Boris Johnson y su mujer: una semana en La Zagaleta, la urbanización más cara de Europa
  1. Celebrities
DÍAS DE RELAX

Boris Johnson y su mujer: una semana en La Zagaleta, la urbanización más cara de Europa

Desvelamos los detalles del polémico viaje que han realizado el primer ministro británico y su mujer, Carrie, al centro del lujo en Marbella

Foto: Boris Johnson y su mujer, Carrie, en una imagen de archivo. (EFE)
Boris Johnson y su mujer, Carrie, en una imagen de archivo. (EFE)

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, llegó el pasado jueves a la Costa del Sol para descansar unos días. Su llegada solo la sabía la Guardia Civil y para ello montaron un dispositivo cercando el perímetro de Benahavís, donde la prensa británica se ha hecho eco de su destino. El mandatario británico se aloja en la urbanización más cara de Europa, La Zagaleta, a donde llegó en vuelo privado a su helipuerto. Allí, en el reducto millonario, reside el extesorero del partido conservador británico Lord Stanley Fink. Ese es uno de los motivos por los que ha elegido esta urbanización de tanto poder mediático y porque tiene con sus 230 casas auténticos búnkeres de seguridad, según ha sabido Vanitatis.

A menos de un par de kilómetros de este recinto exclusivo se encuentra Torre de Tramores. Muchos lo llaman ya 'el Edén británico', un reducto cerrado de tres mil metros cuadrados, donde la familia Goldsmith y los Rothschild, que unieron sus fortunas en el matrimonio de sus hijos Kate y Ben, traen a políticos, celebrities y miembros de la Casa Real inglesa. Un inmenso paraíso. Uno de los últimos políticos que la visitó fue David Cameron y otro de sus antecesores como Tony Blair eligió también el residencial de La Zagaleta, aunque se prodigó más popularmente, en paseos por el casco antiguo de Marbella y por la calle Larios de Málaga para ver los pasos de Semana Santa, tal y como publicó este medio en su día.

Fuertes medidas de seguridad en el pantano

Desde el jueves, la zona ha sido peinada por paparazzi y un fuerte dispositivo de seguridad que protege el pantano de Benahavís. Es por eso que el político ha elegido como lugar de residencia La Zagaleta, blindada al cien por cien. Para su ocio y ver a sus amigos, acude a Torre de Tramores, donde Lady Di también disfrutó de esta estancia durante sus visitas a la provincia de Málaga.

Hace solo unas semanas grababan escenas de esa etapa, en esta mítica torre, para la serie 'The Crown'. Dada la fama en su país de este pequeño 'trocito de Inglaterra', en la ladera más cara del mundo, el premier británico ha dado el salto a la tierra del sol para obsequiar a su esposa. Tras las medidas de relajamiento del covid en España, Johnson no ha querido esperar más y llegó el pasado jueves, 7 de octubre, viajando con su tercera esposa, Carrie.

placeholder El matrimonio, en una imagen del pasado 6 de octubre. (Reuters)
El matrimonio, en una imagen del pasado 6 de octubre. (Reuters)

La pareja pretende disfrutar de una especie de luna de miel que hasta ahora no habían podido celebrar desde su boda el pasado mes de mayo. El político no había emprendido un viaje de estas características desde antes de la pandemia, en diciembre del 2019, cuando arribó al casoplón millonario de la isla caribeña de Mustique. Ahora en este viaje el mandatario solo pretende estar tranquilo y disfrutar de la familia y amigos. Su esposa espera su segundo bebé y el hijo de la pareja, Wilfred, de año y medio, que también les acompaña en la escapada otoñal, ya está disfrutando de los chapuzones y del sol, gracias a la bonanza del tiempo en esta zona del sur de España en el puente del Pilar.

La intención de Johnson es permanecer hasta el próximo jueves 14 de octubre en la Costa del Sol, antes de regresar a Londres y enfrentarse a la dura crisis de suministros que ha afectado en las últimas dos semanas al Reino Unido. De hecho, la prensa británica ha criticado duramente este desplazamiento de su primer ministro en un momento tan complicado en su país.

Benahavís, el reducto europeo de millonarios

Benahavís se ha puesto de moda en los últimos años. Su alcalde, José Antonio Mena, desde el despacho del consistorio con mayor superávit de España, nos comenta que “este municipio es el que más ha crecido en España en el último siglo, su crecimiento es de un cuatrocientos setenta por ciento. Hay gente de 86 nacionalidades distintas, y el setenta por ciento son extranjeros”.

Las claves del éxito son su escasa población, 7.500 habitantes, y los muchos ingresos que recauda el ayuntamiento, gracias a las numerosas y prestigiosas mansiones levantadas en su suelo. El mismo edil, cuando habla de estas potentadas mansiones, señala al lobby británico: “En la finca Torre de Tramores estuve un día tomando el té allí con ellos y es como retomar un trozo de la historia. Todo el pueblo está encantado con esta familia que ha dado trabajo a la gente del pueblo, en el que hay huertas y ganado, y se hacen cuidadosos planes para prevenir incendios con el fin de velar por el millón de árboles que han plantado ellos mismos. Son muy ecologistas y permiten que los visitantes accedan a sus alrededores para disfrutar del paisaje de la finca”.

placeholder Jemima Goldsmith, en una imagen de archivo. (EFE)
Jemima Goldsmith, en una imagen de archivo. (EFE)

En este reducto inglés, que fue decorado en su día por el interiorista Jaime Parladé, y cuyo interior ha salido en las revistas mas glamurosas del mundo, fue donde se escondió Lady Di del revuelo causado por su vida sentimental posdivorcio. Jemima Goldsmith, dueña de la finca, también vivió su particular historia de amor en esta misma Torre de Tramores con su novio, el actor Hugh Grant. En este caso, el paso del actor no pasó desapercibido en la costa, por que a veces, hastiado del silencioso trino de los pájaros, se camuflaba con una gorra y una chamarra y se bajaba a los garitos de Puerto Banús, donde los fotógrafos le 'cazaron' ebrio en un conocido bar de topless.

Torre de Tramores es un emblema en Benahavís. Lady Annabel dio nombre a un elitista y famoso club de Londres. Pero la condición de escondite perfecto no quita que sea un espacio atravesado por una de las rutas más populares de senderismo y que se abra para visitas. Con la llegada de los Goldsmith a esta finca se cambiaron aquellos invitados intelectuales, como los Parridge o el mítico escritor Paddy Leigh Fermor. Ahora parte de la finca se alquila. El mantenimiento de Tramores supone un dineral y, desde hace unos años, la alquilan por 30.000 euros a la semana. Muchos lo eligen como refugio perfecto.

Tony Blair David Cameron
El redactor recomienda