Logo El Confidencial
NUEVA VERSIÓN

Las vidas de película de las 'Mujercitas', de Saoirse Ronan a Katharine Hepburn

Repasamos la vida de las protagonistas de las cuatro adaptaciones del famoso libro de Louise May Alcott

Foto: Ronan en la última versión de 'Mujercitas'. (Cordon Press)
Ronan en la última versión de 'Mujercitas'. (Cordon Press)

"Derramó algunas lágrimas ingenuas, porque ser independiente y ganar las alabanzas de las personas que amaba eran los deseos más ardientes de su corazón". Así describió Louisa May Alcott, el momento en el que Jo March, personaje salido de su imaginación, lograba publicar su primer libro. Era una parte fundamental de 'Mujercitas', una obra que, si bien se calificó de blanda y sentimental hace años, ahora se reivindica como activista y revolucionaria.

El cine nunca fue ajeno al encanto de las cuatro hermanas March, tal y como demuestran las cinco adaptaciones (una de ellas muda) que han llegado a la gran pantalla. Este día de Navidad se estrena la última, dirigida por Greta Gerwig y protagonizada, entre otras, por Saoirse Ronan, Emma Watson o Laura Dern. La primera de ellas encarna a Jo, la más aguerrida de las hermanas. Y en su vida personal es bastante parecida a la joven adolescente que era desaliñada y soñaba con ser una escritora de éxito.

Un perfil personal sobre la actriz reveló que es traidora a su generación en una cosa: no posee cuenta de Twitter o Instagram. Hija del actor Paul Ronan, se autoproclama feminista y siempre ha sabido distinguir su labor profesional de la personal. Cuando participó en el videoclip 'Cherry Wine' de Hozier, se rumoreó que ambos eran pareja. Ella, firme a la hora de silenciar sus cuitas amorosas, calló ante las preguntas de los periodistas. En este año también se ha dicho que salía con su compañero en 'María, reina de Escocia', Jack Lowden.

Con respecto a su labor en el campo del feminismo, siempre ha alabado la función de actrices como Reese Witherspoon. "Escritoras, productoras, realizadoras… Ellas ponen el dinero. De ahí el interés. Todo gira en torno a lo mismo: hacer caja. Y creo que han sido listas al asumir el control, porque solo así, con actrices como Reese creando puestos de trabajo para nosotras, se puede abrir el camino al auténtico cambio".

Katharine Hepburn en los años 40. (Cordon Press)
Katharine Hepburn en los años 40. (Cordon Press)

En esta voluntad guerrera, Ronan se podría considerar una digna heredera de la primera Jo, aquella Katharine Hepburn que protagonizó la adaptación sonora de la novela: 'Las cuatro hermanitas' de George Cukor. La Hepburn, ganadora de 4 Oscars y toda una institución en el cosmos hollywoodiense, fue una de las primeras actrices en llevar pantalones, desafió el sistema publicitario de los grandes estudios y se rebeló contra los encorsetamientos del tiempo que le tocó vivir. En muchas de las películas que protagonizó ('La costilla de Adán' es un buen ejemplo) encarnó al feminismo rebelde y capaz de los años 40.

En cuanto a no airear su vida privada tuvo bastante suerte. Durante años, la prensa supo de su romance con Spencer Tracy pero jamás publicó una sola fotografía de los dos juntos. El actor estaba casado y era profundamente católico. El idilio prohibido entre ambos fue escrupulosamente respetado por los periodistas. Con el paso de los años, fue la propia actriz la que habló del amor de su vida sin tapujos. "He tenido suerte. He amado y he sido amada", declaró en un documental de 1993.

Janet Leigh, June Allyson (en el centro) y Elizabeth Taylkor en un descanso del rodaje de 'Mujercitas'.(Cordon Press)
Janet Leigh, June Allyson (en el centro) y Elizabeth Taylkor en un descanso del rodaje de 'Mujercitas'.(Cordon Press)

La segunda Jo March del cine sonoro, la pizpireta June Allyson, tuvo una vida personal algo más turbulenta. Más conservadora que la Hepburn (fue un símbolo de candor republicano para la Metro Goldwyn Mayer a finales de los 40, cuando protagonizó su propia 'Mujercitas') se casó en tres ocasiones. Su primer matrimonio fue con otra estrella de Hollywood: Dick Powell. Con él vivió años complicados hasta que se separaron debido a la adicción al trabajo de Powell. Con el tiempo se reconciliaron y él falleció en 1963. La actriz se sintió culpable de por vida y empezó a beber en exceso. "Siempre me había quejado de que Richard trabajaba demasiado, que no tenía tiempo para mí. Le di un mal rato con eso (...) Estuve mucho tiempo enfadada porque Dios se lo llevó", dijo la protagonista de 'Música y lágrimas'.

Afortunadamente para ella, volvió a encontrar el amor en otros dos matrimonios con Alfred Glenn y David Ashrow. Su labor feminista fue práctica e insólita: fue la primera actriz de la historia del cine en donar dinero para las mujeres que tenían incontinencia urinaria y en hablar públicamente del problema.

Winona Ryder en la 'Mujercitas' de 1994.(Cordon Press)
Winona Ryder en la 'Mujercitas' de 1994.(Cordon Press)

De la vida de la última de las Jo March, la Winona Ryder que encarnó al personaje en su deriva más moderna y feminista, se podrían escribir libros y libros. Símbolo de la generación X, fue la chica mimada de Hollywood hasta que en diciembre de 2001 unos guardias de seguridad la detuvieron en el centro comercial Saks Fith Avenue de Los Ángeles. Al parecer, había robado prendas y accesorios por valor de unos 4.700 dólares.

La protagonista de 'Eduardo Manostijeras' no era ni la última ni la primera actriz que hurtaba, pero la 'crucifixión' fue mayor para ella y aquel incidente la hundió en la miseria profesional. La musa de Tim Burton se lo tomó con sano buen humor. Cuando un tal Billy Tsangres hizo una camiseta con su imagen y un eslogan que rezaba 'Free Winona', la propia estrella se la colocó para lucirla en la portada de la revista 'W' un año más tarde.

Tras salir con Johnny Depp, Dave Pirner, Matt Damon o Jay Kay, líder de Jamiroquai, desde 2011 mantiene una relación con Scott Mackinlay Han. Con 44 años, nuevamente feliz con su chico y con un éxito bajo el brazo gracias a la serie 'Stranger Things', Winona Ryder ha reaparecido por la puerta grande, recuperando parte de ese brillo de antaño.

Cartel de la versión de 'Mujercitas' estrenada en 1949. (Cordon Press)
Cartel de la versión de 'Mujercitas' estrenada en 1949. (Cordon Press)

Con brillo o sin él, las cuatro Jo March han demostrado un compromiso con el personaje de la novela que se ha trasladado a sus propias vidas. Como dijo Winona en 1994, cuando concedió docenas de entrevistas al estrenarse su 'Mujercitas', la historia de Louisa May Alcott trata de "la bondad, ser buena persona y hacer lo que tú quieres". Y tal vez por eso, el primigenio feminismo del libro sigue teniendo eco en el descreído siglo XXI.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios