El éxito de la belleza de Emily Blunt: una maquilladora, una marca y retoques DIY
  1. Estilo
  2. Belleza
Inglaterra, Estados Unidos y Suecia

El éxito de la belleza de Emily Blunt: una maquilladora, una marca y retoques DIY

Una de las actrices del momento, capaz de cumplir con los cánones tradicionales e innovar con sus looks de belleza. Tenemos que hablar de Emily Blunt y sus trucos beauty

placeholder Foto: Emily Blunt, en los premios SAG. (Getty)
Emily Blunt, en los premios SAG. (Getty)

Inmensos ojos verdes y melena pelirroja. Con un simple vistazo es sencillo no solo reconocer a Emily Blunt, sino recordarla en ese papel que le abrió las puertas de la fama internacional, el de la despiadada secretaria de Miranda Priestly (Meryl Streep) en ‘El diablo viste de Prada’. Quince años después, la actriz británica ha sabido tomar de su tocaya sabias lecciones de belleza como que el pelirrojo es el color perfecto para resaltar su mirada y ha sabido dejar por el camino otros errores estilísticos, y es que nunca jamás ha vuelto a hacerse unos smokey eyes en tonos oscuros… ¿Tanto le marcó el personaje?

placeholder Emily Blunt, en la première de 'Jungle Cruise'. (Cordon Press)
Emily Blunt, en la première de 'Jungle Cruise'. (Cordon Press)

La misma filosofía que Emily aplica en su carrera profesional la traslada a su imagen: 1. Si algo te funciona no lo cambies; 2. Todo queda en casa; 3. Alternar grandes firmas con proyectos más personales. Tres pilares que resumen a la perfección su relación con la estética y que, acompañados de otros ‘trucos Blunt’, han creado su estilo único, a prueba de los retoques estéticos de los que la propia actriz ha confesado que no tienen sobre ella la misma presión que sobre otras compañeras de profesión.

1. No cambies lo que te funciona

Desde los comienzos de su carrera, Emily Blunt siempre ha lucido una piel muy clara, sin rastro de bronceado, pero tampoco manchas o cualquier otro tipo de daño solar. Cuando la actriz se pasea por las calles de Los Ángeles, donde reside con su marido, John Krasinski, siempre lo hace con gafas de sol, protector solar y sombrero si la ocasión lo permite. En los 2000, el tono de piel de la inglesa distaba mucho de las tendencias del momento que premiaban las pieles bronceadas, ya fuera con ayuda de los rayos del sol, los UVA o con autobronceadores.

placeholder La protección solar es uno de los pilares de Emily Blunt para cuidar la piel. (Cordon Press)
La protección solar es uno de los pilares de Emily Blunt para cuidar la piel. (Cordon Press)

Tanto de sus paseos alejada de los focos como de sus desfiles por la alfombra roja también hemos confirmado que otra de sus confesiones más habituales es cierta: la hidratación es vital. Casi tan habitual como encontrar instantáneas de la actriz retocándose el maquillaje, es verla con una botella de agua en la mano. El año en que las botellas de agua mineral de Fiyi se convirtieron en el accesorio estrella de los Premios Oscar, Emily renovó la suya en repetidas ocasiones. Hay que mantenerse hidratada por dentro y por fuera.

Pero sin duda su truco de belleza más férreo e inalterable es el de no cambiar de maquilladora. Jenn Streicher lleva años encargándose de absolutamente todos sus looks. La estadounidense fue la responsable de aportar claridad a la mirada de Emily, introduciendo las sombras champán, además de los iluminadores, los labiales muy naturales o los maquillajes mucho más coloridos y atrevidos. Jenn refrescó y alegró el maquillaje de Emily Blunt.

