Qué es el peróxido de benzoílo y por qué se recomienda para el acné
  1. Estilo
  2. Belleza
A flor de piel

Qué es el peróxido de benzoílo y por qué se recomienda para el acné

Está presente en todos los tratamientos para combatir el acné, pero ¿qué es en realidad el peróxido de benzoílo y cómo actúa en la piel?

Foto: Elsa Hosk tiene brotes puntuales de acné. (Getty)
Elsa Hosk tiene brotes puntuales de acné. (Getty)

Si estás habituado al tema del acné o tienes por casa algún producto para tratar granitos puntuales, probablemente este enrevesado nombre te suene. Utilizado de forma tópica, el peróxido de benzoílo se utiliza en tratamientos para pieles con problemas de acné por su poder bactericida, entre otras muchas propiedades. Lo puedes encontrar en lociones hidratantes, sérums calmantes y demás productos tópicos con los que limpiar en profundidad la piel, calmar las molestias típicas del acné y evitar su proliferación.

[LEER MÁS. Ve al grano: sticks antiacné, la solución para acabar con imperfecciones repentinas]

Al tratarse de un potente ingrediente, debe utilizarse con cuidado y siempre que sea necesario. Una errónea pero habitual práctica es aplicar demasiado producto sobre el granito, lo que termina irritando la piel y, como consecuencia, haciendo que mucha gente tenga reparo a usar el peróxido. Pero ha llegado el momento de ampliar el glosario beauty y dejar de temer a los cosméticos con peróxido de benzoílo para empezar a utilizarlos cuando los necesitemos y sin ningún tipo de miedo.

El peróxido de benzoílo es uno de los aliados cosméticos de la lucha contra el acné. (Imaxtree)
El peróxido de benzoílo es uno de los aliados cosméticos de la lucha contra el acné. (Imaxtree)

Seductoras propiedades

El peróxido de benzoílo es un ácido orgánico de la familia de los peróxidos que se lleva utilizando desde principios del siglo XX como tratamiento para lesiones de la piel. Gracias a su acción bactericida y antiséptica, ayuda a reducir y prevenir las infecciones causadas por los microbios que pueden infectar la piel, destruyendo las bacterias y evitando su propagación.

Además de tratar el brote de acné y frenar su expansión, el peróxido de benzoílo también es antiinflamatorio, por lo que reduce notablemente la hinchazón y rojez de los granitos, calmando la piel.

Otras de las propiedades que hacen a este peróxido el aceite del acné es su acción seborreguladora. El peróxido de benzoílo controla la cantidad de grasa que segrega la piel, pero sin frenarla por completo, equilibrándola, para que la piel no pierda su correcta hidratación y se sensibilice.

La cosmética natural tiende a confundirse con la cosmética limpia. (Unsplash)
La cosmética natural tiende a confundirse con la cosmética limpia. (Unsplash)

También se utiliza para limpiar la piel al desincrustar las células muertas que puedan obstruir los poros e infectarlos. El peróxido de benzoílo actúa, por tanto, liberando oxígeno y destruyendo las bacterias y la suciedad.

Su popularidad también se debe a que, a diferencia de otros ingredientes habituales en la lucha contra el acné, este peróxido se puede combinar con otros tratamientos como el ácido salicílico o los antibióticos tópicos.

Peróxido de benzoílo a tu alcance

Gel limpiador Anti-blemish Solutions de Clinique (33,99€) es uno de esos geles salvavidas que lo mismo te recomienda una amiga que Drew Barrymore. “Debemos buscar ingredientes que ayuden a desobstruir los poros con exfoliación química, calmantes y componentes como el peróxido de benzoilo incluido en el tratamiento Anti-blemish Solutions de Clinique, que ayuda a luchar contra las bacterias”, nos explicaba Sandra Burgos, directora de Formación de Clinique.

La crema Effaclar K de la Roche Posay (15,84€), más indicada para casos de acné severo, se aplica directamente sobre el granito. Para un mejor uso, se recomienda dar la crema sobre la piel totalmente limpia y acompañarla del resto de pasos de la línea Effaclar.

ISDIN Teen Skin Acniben Corrector de Granos Faciales (9,50€), con la famosa niacinamida y los ácidos mandélico y salicílico, es un completo tratamiento para zonas localizadas. Controla los brillos, seca los granitos y evita la aparición de manchas resultado del acné, además de contar con prebióticos para mantener el equilibrio de la flora bacteriana.

Zic Stick de Glossier (c.p.v.). Tampoco podía faltar en nuestra lista un stick salvavidas, siempre a punto para un retoque, aunque Glossier aún no se venda en nuestro país. Con peróxido de benzoílo al 5%, ácido salicílico y aceite del árbol del té, lo tiene todo para limpiar, secar, matar bacterias y calmar la piel en un solo paso.

Cómo usarlo

Después de enumerar todas las propiedades del peróxido de benzoílo y de sus beneficios sobre la piel con tendencia al acné, la pregunta es evidente: ¿cómo lo incluyo en mi vida? Como su función limpiadora y desincrustante es tan seductora, uno de sus usos habituales es en la limpieza. Los geles con este peróxido limpian en profundidad y purifican la piel Se recomienda utilizarlos con agua tibia o fría para potenciar su función calmante. También podemos encontrarlo en tónicos limpiadores.

via GIPHY

Los tratamientos hidratantes también pueden incluir este agente antiacné, aunque es más sencillo encontrarlo en fórmulas tipo loción, más ligeras y de rápida absorción. Eso sí, siempre es necesario aplicar un protector solar encima debido a su especial sensibilidad, que puede irritar o quemar la piel con la incidencia del sol. La otra opción es aplicarlo a modo de tratamiento nocturno.

La tercera y puede que la forma más habitual de utilizar el peróxido de benzoílo es a través de tratamientos concentrados, los sticks antigranitos o las cremas con una mayor concentración. Aplicados directamente sobre el brote o el granito, aseguran que la zona tratada sea mucho más pequeña y así no tener que exponer a todo el rostro. Conviene recordar que es sencillo encontrar cosméticos con una concentración del 2,5 al 10% y que si se quiere una concentración mayor es necesario hacerlo con receta médica.

Precauciones

Aunque el peróxido de benzoílo es totalmente seguro, abusar de él o no utilizarlo de la forma adecuada puede sensibilizar la piel. Por ejemplo, no se debe utilizar más de dos veces al día, ni se debe aplicar capa tras capa de producto encima de la piel o la resecaremos. Si abusamos de él, la piel puede acostumbrarse y empeorar cuando dejemos de usar el producto.

No se recomienda su uso en las pieles más sensibles, pudiendo causar enrojecimiento, sequedad o incluso levantar escamas. Tampoco se recomienda su uso en mujeres embarazadas.

Si se combina con otros tratamientos como aquellos con vitamina C, el peróxido de benzoílo puede reducir la eficacia de la vitamina C.

Más que una precaución es una recomendación: el peróxido puede decolorar el cabello y las prendas, así que cuidado con la aplicación cerca del nacimiento del pelo o las cejas y no te acuestes hasta que la piel haya absorbido el producto.

Acné Piel seca Manchas en la piel Sérum
El redactor recomienda