¿De dónde viene la tradición de la cabalgata de Reyes? ¿Qué otras curiosidades tienen?
  1. Estilo
  2. Ocio
las de mayor solera

¿De dónde viene la tradición de la cabalgata de Reyes? ¿Qué otras curiosidades tienen?

Carrozas, caramelos, pajes, brocados, oropeles, camellos, barbas, turbantes y muchísima ilusión. Descubre las curiosidades históricas de las cabalgatas de Reyes

Foto: Discurso de los Reyes Magos en Madrid al finalizar la cabalgata. (EFE/Jiménez)
Discurso de los Reyes Magos en Madrid al finalizar la cabalgata. (EFE/Jiménez)

La cabalgata de sus Majestades de Oriente es uno de los eventos más emocionantes del año para niños y adultos. La ilusión de ver a los Reyes Magos pasear por las calles de la ciudad y escuchar atentos a su mensaje hace que año tras año multitudes se reúnan para presenciar tan especial momento. Aunque las de este 2022 no sean como en ocasiones anteriores, por ejemplo no se repartirán caramelos, no pierden ni un ápice de su magia. Sea como fuere, es el momento ideal para preguntarte: ¿sabes dónde comenzó la tradición de las famosas cabalgatas?

Los niños ven una cabalgata, una lluvia de caramelos y la promesa de una noche de nervios a la espera de un despertar lleno de regalos. Los adultos vemos su ilusión y hacemos la vista gorda ante la evidente imperfección de los postizos, tintes, maquillajes y quincallas que envuelven toda la parafernalia de la festividad de los Reyes Magos. Después, en los archivos y hemerotecas, los estudiosos de cada lugar se afanan en demostrar cuándo y cómo se inició la tradición de la cabalgata para demostrar que fue allí, en su pueblo o ciudad, donde se celebró la primera representación del viaje emprendido por Sus Majestades de Oriente en busca del Mesías que había nacido en Belén.

placeholder Los Reyes Magos pasean en calesa por las calles de Valladolid. (EFE/Gallego)
Los Reyes Magos pasean en calesa por las calles de Valladolid. (EFE/Gallego)

Alcoy, ¿la más antigua?

Los alcoyanos defienden que su cabalgata es la más antigua de España y que sus orígenes se remontan a 1885, aunque habría antecedentes documentales que nos llevarían hasta 1866. Desde otras localidades se discute esta versión: al parecer, lo que en aquellos años se organizaba en Alcoy era una representación de la Adoración, y no una cabalgata propiamente dicha. Sea una cosa o la otra, no cabe duda de que la fiesta, en la que participa más de un millar de vecinos, bien vale una visita.

placeholder Plaza de España de Alcoy.(EFE/Morell)
Plaza de España de Alcoy.(EFE/Morell)

El día antes, el emisario real declama el bando que anuncia la llegada de los Reyes de Oriente, mientras la chiquillada aprovecha para entregar sus cartas esperanzadas. Al tiempo, en el cerro de Sant Cristofol, un castillo de fuegos artificiales (estamos en el Levante de la pirotecnia, no lo olvidemos) sirve de pregón a la inminente visita real. En la tarde del cinco de enero, Melchor, Gaspar y Baltasar recorren las empinadas calles del casco histórico de Alcoy y, llegado el momento de la Adoración, desmontan de sus camellos y entregan los presentes al Niño.

El desfile suele partir a las 18.00 horas desde la zona alta de la población, hace un paréntesis en la Plaza de España para llevar a cabo la Adoración y prosigue su recorrido hasta el puente de Sant Roc para finalizar en torno a las 22.00 horas.

Foto: La reina Victoria, junto al príncipe Alberto y sus hijos en 1846, es la promotora de la actual Navidad. (Retrato de Franz Xaver Winterhalter, Buckingham Palace)

Granada, la cabalgata pionera

placeholder La cabalgata de Granada tiene más de 100 años. (EFE/Mariscal)
La cabalgata de Granada tiene más de 100 años. (EFE/Mariscal)

A finales del siglo XIX en algunos barrios granadinos, como El Fargue, se celebraban representaciones teatrales en torno a la llegada y Adoración de los Reyes de Oriente. Algunos años después, ya en 1912, un grupo de intelectuales del Centro Artístico decidió rescatar esta tradición y, además, darle mayor relevancia mediante la organización de una cabalgata benéfica que serviría para recaudar juguetes que llenaran de ilusión a los niños sin medios económicos.

De este modo, mediante este espectáculo pionero se inició una costumbre que ha ido ganando arraigo y prestigio con el paso de los años. Como curiosidad, merece la pena señalar que, al revisar viejas fotografías de aquella primera cabalgata, se ve que ya entonces había 'reinas magas'.

Barcelona, allí pudo nacer todo

placeholder Los Reyes Magos llegan a Barcelona en barco. (EFE/Pérez)
Los Reyes Magos llegan a Barcelona en barco. (EFE/Pérez)

Hay fuentes que sugieren que, hacia 1855, se celebró en Barcelona la primera Cabalgata de Reyes. Tal y como recoge Ricardo Márquez en 'Historias matritenses', hay noticias de 1873 que confirman que estos primeros desfiles venían de la ciudad condal y que ya entonces las comparsas portaban teas, antorchas y escaleras.

Así pues, también Barcelona se disputa el honor de haber dado origen a la tradición. En la actualidad, uno de los mayores encantos de esta cabalgata es el de la llegada de Sus Majestades por vía marítima: efectivamente, Melchor, Gaspar y Baltasar llegan en el pailebote Santa Eulalia al Moll de la Fusta para, posteriormente, iniciar su desfile por las calles de la ciudad. No falta el Paje Gregorio, encargado de vigilar el comportamiento de los niños.

Madrid, alborotos y beneficencia

placeholder Fuegos artificiales al finalizar la tradicional Cabalgata de Reyes Magos de Madrid. (EFE/Jiménez)
Fuegos artificiales al finalizar la tradicional Cabalgata de Reyes Magos de Madrid. (EFE/Jiménez)

Tal y como recoge Ricardo Márquez, "desde al menos 1844 hay referencias a las celebraciones en las calles de Madrid de la noche del 5 de enero". Pero, en aquellos años, estos festejos eran en realidad una excusa para que alborotadores, juerguistas y comparsas tomaran las calles de la capital y revolucionaran el cotarro mientras simulaban estar esperando la llegada de los Reyes de Oriente. Sin duda, el origen de las tradiciones siempre levanta curiosidades inesperadas.

Tales estropicios montaban que, en 1882, el Ayuntamiento dictó orden de multar a los participantes. Sería ya en 1929, y bajo el patrocinio del 'Heraldo de Aragón', cuando se organizó la primera cabalgata de Reyes propiamente dicha. Así rezaba la crónica: "Los Reyes Magos y los niños pobres madrileños: 1.621 chiquitines de los asilos recibieron ayer alegremente los juguetes". Volviendo a nuestros días, la cabalgata de Madrid es todo un clásico que, año tras año, reúne a miles de madrileños que, pertrechados de sillas y escaleras, intentan que sus pequeños logren atisbar la sonrisa de su rey preferido.

Niños Navidad
El redactor recomienda