Logo El Confidencial

¡Cuidado con las mezclas! Los activos cosméticos que es mejor no juntar

El refranero español es un pozo sin fondo de sabiduría cuando se trata de saber qué mezclas son las que nos convienen y cuáles no. En belleza ocurre lo mismo.

Foto: ¡Cuidado con las mezclas! Los activos cosméticos que es mejor no juntar

El refranero español es un pozo sin fondo de sabiduría cuando se trata de saber qué mezclas son las que nos convienen y cuáles no. "Vino y cerveza, dolor de cabeza" o "el borracho valiente va del vino al aguardiente" son consejos que pueden salvarte la vida una noche de sábado, pero si hay algo que nos queda realmente claro es que siempre hay que tener cuidado a la hora de mezclar. Y si fuera tú, no lo limitaría al beber.

Los 'todo en 1' están muy bien, pero confiesa, amiga: tanto si eres víctima del marketing como si te has convertido en una seguidora de la rutina básica de belleza, seguro que al menos le das a tres productos cosméticos diferentes cada mañana. Si tu nivel de adicción ya es considerable, posiblemente tengas más de cinco. Sea cual sea el número de capas que te aplicas sobre la cara, existe la posibilidad de que estés mezclando el equivalente cosmético al gin-tonic con ponche-cola. Por el bien de tu piel, revisa las etiquetas de tus productos y toma nota de los siguientes cócteles que no te van a sentar nada bien.

RETINOL Y TRATAMIENTOS CON EL ACNÉ: JAMÁS JUNTOS 

El retinol usado junto al ácido salicílico presente en muchos tratamientos para eliminar granitos suelen ser una garantía de sequedad e irritación cutánea. Si lo que usas es un tratamiento con peróxido de benzolio lo único que conseguirás es que ninguno de los dos productos haga efecto. Y la típica pregunta en esta situación es: "¿Y qué hago si tengo más de 30 y todavía me salen granitos?". Puedes utilizar tu tratamiento contra el acné por la mañana y dejar el retinol para la noche, aunque lo mejor es hablar con tu dermatólogo para que pueda preescribirte retinoles médicos (vitamina A pura) que te ayuden a combatir también el acné.

RETINOL + ÁCIDO GLICÓLICO = CÓCTEL DE IRRITACIÓN

El ácido glicólico es un gran aliado contra las manchas y las estrías, pero si lo usas junto con el retinol tendrás una pócima de irritación que ya quisiera Harry Potter. Esto se debe a que ambos ingredientes tienen un efecto exfoliante y tu piel no será capaz de aguantarlos juntos.

VITAMINA C + AHA = MUCHO CUIDADÍN

Lo siento, AHA no es ese grupo tan molón de los 80 del que solo nos sabemos una canción (sí, sí es de "taaaaaaake oooooon meeeeee"). Nos referimos a los ácidos alfa hidróxiácidos, muy utilizados en cosmética para mejorar la textura de la piel, pero alteran el ph de la vitamina C volviéndola inestable y acabando con su efecto antioxidante. Para estos casos, lo mejor es cambiar de antioxidante y apostar por otros como el té verde que también dan buenos resultados.

EL ÁCIDO CÍTRICO, MEJOR SIEMPRE SOLO

Puede que llegados a este punto te estés preguntando: "¿Y qué es eso del ácido cítrico?". Pues si tienes algún producto indicado para iluminar el rostro, es posible que lo estés usando. Lo utilizan en muchas hidratantes faciales y mezclado con otro tipo de activos causa irritación la mayoría de las veces.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios