Logo El Confidencial
Todo por tu piel

La polución envejece, ¿pero sabes qué productos utilizar para evitarlo?

La teoría clásica era sencilla: el envejecimiento de la piel dependía de factores internos y externos. Por un lado, la genética y el paso del tiempo. Por otro, fumar, el sol... Ahora hay otro protagonista

Foto: Protege tu piel y el cabello de la polución. (Wesley Quinn en Unsplash)
Protege tu piel y el cabello de la polución. (Wesley Quinn en Unsplash)
Autor
Tiempo de lectura5 min

La teoría clásica era sencilla: el envejecimiento de la piel dependía de factores internos y externos. El primer grupo lo protagonizaba el devenir de la propia genética unido al paso del tiempo (ya sabes, tus células también cumplen años y no rinden del mismo modo) y el segundo se dedicaba a los gestos como fumar, someterte a una excesiva exposición al sol, una dieta descompensada, no descansar adecuadamente…

Pero en los últimos años se ha colado en la lista el término polución, lo cual resulta más preocupante cuando las noticias no paran de recordarnos que los límites de contaminación en las grandes ciudades están superando cifras históricas. Es el momento de asumir que mientras destruimos el planeta, el cutis también se resiente (¿será cosa del karma?) El concepto polución no solo hace referencia al humo que sale por los tubos de escape. Ese se englobaría como atmosférica pero, según los expertos, su acción la podemos dividir en otros tres puntos: los rayos UV, las radiaciones HEV (la luz azul emitida por los dispositivos electrónicos) y la doméstica (causada por el aire acondicionado, la calefacción…).

Givenchy, Clinique, Emma Hardie y Lancaster.
Givenchy, Clinique, Emma Hardie y Lancaster.

1. Crème en Gel Nettoyante, de Givenchy (33,50 €). Con dos tensioactivos y glicerina retira impurezas y restos de polución. 2. Dramatically Different Hydrating Jelly, de Clinique (57 €). Hidratante que actúa como un filtro de los agentes contaminantes. 3. Plump & Glow Hydrating Mist, de Emma Hardie (53 €). Bruma energizante e hidratante que forma un escudo protector. 4. Skin Life Early-Age-Delay Eye Cream, de Lancaster. Contorno de ojos que ayuda a oxigenar la piel.

¿Los efectos? A grandes rasgos la suma de todos ellos debilita la dermis haciendo que su función barrera baje la guardia y permita la entrada de activos contaminantes. Esto provoca la acumulación de toxinas y, a su vez, la deshidrata, sensibiliza, genera más radicales libres y desencadena reacciones alérgicas o irritaciones. El proceso de envejecimiento se acelera. Dices adiós a un cutis fresco pues se empieza a mostrar opaco y pierde firmeza, mientras aparecen imperfecciones, rugosidades, las primeras manchas y más líneas de expresión.

Recuerda: afecta 360º. Si estás pensando que eres un bichito de oficina y que estas partículas no te influyen, estás equivocada. Asume que la luz visible y los rayos UVA traspasan los cristales mientras la luz azul del ordenador es inevitable en las horas de trabajo. Y prepárate para el siguiente dato: recientes estudios demuestran que el aire en los espacios interiores puede estar más contaminado que el del exterior. Exactamente hasta diez veces más.

Protocolo de actuación. Desde el Instituto de Belleza y Medicina Estética Maribel Yébenes recomiendan que sobre todo prestes atención a limpiar la piel para no solo eliminar la suciedad que se queda en la superficie, sino también en desobstruir los poros. Después, debes protegerla con fórmulas que aporten una correcta hidratación y nutrición (con vitaminas y antioxidantes) y tengan filtros solares de amplio espectro. Por último, encárgate de restaurarla con productos calmantes emolientes y reparadores.

Martiderm, Sabon, Uriage y Clarins.
Martiderm, Sabon, Uriage y Clarins.

5. Urban Restore Serum, de Martiderm (34,90 €). Aprovecha la noche para detoxificar, reparar y recuperar la dermis. 6. Anti-Pollution Dead Sea Mud Facial Mask, de Sabon (27 €). Exfolia, limpia, nutre y alivia con extractos de algas. 7. Sérum Intensif Multi-Actions Age Protect, de Uriage (39,95 €). Un concentrado que contrarresta la acción de la luz azul. 8. Skin Illusion, de Clarins (40 €). Base de maquillaje hidratante que actúa contra los rayos UV, la contaminación y los radicales libres.

También afecta al cabello. Seguramente era una sospecha que te rondaba la cabeza y Adolfo Remartínez, director de Nuggela & Sulé, te la confirma. Reconoce que las primeras conclusiones sobre las consecuencias de la contaminación en el pelo datan de 1994 cuando se demostró que se depositaba en el cabello y el cuero cabelludo generando inflamación e irritación. El siguiente efecto es que pueden provocar su caída. Si quieres paliarla, adapta las pautas del protocolo de actuación de la piel a tu melena: presta atención a la limpieza, alíate con complementos que la fortalezcan y utiliza fórmulas que creen una película protectora sobre tus cutículas.

David Mallet, Philip Martins y Redenhair.
David Mallet, Philip Martins y Redenhair.

9. Fresh Eau de Concombre, de David Mallet (39 €). Bruma de uso diario con propiedades hidratantes y antioxidantes. También apta para el rostro. 10. Moringa Wash, de Philip Martin’s (23,70 €). Champú para una profunda limpieza del cabello y el cuero cabelludo. 11. Hair Regenerator Serum Mantenimiento, de Redenhair (39 €). Con un tripéptido de cobre que fortalece las fibras de queratina.

Todos los enemigos rompen el equilibrio de la dermis, pero te especificamos algunos de los culpables con nombre y apellido:

  • Gases contaminantes. Al contener ciertas sustancias químicas generan dermatitis de irritación que provoca enrojecimiento y sensación incómoda.
  • Humo. Sus componentes atacan la capa protectora que ejerce la dermis, lo que provoca pérdida de agua, reduce su capacidad antioxidante y ataca a las fibras de elastina y colágeno.
  • Partículas en suspensión. Su composición es diversa y cuanto más pequeñas son, más peligro suponen pues pueden penetrar por los poros. Las cifras desvelan que por cada partícula en suspensión que ves, hay un millón de invisibles susceptibles de ser absorbidas. Monóxido de carbono:
  • Provoca que las células no reciban la cantidad adecuada de oxígeno por lo que su metabolismo se queda en standby y ‘no respiran’.
  • Radiaciones UVA/UVB. Gracias a que estamos bastante concienciadas sobre sus efectos, el uso del SPF de amplio espectro se ha convertido en un imprescindible beauty (y durante todo el año). Luz azul: smartphones, tablets, televisión… La radiación que emiten debilita la barrera cutánea, generando radicales libres e hiperpigmentación. Además Pedro Catalá, doctor en Farmacia y fundador de Twelve Beauty, afirma: "Si se tienen en cuenta las horas que pasamos al día frente a ellas, la luz gamma –cargada de esos radicales libres– se convierte en un problema. A este hay que sumarle el campo electrostático que se forma alrededor y que rompe el equilibrio de la piel".
Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios