Las vacaciones de Máxima de Holanda: mismo lugar, misma polémica
  1. Casas Reales
VACACIONES REALES

Las vacaciones de Máxima de Holanda: mismo lugar, misma polémica

Como es habitual, los Reyes de los Países Bajos disfrutan de su particular paraíso en Grecia. Y como es también habitual, han tenido un nuevo 'encontronazo' con los medios

Foto: La reina Máxima, en una imagen reciente. (Reuters)
La reina Máxima, en una imagen reciente. (Reuters)

La historia se repite, y casi al pie de la letra. El pasado 16 de julio, Guillermo y Máxima de Holanda protagonizaban su habitual posado de verano. Inmediatamente después, comenzaban sus vacaciones. Y como siempre, su destino era Grecia, ya que allí tienen una casa desde 2012, donde pasan varias semanas cada verano. Por supuesto, la casa no ha estado exenta de críticas durante estos años, pero no es el motivo de la polémica que este año ensombrece de nuevo las vacaciones de Máxima de Holanda. Tiene mucho más que ver con su privacidad y la estricta distinción que hacen entre la esfera pública y la privada.

El año pasado por estas fechas, los Reyes fueron sorprendidos en aguas del Egeo por un fotógrafo. Máxima en bikini, actitud relajada y todo a bordo del flamante y exclusivo yate adquirido unos meses antes (también motivo de polémica, por supuesto). Hasta ahí todo bien, un reportaje más de los muchos que los paparazzi consiguen cada verano, si no fuera por esa distinción tan extrema que hacen Guillermo y Máxima entre lo público y lo privado.

placeholder Los Reyes Guillermo y Máxima, en el posado de verano. (EFE)
Los Reyes Guillermo y Máxima, en el posado de verano. (EFE)

Precisamente por esa política ningún medio holandés las publicó, dado que suele haber represalias para otras citas oficiales. Pero sí lo hicieron otros medios fuera de fronteras neerlandesas, incluso llegando a alguna portada, como la alemana 'Bild', que además anunciaba el reportaje a bombo y platillo. Por supuesto, Guillermo y Máxima no se quedaron de brazos cruzados. Llevaron el asunto a un juez, que les dio la razón y prohibió la distribución de las fotografías. Y es que nunca han tenido problemas en recurrir a los tribunales para preservar su privacidad.

Pues bien, este año ha pasado algo prácticamente igual. Misma situación, mismo lugar, misma polémica. Los paparazzi han vuelto a pillar a los Reyes en sus vacaciones griegas, esta vez acompañados de sus hijas y de otros familiares. Aunque las fotos no las recoge ningún medio de comunicación holandés, algunas sí han sido compartidas por un periodista a través de su cuenta de Twitter. Y otras han llegado a diferentes redes sociales y foros dedicados a la realeza, por lo que las fotos de Máxima y Amalia en bikini o el rey Guillermo Alejandro sin camiseta han corrido como la pólvora.

Y por supuesto, una vez más los reyes de los Países Bajos han intentando frenar la publicación de las fotos, como hicieron con sus vacaciones el año pasado, como hicieron con el vídeo de Máxima bailando flamenco en la Feria de Abril de Sevilla o como han hecho tantas veces. En esta ocasión, la advertencia le ha llegado al periodista que publicó en su Twitter las imágenes y, como siempre, a través del Servicio de Información del Gobierno, que siempre vela por sus intereses:

"Por la presente le solicitamos enfáticamente que respete la privacidad de los miembros de la Casa Real y que elimine las fotos de sus canales de twitter y no publique imágenes de actividades privadas de ninguna otra manera”, es el correo que le ha llegado a este periodista, Menno Swart, -correo que obviamente ha compartido con sus seguidores- casualmente uno de los más críticos con los Reyes de Holanda y sus costumbres.

Sin incendios

Así que ya ven, parece que no hay unas vacaciones tranquilas de Guillermo y Máxima. Se han librado de los incendios que asolan una buena parte de la península helénica, pero no de los incendios mediáticos, que no les dan tregua. Solo el año pasado, sus vacaciones les dieron más de un quebradero de cabeza, obligándoles a pedir perdón hasta en dos ocasiones. Y las de este 2021, que se preveían más relajadas, también les han colocado en el punto de mira por esa polémica advertencia para que no se publiquen sus fotos más privadas. Un acto que muchos consideran directamente una censura.

Máxima de Holanda
El redactor recomienda