Logo El Confidencial
en un libro biográfico

Nuevos datos sobre la tragedia de Natalie Wood: bisexualidad y líos con el mayordomo

La publicación revela los escarceos de Robert Wagner, el que fuera su marido, con otros hombres. También repasa hechos tristes sobre su adolescencia y su juventud

Foto: La actriz, en una imagen de 1960. (Cordon Press)
La actriz, en una imagen de 1960. (Cordon Press)

La expresión melancólica de Natalie Wood al final de 'Esplendor en la hierba' es tan recordada como su fatídica muerte. Retrocedamos a noviembre del año 1981: la estrella de Hollywood se ahogó al caer de un yate frente a las costas de Isla Catalina. En la misma embarcación estaban su marido, Robert Wagner, y el también actor Christopher Walken. Desde entonces, las especulaciones, los rumores y las teorías sobre la implicación de su marido han sido innumerables.

Esta misma semana, la publicación de 'Natalie Wood: The Complete Biography' ha vuelto a arrojar cierta luz a la oscuridad que rodea gran parte de la vida de la estrella. El dato más sorprendente dentro de sus páginas tiene que ver también con Wagner. Según cuenta el libro, la actriz se despertó sobresaltada una noche en su mansión de Beverly Hills. Al bajar las escaleras, descubrió al que era su marido en brazos del mayordomo, David Cavendish. Aquel incidente provocaría, según esta obra, el primer divorcio entre la pareja, que se reconcilió una década más tarde. El libro también incide en la bisexualidad de Wagner, que hoy tiene 90 años, como uno de los grandes motivos de las rencillas entre la pareja.

Natalie Wood y Richard Wagner, en 1958. (Cordon Press)
Natalie Wood y Richard Wagner, en 1958. (Cordon Press)

Más allá de este nuevo libro, que también narra las relaciones que la joven Natalie tuvo con Sinatra a los 15 años (él tenía 38 por aquella época) o cómo se vio forzada a acostarse con Nicholas Ray, que la dirigió en 'Rebelde sin causa', la causa judicial de la muerte de la actriz fue reabierta hace apenas dos años. Casi cuarenta años después de morir, el Departamento del Sheriff de Los Ángeles nombró a Robert Wagner “persona de interés” dentro de la investigación, que volvió a abrir viejas heridas que ya parecían cerradas. “Sabemos que él fue la última persona que estuvo con ella”, han dicho.

Wood, en una imagen de archivo. (EFE)
Wood, en una imagen de archivo. (EFE)

No es muy común que Wagner hable del tema, aunque ya lo hizo en una autobiografía publicada en 2008. En ella repasaba su historia de amor con la actriz y aseguraba que había salido a cubierta para amarrar un bote auxiliar mal sujetado. Cuando intentaba arreglarlo, habría tropezado y habría caído por una rampa. En la época en la que murió, Natalie Wood vivía en un digno semiolvido. Los tiempos de 'Esplendor en la hierba' o su descubrimiento como estrella infantil gracias a 'De ilusión también se vive' quedaban ya lejanos.

Su muerte hizo que muchos se planteasen si sus traídas y llevadas adicciones habían tenido algo que ver con el supuesto accidente.

Imaginen la escena. 29 de noviembre de 1981, en un bello lago de Santa Catalina (California). Es noche cerrada y la estrella de cine baja de su yate, el Splendour, para darse un chapuzón. Nunca más vuelve a subir, ya que muere ahogada.

Al día siguiente se encuentra su cadáver y los otros tripulantes de la embarcación, entre los que se encuentra su marido, Robert Wagner, el actor Christopher Walken o el capitán, Dennis Davern, no caben en sí de asombro. La primera investigación determina que se trata de un accidente, ya que esa noche llovía, el agua estaba helada y la protagonista de 'West Side Story' había bebido demasiado como para soportar esas condiciones. ¿Qué pasó realmente? Parece que ni siquiera el último libro sobre su vida puede revelar una verdad que, debido al tiempo transcurrido, cada vez saben menos personas.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios