Logo El Confidencial
ANIVERSARIO CASO NÓOS

Diego Torres, exsocio de Urdangarin: piscina, visitas y amigos en Brians 2

El que fuera profesor de Esade ingresó hace un año en una prisión moderna con instalaciones punteras. Su mujer, a diferencia de la Infanta, tiene problemas económicos

Foto:  Diego Torres. (Getty)
Diego Torres. (Getty)

El mismo día que Iñaki Urdangarin ingresaba en la prisión de Brieva, su exsocio, Diego Torres, lo hacía en Brians 2 condenado a cinco años de cárcel. Ha pasado un año de aquella fecha y la diferencia entre la situación de ambos es notable, tanto dentro de la cárcel como fuera. Torres está en un centro masculino en el que no ha pedido estar aislado, como sí hizo Urdangarin. Ese detalle es un mundo, porque el exprofesor de Esade ha podido mantener relación con otros presos, como Sandro Rosell, quien estuvo en el mismo centro durante meses.

LEER MÁS: Torres pone en venta todas sus propiedades

Brians 2 es una cárcel muy moderna, con instalaciones punteras e incluso una piscina donde los reclusos pueden practicar natación y refrescarse, algo que ha hecho Torres, según ha podido saber Vanitatis. Este centro penitenciario se encuentra en Sant Esteve de Sesrovires, a 38 kilómetros de Barcelona, por lo que las visitas de familiares han sido mucho más sencillas y frecuentes que en el caso del exduque de Palma.

Diego Torres entró en Brians 2 hace un año. (EFE)
Diego Torres entró en Brians 2 hace un año. (EFE)

De carácter sociable, Torres ha sabido integrarse en prisión y tener compañeros con los que mantiene buenas relaciones. Nada que ver con el aislamiento voluntario de su exsocio, recluido en una prisión femenina y sin acceso al resto de presas.

Problemas económicos

Mientras Torres vive una situación más ‘fácil’ que Urdangarin, su familia lo está pasando peor que la infanta Cristina y sus hijos. Ana Tejeiro, su mujer, trabajaba en el Instituto Nóos, así que perdió su trabajo cuando la empresa cesó su actividad. Con dos hijos ya mayores, la familia se vio obligada a vender sus propiedades para hacer frente a la multa judicial.

Los problemas económicos de la familia Torres Tejeiro han sido continuos desde que estallara el caso Nóos. El exsocio llegó a pasar los inviernos sin poder pagar la calefacción de su casa, una mansión de más de 500 metros cuadrados en Sant Cugat que puso a la venta hace más de un año, con el resto de sus propiedades.

Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin y su mujer, Ana María Tejeiro. (EFE)
Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin y su mujer, Ana María Tejeiro. (EFE)

En enero de este año, la Sección Primera de la Audiencia Provincial vendió varios bienes del ‘número dos’ del instituto, unas ventas con las que se saldaban las responsabilidades civiles derivadas del caso. Tanto el Estado como el Gobierno de Baleares recibieron más de 600.000 euros que reclamaban por los delitos fiscales. Además, el exsocio de Urdangarin fue autorizado a repatriar fondos que tenía en Luxemburgo, con los que pudo hacer frente a su parte de responsabilidad civil.

Torres se encuentra en régimen de segundo grado desde su ingreso y es posible que, como su exsocio, pida el tercer grado para poder salir durante el día. Lo habitual es lograr este cambio una vez se ha cumplido un tercio de la condena, lo que sucederá a finales de año en ambos casos.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios