Logo El Confidencial
no se calla ni debajo del agua

Poyeya, Malamadre y Pata mí: Soraya Arnelas en 'Tu cara me suena'

La cantante extremeña es animal de los que tropieza dos veces en la misma piedra. Repasamos algunos patinazos de la extriunfita que ahora participa en el show de Antena 3

Foto: Soraya Arnelas con el trofeo de 'TCMS'. (Atresmedia Televisión)
Soraya Arnelas con el trofeo de 'TCMS'. (Atresmedia Televisión)

Esta noche se estrena el segundo capítulo de la séptima temporada de ‘Tu cara me suena’. Soraya Arnelas, ganadora de la primera gala -en la que interpretó el tema ‘Swish, swish’ de Katy Perry- no solo es uno de los rostros más populares y mejor dotados vocalmente del karaoke que Antena 3 programa la noche de los viernes, también es una de las más polémicas. Hoy repasamos las mayores meteduras de pata en las que la de Valencia de Alcántara se ha visto involucrada.

Soraya Arnelas saltó del avión (donde era azafata) al plató de ‘Operación Triunfo’, en su versión Telecinco, en 2005. Debido a las buenas audiencias del concurso, a los mandamases de la parrilla de la cadena de Paolo Vasile se les ocurrió estirar el reality con un conciertillo en el que los concursantes de la edición interpretaron temas de ‘hoy, mañana y siempre’ con los aspirantes a Eurovisión de la primera edición.

Todo empezó con 'poyeya'

La extremeña cantó, acompañada virtualmente por David Bustamante, ‘Vivo por ella’ de Andrea Bocelli y Marta Sánchez. Todo fueron aplausos hasta que el difunto ‘Aquí hay tomate’ (lo más cercano a un informativo de autor del mundo del corazón que ha conocido la televisión patria) reparó en que la cantante no pronunciaba correctamente 'por ella'. Soraya cantó “poyeya” y como ‘Soraya poyeya’ se la conoció durante casi una década.

Cuatro años después representó a España en Eurovisión con el tema ‘La noche es para mí’. No se hizo con el premio (quedó en el puesto número 23) pero dio bastante que hablar. La misma noche porque apareció vestida de patinadora bielorrusa en azul Klein en Moscú, el día siguiente porque se quejó de que RTVE le había impuesto a la coreógrafa y a los bailarines, días después porque alguien advirtió que Soraya no cantaba 'para mí' sino 'pata mí'.

Princesa por sorpresa

Para asistir a la fiesta de la Cadena 100 en marzo de este año la cantante eligió una creación de Kojak Studio. Un vestido de flores bordadas sobre tul transparente que fue tildado de disfraz de hada madrina en las redes sociales. Soraya, que gasta tanta mala leche como sus detractores, respondió vía Instagram.

“Para información de algunos! Con estos vestidos no se va a comprar el pan. Estos vestidos están hechos para ocasiones especiales, mágicas, como lo fue la noche de Cadena100. Por eso son especiales estos vestidos, porque no se pueden llevar todos los días y mi profesión lo permite. Además, ahora que casi no salgo, después de ser mamá, aprovecho cualquier oportunidad para ponerme lo que más me gusta y lo que más ilusión me hace... Este vestido es una joya que viajó desde Egipto para encontrarme .. es una Historia de amor. FIN. (¡Ah! Y amo mi profesión, la respeto y la disfruto, creo que eso tb se nota, ¿no?)”.

El momento 'Malamadre'

Días antes había sido acusada de ‘mala madre’, también en las redes sociales, tras compartir en Instagram una foto con su pareja, Michael, cenando en un restaurante acompañada de la leyenda “Nuestra primera semana de papis Michael y yo salimos a celebrarlo en el mejor sitio que podía haber”. Algunos no entendieron cómo unos padres pudieron salir a cenar sin su hija una semana después de darla a luz. Soraya se lo intentó explicar: “Que vosotras no lo hagáis no significa que yo no lo pueda/deba/quiera hacer. Cada uno sabe lo que tiene que hacer con sus hijos y con su vida. No empecemos a dar lecciones”.

Sus detractores no entendieron el mensaje, claro y conciso, de la extremeña y tras una nueva ola de críticas, Soraya argumentó: “Algún día os contaré el capítulo de esas mamás que no pueden darle el pecho a sus hijos y se alimentan a base de biberones. Esos niños se quedan en casa durante dos horas y media, dormidos, porque son bebes de 6 días, cuidados de una manera EXCEPCIONAL por sus abuelos mientras sus padres, que se aman de aquí al infinito, pasan un rato juntos y se dedican tiempo, como debe ser, porque amamos a nuestros hijos, pero YO AMO A MI PAREJA COMO NO AMO A NADIE MÁS. Niños de 6 días que duermen, se alimentan y hacen sus cositas… nada más, porque son bebés de seis días… no hay mucho más. SI ESO ES SER UNA MALA MADRE, ¡SOY UNA MALA MADRE! Pero aún así, es mi vida y de mi familia. GRACIAS”.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios