Taylor Swift y la historia de un acoso: fin de una pesadilla
  1. Celebrities
EL LADO OSCURO DE LA FAMA

Taylor Swift y la historia de un acoso: fin de una pesadilla

Su acosador ya fue arrestado en una ocasión anterior a esta. Aseguró que volvería para violar y matar a la cantante

Foto: Taylor Swift. (Reuters)
Taylor Swift. (Reuters)

El año 2018 supuso el inicio de una pesadilla que la cantante Taylor Swift comenzó a vivir y que ahora, por fin, tras casi dos años de angustia y miedo, parece que ha terminado.

Su enorme popularidad y fama en el mundo de la música han generado que Swift cuente con millones de fans que la adoran, pero también que atraiga a perfiles obsesivos, acosadores que la han puesto en jaque en más de una ocasión. Ya en 2019 un hombre que irrumpió dos veces en el apartamento de la cantante en Nueva York fue condenado a 4 años de prisión.

[LEA MÁS: Pros y contras de llevar una relación en secreto como Taylor Swift y Joe Alwyn]

Ahora será Eric Swarbrick, un hombre de 30 años, quien será encerrado. En este caso, el acoso que provocó a la cantante se produjo a través de mensajes por email y cartas amenazantes.

Taylor Swift, en los MTV Video Music Awards 2019. (EFE)
Taylor Swift, en los MTV Video Music Awards 2019. (EFE)

Swarbrick envió varias cartas a las oficinas de la discográfica de la artista, Big Machine Records, pidiendo al CEO de la empresa, Scott Borchetta, que le presentara a Taylor. Ante la ausencia de respuestas, el tono de las misivas fue transformándose en amenazante y agresivo.

Eric Swarbrick envió más de 40 cartas y correos electrónicos. Incluso, se atrevió a acudir en persona a la discográfica hasta en tres ocasiones para poder ver a Taylor Swift de cerca, conduciendo para ello desde Texas hasta Nashville.

La tercera vez que el acosador se personó en el lugar fue arrestado, pero cuando recuperó la libertad, no dudó en asegurar que volvería para violar y matar a Taylor Swift.

Taylor Swift, en una imagen de archivo. (Reuters)
Taylor Swift, en una imagen de archivo. (Reuters)

Las amenazas, el tono sexual de sus mensajes y la agresividad en aumento de este individuo al no verse correspondido por la cantante mantuvieron en vilo y muy preocupado al entorno de la artista y a la propia Taylor Swift durante más de un año y medio.

Ahora parece que la pesadilla ha llegado a su fin. Un juez federal de Nashville ha condenado a 30 meses de cárcel a Eric Swarbrick, quien se ha declarado culpable de todos los hechos. Además, estará sometido a tres años adicionales de libertad vigilada.

Taylor Swift
El redactor recomienda