La dieta de los cien bocados
  1. Estilo
  2. Belleza

La dieta de los cien bocados

Resulta que nuestras madres tenían razón cuando nos advertían que teníamos que masticar más despacio. Un estudio y un artefacto demuestran que adelgazarás.

Foto: Imagen: Warby Parker
Imagen: Warby Parker

Resulta que nuestras madres tenían razón cuando nos advertían que teníamos que masticar más despacio. La Universidad de Clemson (Carolina del Sur) ha inventado The Bite Monitor, un contador de bocados (dicen, por cierto, bastante poco estético)que se lleva en la muñeca a modo de reloj. Las conclusiones del estudio que han realizado para desarrollarlo señalanque son 100 las veces que hay que masticar cada bocadosi queremos perder peso. El contador costará unos195 dólares y estará listo para el mercado en un año. Mientras tanto, otrosexpertos aseguran que no hay un número mágico de bocados para adelgazar y recomiendan hacer funcionar las mandíbulasentre 10 y 20 vecespor pieza. ¿Importa realmente cuántas veces mastiquemos?

El estudio piloto se presentó en el meeting anual del pasado año de laObesity Society y confirmó que contar los bocados ayuda realmente a perder peso. Sin embargo, el doctor Eric Muth, de la Universidad de Clemson, asegura que hay que contar de 100 para abajo, no desde cero, para que funcione.

Los diseñadores del monitor aseguran que los 100 bocados se adaptan a dietas de 1.700 calorías diarias para los hombres y 1.100 para las mujeres. Por si fuera poco, el Mando Group AB, una compañía de salud de la misma universidad, prepara un plato que mide lo rápido que comes y analizalo llena que estás.

"Hemos descubierto que la velocidad a la que comemos es,en realidad, más importante que lo que ponemos en el plato", ha asegurado la cofundadora de Mando Group, Cecilia Bergh. Se espera que el dispositivo llegue este invierno al mercado y su precio rondará los 250 dólares. Una versión más sofisticada, que medirá los intervalos entre mordiscos, tiene previsto su lanzamiento paradentro de un año de la mano de Bite Technologies, una compañía fundada por los doctores Muth y Hoover.

Masticar lentamente no solo ayuda a perder peso, también facilita la digestión, reduce los problemas gástricos y favorece la absorción de nutrientes. Por si fuera poco, los nervios de la mandíbula se conectan con las zonas que controlan la saciedad en el cerebro, por lo que la importancia de cada bocado es esencial.

En un estudio chino publicado en el American Journal of Clinical Nutrition de 2011, los sujetos que masticaban 40 veces cada vez la comida, frente a los que lo hacían 15 veces,ingeríanmenos calorías y tenían un menor nivel de la hormona que estimula el apetito, así como mayores cantidades de la hormonaque lo reduce.

El HAPIfork, un tenedor que vibra y lanza luces rojas si entre cada bocado transcurrenmenos de 10 segundos, ya está a la venta. Lolanzó la firma hongkonesa Hapilabs Ltd.con un precio de 99 dólaresy se agotó on line inmediatamente.

Mi pregunta es:si doy cien bocados de pizza, ¿adelgazaré por mucho que me olvide de las ensaladas? ¿Qué ocurre con la sopa, en la que no hay nada que morder? Y lo más importante,¿qué cantidad de comida hay que meterse en la boca para que aguante 100 masticaciones? Hasta que lleguen las respuestas, me voy a tomar un chicle sin azúcar, que al menos me obliga a mascar.

Perder peso Dietas Adelgazar
El redactor recomienda