Logo El Confidencial
A FUEGO LENTO

Gucci solo presentará dos temporadas: ¿ha cambiado el coronavirus el ritmo de la moda?

La firma italiana ha sido la última en desvincularse del trepidante ritmo de la moda. ¿Ha conseguido el coronavirus imponer un nuevo tempo?

Foto: Gucci. (Getty)
Gucci. (Getty)

La industria de la moda llevaba ya tiempo hablando acerca de la necesidad de echar el freno. Al que las firmas tuvieran que vivir sujetas a un trepidante calendario en el que a las colecciones primavera-verano y otoño-invierno hubiera que sumar las colecciones pre-fall y resort, teníamos que añadir el que muchas se aventuraran a su vez a lanzar colaboraciones. Otras también tenían que presentar colecciones de alta costura y algunos directores creativos compaginaban su papel al frente de una firma y al frente de la suya propia. Las fechas prácticamente se solapaban, los equipos apenas tomaban aire, la moda se convertía en esclava del reloj y la creatividad, inevitablemente, se veía resentida.

La presión se vio acrecentada por el coronavirus, llevando a más de un centenar de diseñadores y marcas a crear Rewiring Fashion, una plataforma que aboga por la renovación del sistema al exigir menos colecciones y menos descuentos, entre otras reivindicaciones. La CFDA y la BFC publicaron una carta dirigida a sus afiliados declarando que el sistema de la moda tiene que cambiar irremediablemente, una carta cuyo mensaje ratificaba a su vez Anna Wintour, que comentaba a Naomi Campbell en una entrevista que la moda tenía que relajarse.

En este marco es en el que Gucci ha decidido que el momento Kit Kat ya ha llegado. “Creo que podemos construir nuestro futuro también a partir de una capacidad renovada de denominación”, escribió Alessandro Michelle en sus redes sociales, donde anuncia que dejará atrás las colecciones de pretemporada para enfocarse en una nueva manera de presentación con dos lanzamientos al año. Este gesto no ha de sorprender a la industria, que recientemente comprobó cómo Saint Laurent anunciaba su decisión de abandonar el calendario oficial de la Semana de la Moda de París, organizado por la Federación la Alta Costura y Moda, seis veces al año con dos desfiles de prêt-à-porter femenino, dos de hombre y dos de alta costura.

Mientras que ahora fashion weeks como la londinense se decantan por no separar géneros, las marcas a su vez apuestan por concentrarse en dos únicas colecciones. El problema es que, tal y como asegura la consultora McKinsey en un informe que recoge ‘Business of Fashion’, "la crisis sacudirá al débil, envalentonará al fuerte y acelerará la caída de empresas que estaban sufriendo ya antes de la pandemia". Echar el freno puede ayudar a los grandes a hacer un reset, pero las firmas emergentes quizás se vean afectadas por este nuevo panorama.

Marta Lozano, Aida Domenech, Teresa Andres Gonzalvo y Ángela Rozas Saiz.  (Getty)
Marta Lozano, Aida Domenech, Teresa Andres Gonzalvo y Ángela Rozas Saiz. (Getty)

Quizás la única forma de mantenerse a flote sea abogar por la cooperación y por abrazar la idea de la comunidad (un abrazo que muchas revistas de moda han reflejado en sus portadas con ilustraciones) para que las marcas independientes puedan sobrevivir en una industria compuesta por las estructuras y leyes impuestas por los magnates del sector.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios