Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

Habla el fotógrafo de Meghan y Harry: presión y lágrimas tras la foto de su vida

Alexi ha revelado cómo se gestó una de las fotos más icónicas de los Sussex como recién casados y que le hizo llorar tras lograrla

Foto: Meghan y Harry el día de su boda. (Fotografía realizada por Alexi Lubomirski)
Meghan y Harry el día de su boda. (Fotografía realizada por Alexi Lubomirski)

Las primeras fotos oficiales de la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry recorrieron el mundo en pocos minutos tras hacerse públicas. Fueron tres imágenes en las que la pareja aparecía sola en una de ellas y acompañados de la familia real en las otras dos.

[LEA MÁS: De Oprah Winfrey a George Clooney: cuando Harry se topó con Hollywood]

Especial interés generó la imagen en solitario de los novios, en una preciosa instantánea en blanco y negro en la que Meghan y Harry posan de manera más desenfadada y natural. En ella, la novia mira al novio y ambos aparecen sentados en una escalinata. Meghan no lleva velo, pero sí la tiara bendau de la reina Mary de Teck.

Detrás de la imagen se esconde la firma del fotógrafo oficial, Alexi Lubomirski. Nacido en Inglaterra, de madre peruana y padre polaco, Alexi se aficionó a la fotografía en Botsuana cuando el novio de su madre le regaló su primera cámara a los 11 años. El carrerón de Alexi incluye retratos a celebrities como Cate Blanchett o Demi Moore, campañas como Dior y se ha declarado seguidor de grandes fotógrafos como Helmut Newton, Philip-Lorca diCorcia o Cindy Sherman.

Los duques de Sussex, con los más pequeños de la familia real. (Alexi Lubomirski)
Los duques de Sussex, con los más pequeños de la familia real. (Alexi Lubomirski)

Se cree que fue un amigo de la duquesa de Sussex, Marcus Anderson, quien descubrió el increíble trabajo de Alexi navegando por Instagram y quien le dio la idea a Meghan de que fuera él quien les tomase los retratos oficiales como recién casados.

A pesar de su dilatada experiencia y de su profesionalidad, ahora Alexi ha contado cómo logró captar ese mágico momento y la presión que sintió al tratar de hacerlo. Fue consciente de la responsabilidad que conllevaba aquel trabajo.

Alexi ha revelado en 'The Evening Standard' que en aquel instante no pudo recurrir a lo más sencillo y efectivo, como habría sido que los novios se besaran. "Definitivamente hubo ciertos límites". Palacio marcó unas estrictas normas que él tuvo que seguir: "No puedes hacer que se besen, no puedes hacer que griten y corran por el jardín y obviamente tienes que hacer que se vea el anillo".

Los duques de Sussex posan en las escalinatas del jardín como recién casados. (Alexi Lubomirski)
Los duques de Sussex posan en las escalinatas del jardín como recién casados. (Alexi Lubomirski)

Tras finalizar la sesión de fotografías oficiales en la sala verde de Frogmore House en Windsor, Alexi llevó a los Sussex al jardín. En aquel momento, el fotógrafo solo disponía de 3 minutos de tiempo para capturar una imagen que sabía que daría la vuelta al mundo. La presión era máxima y el personal de Palacio tampoco se lo puso fácil: "Me miraban como diciendo: "vamos a tener que terminar pronto". Y yo dije: "bien, bien. Tan solo sentaros en estas escaleras".

Por suerte; Meghan y Harry se lo pusieron fácil: "Literalmente se desplomaron sobre la escalinata, riendo. Se miraban el uno al otro como diciendo: "¡Oh Dios mío!, estamos casados".

Tras lograr la imagen buscada, Alexi confiesa que se echó a llorar, primero por el alivio sentido ante tante presión y después al comprobar que había logrado una imagen preciosa de los novios. Asegura que los Sussex se mostraron muy naturales ante el objetivo de su cámara en todo momento.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios