La monarquía española y la saudí: una historia de 'amor' con final trágico
  1. Casas Reales
FAMILIAS

La monarquía española y la saudí: una historia de 'amor' con final trágico

En 2008, el Estado saudí le regaló a don Juan Carlos 100 millones de dólares que fueron a parar a una fundación panameña. Las relaciones siempre fueron impecables

Foto: La monarquía española y la saudí: una historia de 'amor' con final trágico
La monarquía española y la saudí: una historia de 'amor' con final trágico

En el año 2008, el Ministerio de Finanzas saudí ordenó la transferencia de 100 millones de dólares a la cuenta suiza de una fundación llamada Lucum. La entidad, con sede en Panamá, había sido creada por Juan Carlos de Borbón pocos días antes. El porqué de tanta generosidad es el centro de una investigación que está llevando a cabo la Fiscalía suiza y cuyos últimos capítulos han sido el sorprendente comunicado emitido por la Casa Real para desvincular a Felipe VI de ese dinero y, más recientemente, la decisión de la Fiscalía del Tribunal Supremo de investigar también al Rey. La hipótesis que manejan los investigadores en Suiza es que podría tratarse de un pago por las labores de intermediación del emérito en la consecución del contrato del AVE a La Meca. Lo que dicen el padre de Felipe VI y los propios saudíes es que se trata de un simple regalo. Una "práctica habitual" de agradecimiento en las relaciones internacionales con reyes árabes.

No es la primera vez que la estrecha relación entre la monarquía saudí y la española pone colorados a los Borbones. La publicación de una fotografía del rey Juan Carlos dando la mano afectuosamente al príncipe Mohamed bin Salman (MBS) en el circuito de Yas Marina (Abu Dabi) en 2018 fue en su día un potente combustible para las redes sociales. El heredero de la Corona saudí, considerado el autor intelectual del brutal asesinato y descuartizamiento del periodista Jamal Khashoggi, se encontraba en los Emiratos como parte de una gira que estaba llevando a cabo por los países árabes para limpiar su imagen. El Rey y su hija Cristina habían acudido a despedir a Fernando Alonso en su última carrera en Fórmula Uno. El encuentro fue inevitable (algunas fuentes sugieren que MBS 'buscó' la foto) y los medios oficiales saudíes se ocuparon y preocuparon de difundirlo mundialmente. El rey Juan Carlos se convirtió en el primer líder de Europa continental en mostrarse amistoso con MBS desde el caso Khashoggi.

Gracias a una investigación del 'Telegraph', supimos que aquel vuelo (como tantos otros) lo pagó el generoso primo lejano de Juan Carlos, Álvaro de Orleáns y Borbón. Lo cierto es que la relación de la monarquía española y la saudí ha gozado siempre de una salud excelente. Tal y como recuerda el periodista Ignacio Cembrero, a su paso por Madrid, en el marco de una gira en abril por varios países occidentales, MBS recordó que la única personalidad occidental que poseía el número de móvil de su padre y le podía llamar directamente era don Juan Carlos. De hecho, el antiguo monarca pasó parte de las vacaciones de Semana Santa de 2018 en Arabia Saudí. Aunque desde Zarzuela insistían en que se trataba de una visita privada, fue recibido a pie de avión por el gobernador provincial de Riad y los medios estatales saudíes tildaron de "crucial" la visita de don Juan Carlos, dado que en aquel momento estaba pendiente la firma del contrato con Navantia para construir cinco corbetas.

El padre de Felipe VI y el rey Salman bin Abdulaziz son amigos desde hace más de cuatro décadas. Una amistad tan rentable y beneficiosa para nuestro país como polémica hoy en día. Ya en los 70, en plena crisis del petróleo, esa relación consiguió que España tuviera asegurado el abastecimiento de petróleo a pesar de la gran crisis mundial del combustible. Lo explicaba el veterano periodista Jaime Peñafiel, testigo de excepción de aquellos años, en la revista 'Vanity Fair': “En 1973 ocurre la famosa crisis del petróleo y Franco, que ya conocía la cercanía de Juan Carlos con los Al Saud [la familia real saudí], permitió a don Juan Carlos que hablara con el entonces monarca para que nos nutriera de petróleo en ese momento tan complicado. Y así fue. Eso sí, Franco le permitió a don Juan Carlos cobrar unos céntimos por los miles de barriles que vinieron a España durante ese tiempo. Así, con esta comisión a la que Adolfo Suárez también le dio su visto bueno, el rey forjó su fortuna”.

Los reyes Felipe y Letizia, con Mohamed bin Salman en el Palacio Real. (EFE)
Los reyes Felipe y Letizia, con Mohamed bin Salman en el Palacio Real. (EFE)

A finales de los años 70, después de la muerte de Francisco Franco, el rey Fahd realizó un préstamo de cien millones de dólares a España sin interés y a devolver en diez años. Lo contó José García Abad en 'La soledad del rey'. Son muchas las leyendas sobre aquel dinero, cuánto fue a parar al bolsillo de don Juan Carlos, cuánto a Moncloa. Fue una muestra de generosidad por parte del rey Fahd, que aún tuvo otra manifestación más visible, cuando le regaló (no sé si les suena) el yate Fortuna (el cuarto con ese nombre) con el que don Juan Carlos surcó las aguas del Mediterráneo hasta 1999.

El rey Fahd se aficionó a Marbella, de la mano precisamente de Adnan Khashoggi, y cada vez que recalaba en la ciudad andaluza dejaba tal cantidad de dinero que familias enteras vivían de su generosidad el resto del año. Ambos reyes se llamaban entre sí "hermanos" y el día que Fahd falleció, en 2005, se declaró en España un día de luto nacional.

El rey Juan Carlos, durante una visita oficial a Abu Dabi. (EFE)
El rey Juan Carlos, durante una visita oficial a Abu Dabi. (EFE)

La relación entre don Juan Carlos y los siguientes monarcas árabes, Abdalá y Salman, ha sido y es igualmente buena. Gracias a ella, como hemos contado, se consiguió firmar el contrato del AVE a La Meca o el de las famosas cinco corbetas de Navantia. Pero parece que el nuevo rey, Felipe VI, no tiene el mismo feeling con MBS, el nombrado futuro sucesor del rey Salman. Ambos se conocieron de forma oficial cuando Felipe VI viajó en enero de 2017 a Arabia Saudí y tuvieron otro encuentro en abril de 2018, cuando Mohamed bin Salman pasó por España como parte de una gira europea.

Sin embargo, no existe la misma relación de tinte familiar que ha mantenido don Juan Carlos con los reyes saudíes, especialmente con Salman, el padre de MBS. Entre las amistades saudíes del antiguo monarca figura también el príncipe Al Walid, el hombre más rico de Arabia Saudí (13.000 millones de dólares de fortuna).

Rey Don Juan Carlos Rey Fahd bin Abdelaziz al-Saud