Las tres recetas (fáciles y saludables) para celebrar San Valentín solo o en compañía
  1. Estilo
  2. Ocio
Es momento de quererse

Las tres recetas (fáciles y saludables) para celebrar San Valentín solo o en compañía

Lo sabemos, comer bien y saludable es un placer que no debemos dejar pasar ni siquiera en fechas señaladas

placeholder Foto: Recetas para San Valentin. (Allison Kettlety para Unsplash)
Recetas para San Valentin. (Allison Kettlety para Unsplash)

Poco importa la fecha que sea, lo que más nos gusta es comer siempre bien, apostando por recetas saludables y, sobre todo, deliciosas. Si además vamos a compartirlas con alguien querido, mayor motivo para ponerle amor a la preparación.

Hacerlo con cariño no quiere decir que tengamos que pasar todo el día con las manos en la masa, podemos optar por alguna de estas sencillas recetas que nos ayudarán a tenerlo todo listo rápidamente, para exprimir al máximo nuestro tiempo libre o el que pasemos en compañía de nuestros seres queridos.

Rollitos vietnamitas

Puede parecer complicado, sin embargo resultan muy fáciles de preparar, además quedan muy vistosos, son saludables y muy ricos. Tendrás que cortar en bastoncitos, más o menos iguales, pimiento verde y rojo, zanahoria, cebolla morada y aguacate. Puedes añadir también cualquier otro ingrediente que te guste, como pepino, mango o langostinos.

Una vez que tengas cocidos los fideos de arroz el tiempo indicado en el paquete, puedes empezar a preparar los rollitos. Solo tienes que hidratar las obleas de arroz una por una, colocarlas sobre un paño y añadir los ingredientes de cada rollito. Después enróllalos haciendo presión para que quede bien compacto.

Córtalos en trozos con la ayuda de un cuchillo afilado, mójalo en agua caliente para que sea más cómodo, y sírvelos junto con salsa de soja con un poco de aceite de sésamo. Si quieres darle un toque picante, añade un poco de tabasco.

Hummus de cúrcuma

Otra opción estupenda es compartir este hummus de cúrcuma, una versión un poco diferente del plato tradicional. Su preparación no podría ser más sencilla y el resultado siempre es un acierto.

Solo tienes que triturar juntos 400 gramos de garbanzos cocidos, una cucharada de cúrcuma, dos de zumo de limón, otras dos de tahini, una cucharadita de comino, media de nuez moscada y una pizca de pimienta negra. Añade un diente de ajo, 40 gramos de aceite de oliva y un poco de agua. Sirve con panecitos o bastoncitos de verduras y ¡listo!

Pasta integral con ricotta

Tomar algunos entrantes está muy bien, tanto si comes sola como si lo haces en compañía, sin embargo tener un buen plato principal preparado es aún mejor. Por eso te proponemos esta receta ligera y muy sencilla de preparar.

Mientras se cuecen 200 gramos de pasta integral, pocha en una sartén una cebolla bien picadita junto con un ajo pequeño. Coge medio vaso de agua de cocer la pasta y agrégalo a la sartén con la cebolla y el ajo, añade 150 gramos de ricotta desmenuzada y deja que el agua se evapore. Incorpora unas hojitas de albahaca picadas, pimienta negra molida y sal.

via GIPHY

Integra bien la pasta con la salsa mezclando con cuidado y, justo cuando lo vayas a servir, añade queso parmesano rallado. No olvides llevarlo a la mesa por si alguno de los comensales quiere echar un poco más. ¡Delicioso!

San Valentín
El redactor recomienda