2. Do it yourself (hazlo tú misma)

Siempre deposita toda su confianza en su maquilladora; sin embargo, ella misma retoca sus maquillajes durante las grandes galas e incluso en el set de rodaje. Lo mismo levanta la mirada con una buena capa de máscara de pestañas que se dedica a su retoque preferido: pintarse los labios. Ya sea a pie de alfombra o sentada en el sillón de maquillaje de Streicher, el territorio labial es única y exclusivamente de Blunt.

Muchos maquilladores dejan que sean sus clientas las que pintan su línea de agua o aplican la máscara de pestañas; sin embargo, la barra de labios es un tema algo más complejo, más en el momento de overlip y multicapa en el que vivimos. Gracias a los muchos vídeos que la maquilladora publica de su amiga y clienta, hemos descubierto, por ejemplo, que el sutil pero imborrable labial que Emily utiliza no es otra cosa que un lápiz de labios. Su mayor adherencia y pigmentación hacen que dure y dure…

3. Fidelidad a una marca

Concretamente, Westman Atelier. La marca de cosméticos creada por la sueca Gucci Westman, con sede en Los Ángeles, no es solo la única que la maquilladora utiliza para maquillar a la actriz sino que incluso existe una línea creada por la propia Emily Blunt. La popularidad de su firma viene por sus fórmulas cremosas, de fácil aplicación y de formato stick. Con una pasada directamente sobre la piel y unos toquecitos para difuminar, el resultado es una piel muy jugosa y luminosa, con una pigmentación muy sutil. En el maquillaje signature de Emily no falta la base Vital Skin, 72€ en Isolee, un maquillaje en stick que actúa como un booster de hidratación que repulpa la piel.

placeholder Vital Skin de Westman Atelier.
Vital Skin de Westman Atelier.
Comprar en Isolee

El sutil tono de las mejillas, siempre sonrosadas con un brillo irisado muy difuminado, se consigue con el Super Loaded Tint Highlight Rose, 80€ en Isolee.

placeholder Super Loaded Tint Highlight Rose de Westman Atelier.
Super Loaded Tint Highlight Rose de Westman Atelier.
Comprar en Isolee

Por no olvidar el paso favorito de Emily, aplicar el labial en este caso, el Squeaky Clean Liquid Lip Balm, 40€ en Isolee.

placeholder Squeaky Clean Liquid Lip Balm de Westman Atelier.
Squeaky Clean Liquid Lip Balm de Westman Atelier.
Comprar en Isolee

El truco final (de Kate Middleton)

Por si el mix de hidratación, protección ante los rayos del sol, recurrir a una sola marca de cosméticos, confiar en la misma maquilladora durante años y retocarse el maquillaje ella misma no explicaran el éxito de la belleza de la actriz, cuando hablamos de los trucos beauty de Emily Blunt también tenemos que mencionar su cabello. Al inicio de su carrera, un intenso y frío pelirrojo se apoderó de su cabello natural, castaño claro. Pasó por el marrón más chocolate de Hollywood y tuvo un par de temporadas de rubio platino.

placeholder Algunos de los recogidos trenzados de Emily Blunt. (Cordon Press)
Algunos de los recogidos trenzados de Emily Blunt. (Cordon Press)

Pero su verdadero talón de Aquiles está en los peinados, concretamente en los recogidos con trenzas. Coetánea y compatriota de Kate Middleton, Emily no pierde la oportunidad de fusionar trenzas francesas, holandesas, de cola de pez, más finas, más gruesas y cientos de combinaciones hasta crear looks muy pulidos en los que todo el cabello queda controlado. El resultado siempre es muy chic y con un cierto aire retro tipo años 40. Igual que la duquesa de Cambridge, Emily ha encontrado en el cabello la guinda para sus looks y no renuncia ni aunque se encuentre a miles de kilómetros de su Inglaterra natal.

Por último, y para comprender por qué Emily Blunt rompe con todas las modas estéticas de su generación, solo hay que recordar una de esas máximas que siempre que puede comparte: "Ama tus imperfecciones y destácalas".

Maquillaje Trucos maquillaje
El redactor recomienda