Beatrice Borromeo no está sola, estas royals también se atrevieron con el dorado
  1. Casas Reales
El más arriesgado

Beatrice Borromeo no está sola, estas royals también se atrevieron con el dorado

Encontrar la forma de lucir el dorado en vestidos y trajes y que luzca espectacular es una asignatura que estas royals tienen más que aprobada

Foto: Beatrice Borromeo, de dorado junto a su marido, Pierre Casiraghi. (CP)
Beatrice Borromeo, de dorado junto a su marido, Pierre Casiraghi. (CP)

Hace unos días, Beatrice Borromeo daba una nueva lección de estilo al acudir al desfile de Dior junto a su marido. Escogió para la ocasión un vestido dorado de flecos que se convertía en el centro de todas las miradas y confirmaba una vez más que el idilio que la mujer de Pierre Casiraghi tiene con esta delicada tonalidad no es flor de un día.

No es la primera vez en la que Beatrice Borromeo, con total look de Dior, escoge este color, también lo ha lucido en alguna otra ocasión, como en la gala en honor al Día Nacional de Mónaco de 2018, donde apareció con un vestido de Armani que recuperó de la boda de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, aunque en esa ocasión no lo pudo lucir a causa del frío, que la obligaba a llevar un no menos espectacular abrigo.

placeholder Beatrice Borromeo y Charlène de Mónaco. (Getty/EFE)
Beatrice Borromeo y Charlène de Mónaco. (Getty/EFE)

Lejos de conseguir looks sobrecargados, Beatrice logra presumir de estilo sin resultar excesiva, algo que no siempre resulta sencillo al escoger un color tan especial como el dorado. Aunque ha sido una de las últimas en elegirlo, Borromeo no es la única que parece dispuesta a arriesgarse, otras royals antes que ella también lo seleccionaron y los resultados no fueron menos satisfactorios.

No abandonamos el principado porque otra que no parece temer a los brillos es Charlène de Mónaco. Ella no escogió una ocasión especial o una cena de gala para presumir de dorado, lo hizo durante un acto celebrado las Navidades pasadas, donde se dejó ver con una chaqueta con estampados en dorado, pero sin duda fue su mascarilla de lentejuelas, también en este color, lo que más llamó la atención de su look.

placeholder La reina Máxima, en Irlanda y en Filipinas. (EFE)
La reina Máxima, en Irlanda y en Filipinas. (EFE)

Para llevar el dorado no siempre es necesario escoger su versión joya o la más brillante, también podemos seleccionar prendas que lo integren de una forma más sutil. Máxima de Holanda no ha querido elegir y por eso nos ha dejado looks de ambos estilos, como el impactante vestido joya que estrenó durante una visita a Irlanda, un diseño que jugaba con las texturas y con el que parecía cubrir sus mangas de brazaletes o pulseras.

En otras ocasiones ha apostado por arriesgar un poco menos, escogiendo este brillante tono más como complemento, entrelazado en el estampado de sus prendas, tal y como hizo, por ejemplo, durante un viaje a Filipinas, donde gracias a la textura satinada del vestido de raso, el protagonismo del dorado de su superficie y de las flores que lo cubrían era aún mayor.

placeholder El vestuario dorado de la reina Letizia. (EFE/LP)
El vestuario dorado de la reina Letizia. (EFE/LP)

Más sutil es la reina Letizia, que prefiere escoger este tono para los pequeños detalles florales que cubren su vestido de inspiración oriental de Dries Van Noten, una prenda que hace tiempo que forma parte de su armario, pero que no parece perder encanto ni atractivo, puesto que cada vez que escoge lucirla, de nuevo convence.

No es la única vez que doña Letizia ha optado por detalles dorados en su vestimenta, también hemos visto cómo los elegía para algunas faldas, como la falda plisada de Zara que llevó en 2018 en la celebración del aniversario del diario ‘La Razón’, o una de las más recientes, también plisada, pero con menos brillo y de Massimo Dutti, que estrenó el verano pasado.

placeholder El príncipe Carlos y Camilla, el día de su boda. (Reuters)
El príncipe Carlos y Camilla, el día de su boda. (Reuters)

La realeza británica también ha encontrado momentos para presumir de brillos, y en el caso de Camilla Parker, no pudo hallar una ocasión más importante, pues el día de su boda escogió un vestido de color blanco roto y lo cubrió con un abrigo con bordados en hilo de seda en color dorado.

Un poco más atrevida fue Kate Middleton para los BAFTA 2020, apostó por un traje que formaba parte de su vestidor desde hacía tiempo, un vestido de Alexander McQueen con detalles dorados por toda su superficie y bajo el escote.

placeholder Kate Middleton, en los BAFTA 2020. (Reuters)
Kate Middleton, en los BAFTA 2020. (Reuters)

Ya sea con pequeños detalles o apostando sin miedo por el dorado, parece que las royals europeas lo tienen claro y saben que el dorado es garantía de éxito.

Beatrice Borromeo Kate Middleton Reina Letizia
El redactor recomienda