De la infanta Elena a Sonia de Noruega: mujeres royal que pasaron por lo mismo que Meghan Markle
  1. Casas Reales
FAMILIAS REALES

De la infanta Elena a Sonia de Noruega: mujeres royal que pasaron por lo mismo que Meghan Markle

La duquesa de Sussex ha revelado que en julio sufrió un aborto. Otras mujeres de la realeza también se han enfrentado a esta dura experiencia

Foto: La infanta Elena, en una imagen de archivo. (EFE)
La infanta Elena, en una imagen de archivo. (EFE)

Meghan Markle se ha abierto en canal para contar al mundo que el pasado mes de julio sufrió un aborto. "Era una mañana de julio que comenzaba tan ordinariamente como cualquier otro día. [...] Recojo mi cabello en una cola de caballo antes de sacar a mi hijo de su cuna. Después de cambiarle el pañal, sentí un fuerte calambre. Me dejé caer al suelo con él en mis brazos, tarareando una canción de cuna para mantenernos ambos tranquilos. [...] Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo", revelaba la duquesa en un artículo en el 'New York Times'.

"Horas más tarde, yacía en una cama de hospital, sosteniendo la mano de mi esposo", continúa. "Sentí la humedad de su palma y besé sus nudillos, mojados por nuestras lágrimas. Mirando las frías paredes blancas, mis ojos se pusieron vidriosos. Traté de imaginarme cómo nos curaríamos". Una confesión impactante que utiliza para demostrar la importancia de compartir las experiencias traumáticas.

En la familia real española también saben lo que es enfrentarse a un aborto espontáneo. La infanta Elena sufrió uno en junio de 2003. Justo un día después de que el rey Juan Carlos anunciara el tercer embarazo de su primogénita, la Casa Real mandaba un comunicado explicando que había perdido al bebé, que iba a ser su tercer hijo después de los nacimientos de Felipe Juan Froilán y Victoria Federica.

"En la mañana de hoy y al hacerse la infanta Elena una revisión rutinaria en la clínica Ruber internacional, tras su llegada de Nueva York, su ginecólogo habitual, el doctor Emilio Esteban, se ha dado cuenta de que llevaba una gestación de catorce semanas que se ha interrumpido por un aborto retenido", rezaba el anuncio.

La infanta Elena, con sus dos hijos. (EFE)
La infanta Elena, con sus dos hijos. (EFE)

Meghan Markle no es el primer miembro de la familia real británica que hace público un aborto. Sucedió lo mismo con Zara Phillips. La nieta de Isabel II e hija de la princesa Ana sufrió dos pérdidas antes de dar a la luz a su segunda hija, Lena Elizabeth. Zara y su marido, Mike Tindall, intentaban darle un hermanito a su primogénita, Mia, cuando hasta en dos ocasiones se tuvieron que enfrentar a un aborto. Tras el nacimiento de Lena, ella misma habló de la situación en un programa: "Creo que lo más duro de nuestra situación es que, además, todo el mundo lo sabía. Normalmente cuando ocurre esta desgracia se lo comentas a tu familia y amigos, pero en este caso todo el mundo estaba al corriente”.

Zara quiso ensalzar la actitud de su marido: “Es muy diferente para nosotras porque llevamos dentro al niño, pero para ellos supongo que ha de ser una sensación de impotencia horrible. Al fin y al cabo, ellos también pierden a un hijo”. La nieta real reconocía que estas traumáticas experiencias han hecho a su matrimonio "más maduro y a su familia más fuerte. [...] El tiempo siempre sana las heridas".

Zara y Mike, con sus dos hijas y una sobrina. (CP)
Zara y Mike, con sus dos hijas y una sobrina. (CP)

También Sophie y el príncipe Eduardo, hijo de Isabel II, saben lo que es pasar por un aborto. La condesa de Wessex perdió a su primer hijo en 2001. Todo ocurrió cuando se encontraba en su casa de Bagshot Park, cerca de Windsor, y empezó a sentirse mal. Un helicóptero de emergencias la fue a recoger y la llevó de inmediato al hospital, y fue allí cuando descubrieron que sufría un embarazo ectópico, en el que el bebé se desarrolla fuera del útero. Sophie tuvo que ser operada de urgencia e incluso se llegó a temer por su vida.

La noticia pilló desprevenidos a todos, incluso a los Windsor, ya que la pareja no había anunciado a nadie el embarazo, pues Sophie solo estaba de seis semanas. Tras este palo, la condesa volvió a quedarse embarazada al poco tiempo y en 2003 dio a luz a su primera hija, Louise. En 2007 llegaba su segundo hijo, James.

La familia de los condes de Wessex. (Reuters)
La familia de los condes de Wessex. (Reuters)

En 2016, Sonia de Noruega también quiso compartir con el mundo uno de los peores momentos de su vida. La reina sufrió un aborto cuando tenía 28 años. "Fue horrible. Terriblemente horrible. Recuerdo todos los rostros extraños que se inclinaron sobre mí mientras me llevaban al hospital”, contó la esposa del rey Harald en un documental emitido en televisión.

La reina se encontraba disfrutando de un viaje en el yate real con su marido cuando empezó a sufrir fuertes calambres y sangrados. Era 1970 y se trataba de su primer embarazo. “Me bajaron en una camilla por un lado del barco y me llevaron al hospital de Fredrikstad, pero mi marido no pudo entrar a la sala de maternidad, así que estaba completamente sola”, narraba la reina Sonia con una sinceridad abrumadora. Afortunadamente solo un año después de su aborto involuntario nació la princesa Marta Luisa y en 1973 llegó el heredero, el príncipe Haakon.

Harald y Sonia, con sus hijos y nietos.
Harald y Sonia, con sus hijos y nietos.

"Para mí, mi divorcio fue una de las situaciones más difíciles que he tenido que vivir. He sentido los mismos sentimientos y emociones que cuando sufrí el aborto de mi tercer hijo. He llorado durante años por estas dos situaciones. Pero finalmente he sacado fuerza por mis dos sanos y felices hijos que son mi mundo", confesaba Tessy de Luxemburgo en julio de 2017. La que fuera nuera de los grandes duques y esposa del príncipe Louis reveló a través de sus redes sociales que, años antes de su separación en enero de 2017, perdió un bebé, el que iba a ser su tercer hijo. La pareja tiene dos niños: Gabriel, de 14 años, y Noah, de 13.

Hasta a cinco abortos se enfrentaron Balduino y Fabiola de Bélgica. Aunque el sueño de la pareja era tener hijos y herederos, no pudieron cumplir con su cometido. Así lo relató la española en una entrevista en 2008. "He tenido cinco abortos, pero eso no me ha convertido en una persona resentida. Al contrario, he aprendido de la experiencia. Durante cada uno de los embarazos tuve problemas, pero al final la vida es bonita”. Al no tener descendencia, fue Alberto, hermano de Balduino, quien ascendió al trono.

Balduino y Fabiola. (Getty)
Balduino y Fabiola. (Getty)
Familia Real Española Infanta Elena Sonia de Noruega
El redactor recomienda