Logo El Confidencial
"SIEMPRE ME HABLARON COMO SI FUERA ADULTA"

Habla Jennifer, hija de Bill Gates: así es crecer junto a uno de los hombres más ricos

“Nací en una situación de enorme privilegio y pienso en cómo usar esas oportunidades", ha confesado, entre otras cosas, en una de sus entrevistas más íntimas

Foto: Bill y Melinda Gates, junto a su hija Jennifer. (Getty)
Bill y Melinda Gates, junto a su hija Jennifer. (Getty)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Ser la hija del magnate tecnológico más famoso y uno de los hombres más ricos del mundo te coloca en una posición que genera gran curiosidad y atención. Jennifer Gates, hija de Bill Gates y Melina Gates, ha querido ahora sincerarse y lo ha hecho a través de una entrevista que ha concedido a 'Sidelines'.

Como es lógico, a la joven de 24 años no le falta de nada y disfruta de una vida acomodada. Es una gran amazona que está comprometida con el jinete egipcio Nayel Nassar desde el pasado mes de enero, a quien ahora ha dedicado unas bonitas palabras: “Soy tan afortunada de tenerlo como mi pareja... Me apoya de una manera increíble, es humilde y leal, y alguien con quien espero construir una vida, creciendo y apoyándonos el uno en el otro a través de nuestras pasiones compartidas y de las individuales”, ha reconocido.

[LEA MÁS: Jennifer Gates combate el estrés de la boda con un capricho 'olímpico' y millonario]

Aunque sus planes nupciales e hípicos se han visto paralizados por la pandemia de coronavirus, Jennifer no ha dudado en invertir unos millones en un imponente caballo en el que tenía puestos los ojos desde hacía tiempo y del que presumió en redes sociales.

Jennifer Gates. (EFE)
Jennifer Gates. (EFE)

El propio Bill Gates confesó en 'Daily Mail' que Jennifer y sus hermanos, Phoebe y Rory Gates, solo recibirán "una porción minúscula" de su fortuna, aunque la última adquisición de Jennifer constata que la joven nada en la abundancia. Pero Jennifer ha asegurado ahora que siempre ha tenido los pies en el suelo gracias a la educación que ha recibido de sus padres. “Nací en una situación de enorme privilegio y pienso en cómo usar esas oportunidades y aprender de ellas para encontrar cosas que me apasionen. Espero hacer del mundo un lugar un poco mejor”, ha confesado.

Jennifer es estudiante de Medicina, una carrera que escogió gracias a la motivación generada por sus progenitores: "Cuando era pequeña, mis padres siempre me hablaron como si fuera una adulta y no evitaban las conversaciones difíciles. Crecí escuchando temas sobre la mortalidad infantil en la mesa durante la cena, sobre la polio, sobre la epidemia del VIH/sida". Un día, su madre la sorprendió jugando a los médicos con una muñeca a la que le decía que padecía sida. "En ese momento creo que mi madre pensó que tal vez estaban hablando demasiado durante las cenas sobre temas de salud global”, ha recordado entre risas.

Bill Gates, junto a su hija Jennifer. (EFE)
Bill Gates, junto a su hija Jennifer. (EFE)

La primogénita de Bill y Melina Gates ha contado cómo compagina sus estudios con su vida: "La primera semana en la escuela de Medicina estaba tan abrumada por la cantidad de contenido que empecé a olvidarme de mi cuidado propio, que se ha convertido literalmente en algo muy importante para mí. Desde entonces, he aprendido a organizarme y a asegurarme de tener tiempo para dormir, relacionarme, hacer ejercicio, tener momentos de descanso, todo lo fundamental que me ayuda a estar lista para mi trabajo escolar y para mis pacientes en el futuro”.

Respecto a sus sueños, Jennifer Gates ha explicado que uno de sus grandes deseos es conseguir, algún día, un lugar en el equipo de EEUU para la Copa de Naciones FEI, considerado uno de los desafíos más prestigiosos del deporte ecuestre.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios