Mirko de Bulgaria: sus confesiones más personales y familiares en una entrevista
  1. Casas Reales
EL PRÍNCIPE CIRUJANO

Mirko de Bulgaria: sus confesiones más personales y familiares en una entrevista

El hijo de Kubrat de Bulgaria y Carla Royo-Villanova ha dado una entrevista a un medio búlgaro, para el que ha hablado de sus inquietudes profesionales y personales

placeholder Foto: Mirko Sajonia-Coburgo. (Getty)
Mirko Sajonia-Coburgo. (Getty)

Mirko de Bulgaria lleva varios meses como cirujano residente en el Hospital Clínico San Carlos. Quiso especializarse en cirugía general y del aparato digestivo, inspirado sobre todo por su padre, el príncipe Kubrat, tercer hijo del rey Simeón de Bulgaria y Margarita Gómez-Acebo, quien lleva ejerciendo la medicina varias décadas. Mirko es uno de los miembros de la familia más discretos y no se hace notar ni en medios de comunicación ni en redes sociales, quizá porque su trabajo agradece que la suya sea una cara más anónima que la de sus padres, su prima Mafalda, cantante, o su tía Miriam de Ungría, volcada en el diseño de joyas. Pero eso no quita para que siga despertando cierto interés en los medios, por lo que ha concedido una entrevista a un digital búlgaro, con el que comparte algunas de sus confesiones más personales y familiares.

Si por algo se caracterizan los Sajonia-Coburgo-Gotha, apellido de la familia real de Bulgaria, es por su unidad. Aunque vivan en diferentes lugares, intentan siempre pasar algo de tiempo juntos. Y eso es algo que han inculcado a los más pequeños de la casa. De ahí que Mirko tenga recuerdos muy bonitos de esos viajes en familia, algunos de ellos a Bulgaria, que son difíciles de olvidar: "Hace tres años, junto con todos mis tíos, tías y primos, fuimos allí a esquiar y celebrar el Año Nuevo, y fue el viaje más divertido de mi vida".

Mirko también evoca otro viaje con una anécdota de la que seguro se acuerda toda la familia: "Recuerdo un viaje a Bulgaria cuando estábamos con todos los primos. Recuerdo jugar con ellos en los jardines de Vrana, montar en bicicleta y trepar a los árboles. También recuerdo una vez que me perdí en Borovets cuando solo tenía ocho años. No sabía usar el teléfono, no hablaba búlgaro ni inglés y pensé que me quedaría allí el resto de mi vida. Afortunadamente, conocí a un señor muy amable que me llevó a su tienda de periódicos, me ofreció dulces y esperó allí hasta que mis padres me encontraron".

placeholder Mirko Sajonia, en una imagen de sus redes sociales. (@mirkosajonia)
Mirko Sajonia, en una imagen de sus redes sociales. (@mirkosajonia)

En la entrevista, Mirko deja claro quiénes son dos de sus referentes vitales. Por un lado, su padre, el príncipe Kubrat, de quien dice que le enseñó "a trabajar sin descanso y a no dejar de cuidar a mi familia y amigos". Por otro, su abuelo el rey Simeón y sobre todo la humildad que dice ser "inherente" a él: "Siempre ha tratado de mantener un estilo de vida normal y criar a sus hijos y familia con naturalidad y discreción". De ambos asegura que han trabajado mucho y han hecho muchos sacrificios por sus respectivas profesiones, y no tiene duda de que los dos son un espejo en el que mirarse. Y además revela un secreto familiar, ya que confiesa que su hermano Lukás, al igual que él, también ha seguido los pasos profesionales de su padre: "Nos apoyamos unos a otros. Además, siempre que estamos juntos, la conversación va a temas relacionados con la medicina".

placeholder Mirko Sajonia, en una imagen de sus redes sociales. (@mirkosajonia)
Mirko Sajonia, en una imagen de sus redes sociales. (@mirkosajonia)

Como médico, y ya lejos de temas personales y familiares, Mirko también da su opinión sobre la pandemia y la situación que estamos viviendo a causa del coronavirus: "Lo que más me preocupa es que personas que nunca han estudiado ciencia o medicina se manifiestan como científicos, y así confunden a muchas personas inocentes que no lo merecen". Y sus predicciones no son especialmente halagüeñas para aquellos que no terminan de acostumbrarse al uso de las mascarillas: "Llegaron para quedarse, sobre todo cuando se trata de trabajar con personas".

Bulgaria Kyril de Bulgaria Kardam de Bulgaria
El redactor recomienda