Logo El Confidencial
Ponle sabor a la vida

3 cenas ligeras para adelgazar o mantenerse sin renunciar al sabor

Porque perder peso no está reñido con disfrutar a la mesa y estas recetas son buena prueba de ello

Foto: Cenas sanas que te ayudan a adelgazar. (Jason Leung para Unsplash)
Cenas sanas que te ayudan a adelgazar. (Jason Leung para Unsplash)

Puede que en más de una ocasión hayas escuchado que no debes saltarte la cena y lo cierto que no se nos ocurre el motivo por el que alguien querría hacer algo así. Sobre todo por las muchas y deliciosas recetas que puedes preparar.

Si queremos que nuestras cenas sean saludables, debemos huir de los procesados, de los fritos y las salsas muy cargadas de aceites. En definitiva, de esos alimentos ricos en grasas saturadas y que nos hacen sentir pesados. Si lo que queremos es adelgazar, además, lo mejor es optar por una cena baja en calorías y en grasas pero saciante.

Tacos de pollo con espárragos trigueros

Ahora que buscamos incorporar hábitos más saludables en torno a lo que comemos es un buen momento para dedicarle tiempo a la cocina. Por eso podemos aprovechar y preparar tacos completamente caseros, haciendo nosotros la masa con harina integral.

Para ello solo hay que mezclar dos tazas de harina con una cucharadita de cúrcuma y un poco de sal. Lo mezclamos con tres o cuatro tazas de agua (ve incorporando poco a poco) y amasa hasta que quede integrado. Haz bolitas y, con un rodillo, extiéndelas hasta que queden finas. En una sartén hazlas por ambos lados con unas gotitas de AOVE.

Para el relleno, trocea dos pechugas de pollo, salpimienta y saltea en una sartén. Cuando esté hecho, sácalo y reserva. En la misma sartén, fríe cebolla morada y los espárragos troceados. Recupera el pollo y deja que todo se mezcle unos minutos al fuego. En el momento de servir, añade sobre el taco un poco de queso mozzarella y después el relleno, por encima unas gotas de lima y tendrás una deliciosa y saludable cena.

Crema de calabaza

Las verduras y hortalizas pueden ser un gran aliado a la hora de la cena por su bajo aporte calórico. Ese es el caso de la calabaza, y una forma estupenda y deliciosa de consumirla es como crema. Eso sí, no pienses que sirve todo. Si le añades grandes cantidades de queso o nata, el resultado no será el mismo.

Para prepararla necesitarás 500 gramos de calabaza, una patata, media cebolla y un puerro. Cuécelo todo junto, troceado para que se haga más rápido. Añadimos sal y una pizca de jengibre rallado y dejamos al fuego unos 20 minutos. Quitamos del fuego y reservamos parte del líquido.

Añade una cucharadita de cúrcuma y tritura, añadiendo el líquido que consideres necesario hasta que tenga la textura adecuada. Si quieres darle un toque especial, en el momento de servir, espolvorea unas semillas tostadas.

Otra manera de hacerlo es asarlo todo al horno y luego simplemente batir con un poco de caldo de verduras (mejor si es casero).

Parmentier al pimentón con pulpo a la plancha

El pulpo es un alimento que no tiene muchas calorías y además es bajo en grasas saturadas, eso sin contar con su delicioso sabor. Por eso no es mala idea incluirlo en nuestra dieta de vez en cuando. En esta ocasión, sobre una cama de patata, pero con un punto diferente.

Cuece una patata hasta que esté muy tierna y aplástala con un tenedor. Añade una pizca de sal, una cucharadita de pimentón picante, dos cucharaditas de aceite y 60 ml de bebida de soja. Mézclalo hasta que quede una textura cremosa.

Coloca el pulpo a la plancha (dos patas serán suficientes) sobre la cama de patata, sala a tu gusto y añade un toque de AOVE con pimentón.

¿Quién querría saltarse la cena con estas deliciosas opciones para elegir?

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios