Logo El Confidencial
Misión pelazo

¿Te lavas bien el pelo?

Parece una pregunta sencilla, pero seguramente estés haciendo algo mal. Descubre cómo se aplica correctamente el champú y cuál es el mejor para tu tipo de cabello

Foto: Todos los pasos son importantes. (Chema para Unsplash)
Todos los pasos son importantes. (Chema para Unsplash)

Parece una pregunta sencilla ante un gesto tan básico, pero seguramente estás haciendo algo mal a la hora de lavar el cabello. Utilizar estos champús transformarán tu pelo en solo unos días.

Utilizar un champú que se adapte a las características de tu cabello y aplicarlo correctamente (aunque parezca una obviedad, no todos se utilizan igual) es tan importante que puede mejorar el aspecto de tu cabello en apenas unos días. La falta de brillo, el encrespamiento, la pérdida de volumen, las raíces grasas o el cuero cabelludo sensible son problemas que puedes solucionar con un gesto tan sencillo como cambiar tu champú y la forma en la que lo aplicas. Cepillar el cabello antes de lavarlo, emulsionar primero el producto en las manos y no aplicarlo directamente o variar la temperatura del agua son solo algunos de los gestos que mejorarán el resultado final.

No es un champú cualquiera. (iStock)
No es un champú cualquiera. (iStock)

Lavados efectivos

La rutina de cuidado facial según el tipo de piel (seca, mixta, grasa, sensible, irritable…) se extiende al cuidado del cabello y del cuero cabelludo, por lo que debes utilizar un champú que se adecue a tus características. Influyen factores como el tipo de cuero cabelludo, el largo de las fibras, los productos de styling que utilizas a diario.

Caspa. Además de las incómodas motitas blancas que aparecen alrededor del cabello, el proceso de generación de la caspa conlleva unos plazos en los que puede aparecer picor, sequedad, irritación o exceso de grasa. Utilizar una formula con un pH neutro es la solución para todas las mujeres y hombres que están preocupados de que otros puedan ver estos signos en su cuero cabelludo. Champú anticaspa Apple Fresh, de H&S (3,99 €).

Cabello blanco/gris. Amenaza con convertirse en el color de la temporada gracias a Khaleesi, la Reina de Dragones de 'Juego de tronos' y nos encanta. Y es que afortunadamente cada vez son más las mujeres que se liberan de tener que teñirse el cabello constantemente y se atreven a lucir la belleza de las melenas blancas. Pero a este tipo de cabello no le vale un champú cualquiera, el cabello blanco o gris hay que cuidarlo para que no se amarillee o pierda brillo. Los champús con pigmentos violeta son los adecuados para neutralizar los indeseados tonos amarillos y perfeccionar tu color natural. Champú Serie Expert Silver, de L’Oréal Professionnel (17,15 €).

Raíces grasas. Llevamos toda la vida escuchando que acabar la ducha con agua fría es mejor para el cabello, pero si se te ensucia el cabello con mucha facilidad eres una afortunada porque tendrás que hacer todo lo contrario (siempre hay que ver el lado positivo). La mejor forma es aclararlo con agua tibia tirando a caliente, unos 30 grados, de este modo disuelve y arrastra mejor los restos de grasa y suciedad mejorando la efectividad del lavado. Champú epigenético cabello graso, de Nuggela & Sulé (19,90 €).

Cuero cabelludo sensible. Ardor, hormigueo, dolor, picor y enrojecimiento. ¿Te suena? Alrededor del 60% de las mujeres y el 40% de los hombres presentan el cuero cabelludo sensible. El pH de la piel sana está comprendido entre 4,5 y 5,5, pero este equilibrio puede verse alterado por factores como el calor, el frío, las enfermedades, los cosméticos o el estrés. Es recomendable utilizar un champú que mantenga el pH natural de la piel y que limpie de forma efectiva el cuero cabelludo y el pelo para, así, prevenir la sequedad y la irritación. Dermo Capillaire pH5 Champú Suave, de Eucerin (8,02 €).

Operación pelazo

La cantidad de productos y herramientas de calor que te aplicas en el cabello es directamente proporcional al aumento de su debilidad y falta de brillo. Cuídalo como se merece con el champú que mejor se adapte a tus necesidades y empieza a presumir ya de melena.

Pelo largo o dañado. Las tijeras no es la única solución para acabar con las puntas abiertas. ¡Bien! Es como un sueño hecho realidad para todas aquellas que se niegan a disminuir el largo de su cabello para salvar los tres últimos centímetros de su melena. Hasta ahora era el talón de Aquiles de la cosmética capilar, pero el champú reconstructor Elvive Dream Long, de L’Oréal Paris (3,85 €) tiene una fórmula cremosa reparadora ideal para decir adiós a los largos que se afinan y se dañan.

Encrespamiento. Se acerca la temporada de playa y piscina, y con ella el temido efecto frizz que provocan las zonas costeras en el cabello. Si no quieres que tu cabello se revele al salir de casa después de haber estado haciendo un elaborado brushing lava el cabello con champús con Champú Scent-sational Smooth, de Aussie (6,14 €).

Cabellos coloreados. Si quieres que el tinte dure más tiempo y tu cabello no pierda color con cada lavado, la regla de oro para conseguirlo es utilizar un champú específico para cabellos coloreados. El champú Color Extend Magnetics, de Redken (19,20 €), limpia suavemente sin arrastrar el color y aporta fuerza y brillo al cabello.

Cabellos debilitados. Si empiezas a contar todos los productos de styling que te aplicas en el pelo y te faltan dedos de las manos es posible que tengas que hacerte un tratamiento detox y utilizar productos que cuiden el cuero cabelludo y los cabello contaminados por la vida urbana, la polución, el uso diario de productos de styling o los malos olores. El champú Detoxificante Refrescante Phytodetox, de Phyto (10,90 €) recupera un cuero cabelludo sano y un cabello ligero, suave y brillante.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios