Un estudio dictamina que se acerca el fin del 'fast fashion'
  1. Estilo
  2. Moda
¿CAMBIARÁ EL CORONAVIRUS LA MODA?

Un estudio dictamina que se acerca el fin del 'fast fashion'

¿Ha hecho el coronavirus que ocurra lo que tantos llevan años anticipando? ¿Ha terminado la pandemia con la 'moda rápida'?

Foto: Imagen: Zara.
Imagen: Zara.

Por más que lleváramos tiempo asegurando que el 'fast fashion' tenía los días contados al mostrar las generaciones más jóvenes un creciente e imparable interés por la moda sostenible, parecía que hablar de un mundo en el que los diseños artesanales y la sostenibilidad fueran más importantes que tener un armario repleto de clones de las prendas presentadas en pasarela era una utopía.

Jennifer Aniston recoge su premio SAG con un vestido vintage. (EFE)
Jennifer Aniston recoge su premio SAG con un vestido vintage. (EFE)

Sin embargo, el coronavirus ha hecho que esta corriente no solo tome más fuerza, sino que abogue por armarios compuestos por cada vez menos diseños, eso sí, de mayor calidad, junto a diseños alquilados y otros provenientes del mercado de segunda mano. Un estudio llevado a cabo por la Royal Society for the Encouragement of Arts, Manufacturers and Commerce (RSA) ha dictaminado que los datos obtenidos en el análisis durante la pandemia han determinado que el 28% de los encuestados están reutilizando y dando una segunda vida a sus prendas. El 35% de las mujeres encuestadas aseguran que están determinadas a comprar menos ropa en el futuro.

Gracias a estos datos, la RSA le ha pedido al Gobierno invertir en la sostenibilidad en la moda y a los manufactores les ha pedido una mayor responsabilidad. El énfasis en la sostenibilidad y en los diseños producidos de forma no masiva reflejan los valores de la generación más joven, cuya actitud sigue las máximas del 'efecto Blue Planet'. La generación Z no solo piensa en la estética, sino que busca diseños y marcas con las que expresar sus valores y su identidad. El que hablemos de una generación que ha crecido en un mundo en el que el debate por la igualdad, la preocupación por los efectos del cambio climático y la lucha de los derechos LGTBQ+ están a la orden del día.

Las populares webs de reventa y de alquiler de prendas han visto cómo sus servicios se han multiplicado durante la cuarentena, y teniendo en cuenta que los millennials y la generación Z buscan siempre prendas que tengan una historia que contar, el no apostar por ropa nueva, sino por diseños que tengan un pasado, es la alternativa perfecta a pasarse por las tiendas low cost de toda la vida. Céline Choain, especialista en el sector de la moda y la distribución dentro de la firma Kea & Partners, comunica a la AFP que se espera que los volúmenes de producción se reduzcan a causa del flujo de mercancías “desplazado” en el tiempo, los libros de pedidos para la temporada de invierno “reducidos” y los pedidos proyectados para 2021 "restringidos” a causa de retrasos en los compromisos.

Tienda de Zara en Londres. (Reuters)
Tienda de Zara en Londres. (Reuters)

Por ello, la especialista anticipa un “cambio de modelo” económico que forma parte de un “consumo textil restringido o de apoyo” y una “pérdida real de poder adquisitivo con una recesión ahora oficial”. Por su parte, Jaume Miquel, presidente y consejero delegado de Tendam, anunciaba a Modaes.es el fin de una era. “Posiblemente la era del 'fast fashion' se ha terminado: el mundo futuro no va a ser de sobreconsumo: viene un consumo de más percepción de valor y menos volumen”, aseguraba. Veremos si tiene razón o si Zara es más fuerte que las generaciones más jóvenes y las pandemias.

Coronavirus Millennials Ropa
El redactor recomienda