)

En cambio, el segundo vestido que ha lucido para esta primera jornada de viaje no ha generado tanta sorpresa, ya que es un diseño que estrenaba casi un año antes en Tonga, durante su viaje oficial a Oceanía. El hecho de que ya estuviera embarazada de Archie cuando se lo puso por primera vez ha provocado que las redes sean un hervidero de sospechas sobre si la duquesa de Sussex podría estar esperando su segundo hijo. Tampoco el hecho de que se haya cambiado de ropa en un intervalo tan corto de tiempo ha pasado desapercibido y algunos han criticado a Meghan por ofrecer una imagen tan superficial de su viaje: "Se creen que están en un show de moda; deberían empezar a ser profesionales".

Meghan y Harry en el Distrito 6 de Ciudad del Cabo. (Reuters)
Meghan y Harry en el Distrito 6 de Ciudad del Cabo. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios