Logo El Confidencial
JÓVENES ARISTÓCRATAS

Polémica en las redes: no, el contribuyente no paga los bolsos de Victoria Federica

La hija de la infanta Elena suele aparecer en público con prendas exclusivas, como bolsos de Chanel de más de 5.000 euros. Su madre no recibe ninguna asignación del Estado

Foto: Victoria Federica, en una imagen de archivo. (Getty)
Victoria Federica, en una imagen de archivo. (Getty)

Ni la infanta Elena ni por supuesto su exmarido, Jaime de Marichalar, tienen un sueldo del Estado, porque ya no son parte de la familia real. Son familia del Rey, algo muy distinto. Los privilegios de los que gozó durante casi toda su vida se desvanecieron cuando su hermano decidió apartarla a ella y a la infanta Cristina de la agenda de la Casa Real. La hermana mayor de Felipe VI tiene escoltas a su servicio, eso sí, un privilegio que perdieron sus hijos, Felipe y Victoria, cuando cumplieron la mayoría de edad. En las redes sociales, los looks de la sobrina del Rey calientan a muchos, quienes lamentan que los lujos de la joven se costeen con presupuesto público. Nada más lejos de la realidad.

LEA MÁS: Victoria de Marichalar, en la Madrid Horse Week con un bolso de casi 5.000 euros

Vamos a vueltas estos días con los gustos caros, muy caros, de la benjamina de la familia, Vic para los amigos, que suele lucir desde zapatillas hasta bolsos que solo los bolsillos más pudientes se pueden permitir. Piezas que corren a cargo de sus padres y no del contribuyente, si tenemos en cuenta la situación económica de su familia.

Victoria de Marichalar y Gonzalo Caballero, en el Hipódromo de la Zarzuela. (Cordon Press)
Victoria de Marichalar y Gonzalo Caballero, en el Hipódromo de la Zarzuela. (Cordon Press)

Doña Elena fue el primer miembro de la Casa Real en pasar por la universidad, donde estudió Magisterio, y el primero también en tener un trabajo. En la actualidad, es la directora de Proyectos Sociales y Culturales de la Fundación Mapfre, cargo por el que acude a la oficina a diario (antes del estado de alarma, se entiende) y por el que viaja de forma habitual a países de Latinoamérica, Europa y por España. Su último viaje fue a Puerto Rico y Panamá, a principios de marzo de este mismo año, donde visitó varias escuelas. La visita sirvió también para que conociera de primer mano los trabajos del Instituto de Acción Social de la fundación.

En la Fundación Mapfre desde 2008

La hermana del Rey entró en Mapfre en 2008 y desde entonces su vida laboral se enfoca a la lucha por la integración laboral de personas discapacitadas y niños en situación de desamparo. Son muchos los medios que han especulado con el sueldo privado de doña Elena, que no es público, y que según algunos podría rondar los 200.000 euros anuales.

La infanta Elena, en Panamá. (EFE)
La infanta Elena, en Panamá. (EFE)

La infanta se diplomó en 1986 en Profesorado de Educación General Básica y unos años más tarde entraba a dar clases de inglés en el colegio Santa María del Camino, del que había sido alumna. Después trabajó en la guardería Mikos, en El Viso, y al poco tiempo amplió su formación en Sociología y Educación en Gran Bretaña, para lograr después, en 1993, la licenciatura en la Universidad Pontificia de Comillas.

De la banca a la moda

Cuando conoció a Jaime de Marichalar, él era un directivo de banca. Poco a poco fue ascendiendo en el mundo financiero, y tras su divorcio, el exduque de Lugo prefirió apostar por el mundo laboral que más le apasiona: el de la moda. En la actualidad, es consejero de dos grandes firmas, Fendi y Loewe. Además es administrador único en la sociedad Boabreimab SL, dedicada al “comercio al por menor de calzado y artículos de cuero en establecimientos especializados”. En esta empresa, De Marichalar compartió gestión con su amiga Naty Abascal, quien dejó de ser administradora en 2014. Boabreimab SL está participada en un tercio por Vasary SL, una marca de joyas con sede en Barcelona que durante un tiempo hizo las delicias de la jet.

Jaime de Marichalar, en un desfile de Mango. (EFE)
Jaime de Marichalar, en un desfile de Mango. (EFE)

El padre de Victoria de Marichalar de Borbón es un ‘insider’ del mundo de la moda, término que se usa para definir a un experto, a alguien que conoce las tendencias antes que la mayoría y tiene acceso a las grandes firmas internacionales. Por eso no es extraño que su hija sea una apasionada de las marcas de lujo, las que marcan tendencia y por las que muchos suspiran.

Cuando Victoria luce una pieza, suele desaparecer de las estanterías de las tiendas. Desde un bolso Chanel (el superexclusivo 2.55, de 5.800 euros, es uno de sus favoritos) hasta unos pendientes de bisutería de Casilda Finat, la aristócrata madrileña que llena los joyeros de la mayoría de las jóvenes de la jet de este país. ¿Herencias? ¿Regalos? Lo que sí sabemos es que si alguien paga esas piezas, no es el contribuyente.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios