Logo El Confidencial
PORTADA DE FORBES

Cómo Kylie Jenner se convirtió en la rica más joven del mundo vendiendo maquillaje

La historia de la ‘niña sin talento’ es una de las más empoderadoras de Hollywood. Así es como se amasan 900 millones de dólares gracias a un complejo físico

Foto: Kylie Jenner durante un desfile en febrero de 2017. (Getty)
Kylie Jenner durante un desfile en febrero de 2017. (Getty)

Corría un 2007 glorioso para la historia del pop gracias a la rapada de Britney Spears. Nos percatábamos entonces de cómo la sociedad americana necesitaba aupar hasta la cima a sus ídolos para luego defenestrarlos hasta los infiernos. Y entre titulares que aseguraban que Lindsay Lohan se empezaba a ‘torcer’ y que el futuro aterrizaba con una máquina llamada iPhone, surgía un show televisivo protagonizado por la mejor amiga de Paris Hilton. La verdad, no prometía demasiado. ¿Cómo había llegado hasta ahí una entonces Kim Kardashian? Sin darnos cuenta, con 'Keeping Up with the Kardashians' nació un ídolo pop que, al contrario que Spears, no perdería el control de su vida, sino que la manejaría hasta el más mínimo detalle. La artífice de esto fue su madre y mánager, Kris Jenner, que no supo que entre sus retoños aún tenía otra gallina de los huevos de oro por descubrir: la inocente Kylie Jenner, que no llegaba a los 10 años de edad.

buy a lip kit .. get one free today on KylieCosmetics.com

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

Ella es la protagonista de la portada veraniega de 'Forbes' en Estados Unidos. Y el titular no puede ser más rotundo: “La multimillonaria más joven hecha a sí misma”. Esto podría parecer ilusorio e incluso absurdo para quienes no conocen las artes empresariales de la joven, pero es tan cierto que asusta. De hecho, probablemente desbanque al mismísimo Mark Zuckerberg, dueño de Facebook, al ser la primera persona que alcanza los 1.000 millones de dólares a sus 20 años. Jenner ya amasa 900 millones entre su marca y contratos de publicidad. Zuckerberg logró los 1.000 a los 23. Algo tarde si quieres pasar a la historia.

Y toda esta ‘memez’ comenzó con la obsesión de Jenner y sus labios. Unos labios casi inexistentes que empezó a rellenar en su reality y que la convirtieron en la muñequita de la familia con solo 16 años. ¿El siguiente paso lógico? Vender pintalabios, medio en risa y medio en serio. Su primera colección tuvo lugar en 2015 y era un simple labial en varios tonos que costaba 29 dólares y que se agotó en apenas unos minutos en la web de Kylie Cosmetics. Según sus fans, “no dio tiempo ni de refrescar la página web”. Pocos minutos más tarde, la reventa de este accesorio llegaba a los 1.000 dólares en la red. Algo había hecho muy bien. Así, poseyendo el 100% de su empresa, comenzó a tomarse en serio esta firma de cosmética por la que nadie apostaba, un imperio que hoy vale por sí mismo 800 millones de dólares y emplea a 500 personas. Y todo en tres años.

[Lo nuevo de Kris Jenner: Su propia colección de maquillaje]

Así se construye un imperio

¿Cuál es la fórmula de su éxito? Haberse convertido en un ejemplo de superación retransmitido cuyo mensaje es claro: si no te gustas, cambia (y maquíllate). Un polémico leitmotiv que las jóvenes de su generación han abrazado hasta la locura. Un frenesí que a día de hoy se abastece de illuminadores, sombras de ojos, bases de maquillaje y demás artículos. Eso sí, en cada colección la modelo siempre es ella. Su imagen la ha llevado hasta aquí y sabe que si la abandona, todo cambiaría. Por si eso llega a pasar algún día, la táctica de reflote es una colaboración con la firma de otra hermana suya que en ese momento se encuentre más en boga.

i can’t wait for the summer reveal TODAY! summer launching this FRIDAY ☀️@kyliecosmetics

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

Es así como las Kardashian se apoyan entre ellas, y como nos dan una lección de feminismo y empresariales sin precedentes.

El talento de ser ellas mismas

Nunca un clan televisivo con ‘tan poco talento’ logró tanto. La etiqueta de ’no talentosas’ es una cruz que ha perseguido a las Kardashian desde sus comienzos, pero lo cierto es que pocas mujeres en la industria se han atrevido a dar un golpe en la mesa y rentabilizar su vida privada al mismo tiempo que creaban un nuevo paradigma de entretenimiento. Instagram tiene muchísimo que ver con esto: Kylie posee 110 millones de seguidores en la red, los cuales se obsesionan con cada paso que la celebridad da, cada firma que sube y cada rincón que recomienda.

La familia Kardashian-Jenner al completo en 2016. (Getty)
La familia Kardashian-Jenner al completo en 2016. (Getty)

Y si eso no es ganarse el respeto del 'showbusiness', que alguien intente superarla.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios