El príncipe de Bel Air se desmelena en Ibiza
  1. Celebrities
TRES DÍAS DE FIESTA CON UN GRUPO DE AMIGOS

El príncipe de Bel Air se desmelena en Ibiza

Dispuestos a aprovechar sus tres días de estancia en la isla, no pierden ni un minuto. Restaurantes, fiesta en la piscina del hotel, copas y enfrentamiento

A pesar de mostrar en los últimos tiempos su faceta más entrañable y familiar, Will Smith ha dejado escapar estos días en Ibiza su lado más gamberro, ese que le hizo congraciarse con la audiencia y que le catapultó a la fama en la década de los noventa. Este miércoles, el actor, junto a un grupo de amigos, entre los que se encontraba el también intérprete Martin Lawrence, aterrizaba en la isla Pitiusa procedente de Nueva York para pasar tres días de lujo y risas en la isla.

Smith y sus amigos llegaban a la isla a las nueve de la mañana a bordo de un jet privado e inmediatamente se trasladaba junto a todo el grupo, en el que solo había hombres, a uno de los hoteles más lujosos de la isla y por el que el actor pagará 1.400 euros por cada noche que pernocte.

Conscientes de que tres días pasan rápido, los planes comenzaron por una comida en uno de los restaurantes míticos de Ibiza, Es Xarcu, un chiringuito rústico y lleno de encanto donde pudieron degustar pescados frescos, mariscos y jamón ibérico. Una hora más tarde, todos juntos partían de nuevo hacia el hotel, donde sobre las seis de la tarde comenzó la fiesta en la piscina, sorprendiendo a otros clientes que pudieron disfrutar en directo de las gamberradas del archiconocido Príncipe de Bel Air.

Tras los chapuzones, las risas y las bromas, los seis amigos decidieron continuar con la marcha y para ello eligieron desplazarse hasta el Lio, el local de moda de la isla, situado en la bahía y en el que no sólo pudieron cenar, sino tomar unas copas contemplando el espectáculo de acróbatas, contorsionistas y seductores bailarines.

Enfrentamiento con los paparazzi

En la tarde de este jueves, Will Smith y sus cinco amigos cogieron dos furgonetas para desplazarse por la isla e ir a una finca privada. Al percatarse de que los paparazzi les estaban siguiendo se ha producido una pequeña trifulca entre ellos. El motivo de este enfrentamiento es que Will Smith no quería que se fotografiasen a un grupo de jóvenes que les acompañaban. Para evitarlo, y tras discutir con los paparazzi, han llegado a un acuerdo: hacer una sesión de fotos exclusivas a pie de playa, con el consiguiente desconcierto de los bañistas.

Todo un maratón para festejar un año lleno de éxitos y proyectos y en el que incluso ha formado parte de un chascarrillo en Colombia por el gran parecido de su hijo, Jadem Smith, con Juan Guillermo Cuadrado, centrocampista de la selección colombiana, equipo a que el actor ha dado su apoyo públicamente,.

Will Smith Ibiza