Logo El Confidencial
PREMIOS WELLNESS EXPERIENCE

Estos son los mejores balnearios de España (según la feria más importante del sector)

Se hallan en lugares privilegiados de la naturaleza, mirando al mar o al verde valle, presumen de sus aguas mineromedicinales y tientan al personal con sus divinos hoteles

Foto: El balneario del Gran Hotel La Toja, en Pontevedra, es pura tentación. (Cortesía)
El balneario del Gran Hotel La Toja, en Pontevedra, es pura tentación. (Cortesía)

No necesitamos muchos reclamos para ir a un balneario, la verdad, pero unos recientes premios concedidos a los mejores establecimientos termales de la península nos han recordado cuánto y cómo nos gustan. Por si fuera poco, estos 'locus amoenus' en cuestión (bucólicos, queríamos decir) están situados en tres rincones de nuestra geografía a los que siempre es un acierto ir. El valle de Ricote, en Murcia; la isla de La Toja, en Pontevedra, y Las Caldas, al ladito del mágico Oviedo que enamoró a Woody Allen. Lo que viene a continuación son baños de lujo y en hoteles de ídem. Habrían cautivado sin duda a esos locos romanos.

Balneario de Archena, en Murcia

Este balneario, que en realidad es un complejo termal de más de 200.000 metros cuadrados, se encuentra en el que es tal vez el paraje más hermoso de la región de Murcia, con permiso de Calblanque, que mira el mar dándole la espalda a La Manga (ironía). Hablamos del valle de Ricote, un auténtico vergel que recuerda a los oasis marroquíes y en el que aún perduran las norias (las de los huertos, no las de los parques de atracciones), y en donde brota esta agua mineromedicinal cual bálsamo de Fierabrás pero sin quijoterías. Aquí, junto al río Segura, a solo 24 kilómetros de la capital, está este templo de salud que acaba de llevarse el premio Wellness Experience al mejor balneario de España y Portugal que concede la feria del sector Piscina&Wellness Barcelona.

Qué ta vas a encontrar… tres hoteles balneario: Termas (en un edificio del siglo XIX, de estilo nazarí, con gran cúpula, patios interiores y un bar de nombre Azul junto al río), León (de principios de siglo, con vistas a los huertos limoneros y donde se encuentran las consultas médicas y de fisioterapia) y Levante, junto a la capilla del balneario, el más moderno. Todos con acceso directo a la Galería Termal, donde te esperan las piscinas, el circuito Balnea y el centro de estética Beauty, restaurantes, solárium, mucha agua, jardines y cierto aire barojiano (no olvidemos que el ilustre escritor Pío Baroja fue médico en el balneario de Cestona, Guizpúzcoa).

Dónde: Carretera del Balneario s/n. Archena (Murcia).

Las Caldas Villa Termales, en Oviedo

Nada de un balneario recoleto escondido en la espesura de un lugar idílico de nuestra naturaleza, estamos ante toda una villa termal bautizada como Wellness Clinic Resort, el nombre que la modernidad ha dado a estos refugios del bienestar. Pero sin duda este es un auténtico paraíso natural, en Asturias tenía que ser, a solo ocho kilómetros de Oviedo, datado en 1776 y famoso, como corresponde, por las aguas termales que brotan de su manantial. 40.000 metros cuadrados consagrados al buen vivir entre la vegetación autóctona.

Qué te vas a encontrar… El hotel Las Caldas Wellness Clinic, con edificios que son ejemplo de la arquitectura balnearia de los siglos XVIII, XIX, XX y XXI, combinando lo clásico y lo moderno, con más suites que habitaciones al uso. Y a su lado, el hotel Las Caldas Spa & Sport, con solo ocho años de vida, más moderno y funcional, y especialmente destinado a los amantes del deporte, en especial el cicloturismo. El valle asturiano es para recorrerlo…

Además, un espacio inspirado en el Panteón de Roma de nombre Aquaxana con todo lo que uno puede desear en cuestión de hidroterapia; el Manantial, que es el corazón de la villa, con el centro termal ubicado en la antigua Casa de Baños del XVIII, obra nada menos que de Ventura Rodríguez, a quien le debemos tantos de nuestros insignes edificios; la Clínica Wellness y el Balneario Real. 'Salus per aquam', como decían los romanos (no tan locos), aunque esto es mucho más que un spa. Para comer, el restaurante Viator, con productos 100% ecológicos.

Dónde: Las Caldas, s/n. Oviedo (Asturias).

Eurostars Gran Hotel La Toja, en Pontevedra

Y el tercero en este podio de la buena vida, galardonado con el Wellness Experience, que premia a "establecimientos que dispongan de aguas mineromedicinales declaradas de utilidad pública para la aplicación de tratamientos y técnicas de hidroterapia, así como la supervisión médica", es un clásico de la materia, una estación termal histórica que juega con ventaja: lo espectacular del paisaje de las Rías Baixas. Aquí te resultará fácil trasladarte a otras épocas, hasta lo acompañan mitos y leyendas, que envuelven unas instalaciones modernísimas donde no faltan el campo de golf, las pistas de tenis y paddle, un centro de congresos y hasta un casino.

Sin olvidar, cómo hacerlo, el patrimonio monumental de esta isla: su pinar virgen que tapiza 25 hectáreas y su pintoresca ermita recubierta por conchas de vieras. A este complejo con vistas al mar, por supuesto, lo tenemos en la ría de Arousa, junto a O Grove, fue inaugurado en 1907 y ha alojado a personalidades tan apabullantes en lo intelectual como Ortega y Gasset y Gabriel García Márquez.

El restaurante del Gran Hotel Isla de La Toja. (Cortesía)
El restaurante del Gran Hotel Isla de La Toja. (Cortesía)

Qué te vas a encontrar… Este Gran Hotel Isla de la Toja, un cinco estrellas con 199 habitaciones, entre las que hay 17 suites con vistas al mar, tres suites presidenciales y una suite real, el balneario en sí, con sus piscinas de agua marina, su circuito de contrastes y su zona de relax, un centro de belleza y el club termal con sus camas de burbujas, su sauna seca, su cabina de escarcha y un tentador y largo etcétera. Y junto a él, el más modesto (pero no mucho) Isla de la Toja, con cuatro estrellas y 100 habitaciones. Suma a esto su oferta gastronómica. En total, 4.000 metros cuadrados donde hay de todo para la salud del cuerpo y la mente. Ya se sabe: mens sana in corpore... Por cierto, lo dijo Juvenal, ese romano...

Dónde: Rúa da Condesa 2, 2. Isla de la Toja (Pontevedra).

Una suite del Gran Hotel Isla de La Toja. (Cortesía)
Una suite del Gran Hotel Isla de La Toja. (Cortesía)

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios