Logo El Confidencial
EN UN GRAN MOMENTO

Xuxa, su vida en tres actos: los infiernos, el cielo y la catarsis a los 56 años

Estrella en España en los 90, sigue siendo un ídolo de masas en Brasil y ahora disfruta de un momento personal espectacular

Foto: Xuxa, en una imagen de archivo. (Getty)
Xuxa, en una imagen de archivo. (Getty)

Si los dueños de las plataformas de streaming no han pensado en hacer una serie sobre Xuxa, nosotros les regalamos esta idea. La vida de la estrella brasileña de la televisión, que en los años 90 recaló en España, donde arrasó en las listas de ventas y tuvo programa propio en Tele 5 con shares de hasta el 40%, está tan repleta de giros de guion, si se nos permite este símil, que daría incluso para varias temporadas.

Sin que el tiempo haya hecho mella en su popularidad en Brasil, país que la vio nacer hace 56 años, la multidisciplinar estrella lleva una vida a años luz de sus épocas de máximo esplendor y da una particularidad prioridad a su faceta de activista, que ya empezó a finales de los 80 para erradicar la poliomielitis (gracias a su labor aumentó la vacunación un 90%) y que décadas más tarde, en 2011, la llevó a colaborar con Shakira para luchar contra la pobreza infantil en Brasil, además de luchar en la actualidad contra los abusos sexuales en la infancia.

Los infiernos

Sin duda, los abusos que ella misma sufrió en su infancia y que logró superar sin recurrir a ayuda profeisonal fueron determinantes para forjar su conciencia de lo importante que era visibilizar el infierno que había vivido de manos de un novio de su abuela, un amigo de su padre y un profesor: "Todo empezó en mi infancia. No sé exactamente la edad que tenía. Me acuerdo que en una ocasión estaba durmiendo y al despertar le dije a mi madre: 'Alguien hizo pis en mi boca'. Me cerré de tal manera que no sé ni quién fue ni la edad exacta que yo tenía. Lo borré de mi mente. Solo sé que la última vez que ocurrió tenía 13 años. Nunca hice terapia. Siempre dije que mi programa de televisión hizo esa labor. Tampoco lo hablé con mi familia", declaró hace unos años.

El cartel promocional de la película.
El cartel promocional de la película.

Otro episodio que le acarreó numerosos quebraderos de cabeza es la película erótica (algunos la califican de pornográfica) 'Amor, estranho amor', en la que interpretaba a una periodista que mantenía relaciones sexuales con un menor de 12 años, que estrenó en 1982, tres años después de rodarse, y que alcanzó una notoriedad estratosférica por la magnitud de la popularidad de la artista, que ha estado litigando durante décadas para lograr que deje de haber rastro de ella. Un error de juventud que ha pagado muy caro en términos monetarios (llegó a enfrentarse en los tribunales a Google para intentar conseguir, sin éxito, que eliminase cualquier referencia a ella) y también en sentido figurado.

Otro elemento que no le debe de hacer particular ilusión que aparezca en su biografía es el de Josef Mengele, el 'ángel de la muerte', quien voces no autorizadas señalan como artífice de que el embarazo de su madre llegara a buen término. Según la versión oficial, su padre, el militar Luiz Floriano Meneghel, se encomendó a la Virgen de las Gracias para que su mujer remontara las dificultades que estaba encontrando durante la gestación. Según la apócrifa, el infausto genetista nazi, prófugo en Brasil, ejercía la medicina bajo una identidad falsa en la localidad de Cândido Godói, muy cerca de donde vivían, en Santa Rosa, y sus consejos fueron cruciales para que llegara a nacer. Ambas versiones, en cualquier caso, entran dentro del terreno de las creencias religiosas y las leyendas urbanas.

El cielo

Sintetizar en unos párrafos la magnitud del éxito de Maria da Graça 'Suxa' Meneghel es una labor titánica, pero quizás algunas métricas nos sirvan para intentar aprehender algo tan intangible como la fama. Fue la primera artista brasileña en aparecer en la revista 'Forbes', ocupando en 1991 la posición 37 con unos ingresos de 19 millones de euros, y las estimaciones hablan de que tendría una fortuna de unos 400, el mayor patrimonio de cualquier figura de la industria del entretenimiento en su país. Otros son mucho más ambiciosos en sus cálculos y entre su patrimonio personal y sus propias empresas se habla de un billón de euros.

El futbolista Pelé, de 79 años, en una imagen reciente. (EFE)
El futbolista Pelé, de 79 años, en una imagen reciente. (EFE)

Se trata de una descomunal fortuna que se comenzó a amasar cuando daba sus primeros pasos como modelo con 16 años y que se vio enormemente favorecida años más tarde cuando mantuvo una relación sentimental con una de las mayores leyendas del país, el futbolista Pelé, a quien, por cierto, le acusó en su momento de haberle sido infiel en numerosas ocasiones: "Me engañó demasiado. Tanto que las mujeres con las que me traicionaba estaban en los mismos lugares que yo y todo el mundo lo sabía, menos yo, por supuesto".

Sin embargo, más allá de su popularidad sobrevenida por esta relación, nadie puede desdeñar que ya desde su juventud su olfato para los negocios era más que notable: creó en 1982 su empresa para comercializar su propia marca personal y su carrera, que supo gestionar con gran inteligencia y llevar, con un enorme éxito, a otros países como Estados Unidos, Argentina o España, donde se dice que Tele 5 le pagó en 1992 más de 200.000 euros por programa.

La catarsis

Xuxa puede presumir de haber conseguido todo (o casi), pero quizás su mayor logro es la plácida vida que lleva en la actualidad, después de haber protagonizado historias de amor de alto voltaje, como la que tuvo con el campeón de Fórmula 1 Ayrton Senna, fallecido de manera trágica a los 34 años en el circuito de Imola, o con el modelo y actor brasileño Luciano Szafir, padre de su hija Sasha, quien ha cosechado un notable éxito en el modelaje, además de estudiar diseño en la prestigiosa Parsons School de Nueva York.

Xuxa, con Junno Andrade. (Cordon Press)
Xuxa, con Junno Andrade. (Cordon Press)

Felizmente enamorada del presentador Junno Andrade desde hace siete años ("Mi vida sin él era como una película sin música", ha dicho), no ha sucumbido a los retoques estéticos para intentar mitigar el paso del tiempo ("Leo que me dicen que si tengo el pelo corto o largo, que si estoy más gorda o más vieja, si uso bótox o no. Me duelen esos comentarios") y ha aceptado con estoicismo la disfonía que padece: "Estoy tranquila con mis limitaciones. Mi voz no es la misma, está ronca. No tengo el mismo tono que antes".

"Ya no tengo el mismo cuerpo que antes ni la misma energía", ha admitido la estrella, quien, sin embargo, trasmite una enorme paz de espíritu que aplauden a diario la mayor parte de los casi 11 millones de followers que siguen su día a día en su perfil de Instagram, que alimenta de manera habitual.

Xuxa, en el programa 'Xuxa Park'. (Mediaset)
Xuxa, en el programa 'Xuxa Park'. (Mediaset)

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios