Logo El Confidencial
Belleza sin estrés

Cosméticos que relajan (de verdad) todos tus sentidos: de la piel al olfato

Pon el modo zen, convierte tu hogar en un templo del confort, céntrate en ti misma y disfruta de todo lo que estos productos pueden hacer por tu bienestar

Foto: Cosméticos que relajan. (Unsplash)
Cosméticos que relajan. (Unsplash)

Pararte a pensar en lo que te hace feliz, apagar el móvil o escuchar el silencio son algunos de los placeres más sencillos (pero a veces tan difíciles de realizar) que pueden ayudarte a relajarte y a desconectar al llegar a casa. Teniendo en cuenta que nueve de cada diez españoles han sentido estrés en el último año, según un estudio realizado por Cinfa Salud y avalado por la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), se hace muy necesario crear tu propio espacio zen en casa rodeándote de velas y difusores aromáticos, brumas con efectos relajantes y lociones corporales que calmen la piel.

[LEER MÁS: Estas son las apps para luchar contra la ansiedad y el estrés más descargadas]

En definitiva, productos multisensoriales que te ayudarán, y mucho, a crear un ambiente cálido y confortable para que disfrutes al máximo mientras te tomas un merecido tiempo de descanso. Como bien dice el refrán, ‘como en casa, en ningún sitio’, así que toma nota de estas propuestas que te ayudarán a encontrar ese momento de relajación, tan necesario algunas veces.

En busca de la belleza y la calma. (Anita Austvika para Unsplash)
En busca de la belleza y la calma. (Anita Austvika para Unsplash)

Padecer situaciones de estrés no solo afecta a tu estado emocional, sino que también puede reflejarse en el estado de la piel. "Puede acelerar la aparición de arrugas o provocar una deshidratación cutánea al verse alterado el manto hidrolipídico de la piel", explica el Dr. Servando E. Marrón, dermatólogo miembro del Grupo Español de Investigación en Dermatología Psiquiátrica (GEDEPSI) de la AEDV. En este sentido, los detalles más pequeños cuentan, y mucho, a la hora de empezar bien la jornada.

Ese día intenta delinearte los ojos, puede que te salga bien a la primera (puede), pero solo el hecho de mantener el pulso mientras haces el trazo puede romper ese equilibrio emocional que estamos buscando. En cambio, puedes extenderte más tiempo de lo normal en aplicarte la crema facial mientras realizas un pequeño masaje o deleitarte al pasar la brocha de los polvos por el rostro, disfrutando de esa agradable sensación de cosquilleo. Busca aromas, texturas y sensaciones que te hagan disfrutar y recuerda que tomarse un tiempo para uno mismo es el ritual más importante de todos.

[LEER MÁS. Formas de huir del estrés: masajes en el bosque]

Lo verde y las velas son paz. (Arnold Leung para Unsplash)
Lo verde y las velas son paz. (Arnold Leung para Unsplash)

Velas

Para armonizar el ambiente y darle calidez a un espacio, no hay nada como encender unas velas. ¿Pero sabes realmente como se hace? Aunque a priori puede parecer sencillo, tiene su pequeño truco. “Cuando prendes la mecha de una vela por primera vez, tienes que dejarla, al menos, dos horas encendida antes de apagarla. De este modo lograrás que se consuma de forma homogénea y evitarás que se formen los típicos surcos en la vela”, explica Cristina Alonso García, directora de formación de Sisley.

Velas perfumadas de Acqua di Parma y Sisley.
Velas perfumadas de Acqua di Parma y Sisley.

El correcto encendido de las velas es condicionante de su duración, pero no es el único aspecto a tener en cuenta. Además de convertirse en auténticos elementos decorativos, son capaces de envolver el ambiente, siempre y cuando se elijan los aromas adecuados. Si tu concepto de relajación incluye olores limpios, que se cuelan en lo más profundo de una forma lenta pero sin cansar, Luce di Colonia de Acqua di Parma (54€) es el perfecto mix de cítricos y pachuli, envolvente pero fresca. Otra opción con la que aderezar la estancia para que la mente fluya es Bougie Rose de Sisley (a partir de 65€), con el mítico aroma de Rosa d´Ornano que caracteriza a las creaciones de la casa. El evocador olor de un rosal con un electrizante toque cítrico.

Lociones

Aprovecha la hora del baño, asociada a un momento relajante, para disfrutar al máximo y conectar contigo misma. Elige lociones con ingredientes como la lavanda o aceites esenciales, que además de nutrir la piel, tienen propiedades calmantes y relajantes. Lo ideal es descantarse por texturas ricas, que puedan ser utilizadas como geles y lociones hidratantes, dejando una profunda sensación de nutrición, pero muy ligeras y fáciles de aplicar.

Lociones relajantes de Origins y Rituals.
Lociones relajantes de Origins y Rituals.

Origins y Rituals son siempre marcas infalibles en las que la aromaterapia es imprescindible, contando incluso con completos rituales relajantes con los que sumergirse en un auténtico remanso de paz en el propio hogar. Un ejemplo es la Loción Calmante Mega-Mushroom Relief & Resilience (34€), con propiedades calmantes para la piel y el superpoder de una textura gel de fácil absorción que deja la piel refrescada y con aroma a auténtico bosque. Body Cream de Origins (5,90€), perteneciente al ritual ayurveda con rosas de la India y miel del Himalaya, es perfecta para aplicar por todo el cuerpo a través de un leve masaje, calmando la piel y relajando la mente con su envolvente aroma oriental.

Difusores

Los difusores aromáticos, además de ser un excelente objeto de decoración, desprenden aromas envolventes y con efecto relajante. Son aptos para deleitar los cinco sentidos. Los difusores tipo mikado son una de las mejores formas de conseguir ese ambiente aromáticamente relajado. A diferencia de aquellos que de forma programada esparcen la fragancia -con un ruido, de todo menos relajante-, este tipo de ambientadores aromatizan cualquier estancia de una forma paulatina pero constante, penetrando en todos nuestros sentidos.

Difusores relajantes de L'Occitane y The Body Shop.
Difusores relajantes de L'Occitane y The Body Shop.

Aromas dulces como el del coco ayudan a crear ambientes acogedores, un ejemplo es el Difusor Cocon de Sérénité de L'Occitane (15€), que además desprende el aroma de los campos provenzales, a lavanda, natural donde los haya, la esencia clave para relajar todo el cuerpo. Otras notas campestres como las hierbas aromáticas ayudan a la creación de esos ambientes relajados. El Difusor de Fragancia de Albahaca y Tomillo de The Body Shop (18€) consigue transportar cada estancia a un auténtico campo ibérico.

Brumas

Calman la piel y sus fragancias consiguen también calmar nuestra mente. Su funcionamiento, tan sencillo como pulverizar a una distancia prudencial sobre el rostro, se ha colado en nuestro día a día. Pueden preparar la piel e ir rehidratándola a lo largo de la jornada y su aroma suele ser limpio -la base de su fórmula es agua-, aderezado con notas frutales, aceites esenciales o hierbas aromáticas.

Bruma facial de Caudalíe y de La Chinata.
Bruma facial de Caudalíe y de La Chinata.

Por ejemplo, el Agua de Uva de Caudalíe (6,70€), como su nombre indica y como caracteriza a todos los cosméticos de la firma, está elaborado con uvas. Hidrata, calma y tonifica. Otro ingrediente clave es la lavanda, presente en la Bruma Relajante de La Chinata (4,90€) y que, sumada a cítricos como la bergamota o la mandarina, no solo es ideal para aromatizar el cuerpo, sino que también se puede aplicar sobre sábanas y almohada para facilitar el sueño o sobre las cortinas para lograr ambientar toda la sala.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios