Micky Molina cumple 56 muy feliz: "Tengo un nieto maravilloso de un año"
  1. Famosos
MUY FELIZ

Micky Molina cumple 56 muy feliz: "Tengo un nieto maravilloso de un año"

El actor debuta como director con la película 'Un tiempo precioso', que también protagoniza y que llegará a los cines el próximo febrero, en una fecha aún por determinar

placeholder Foto:  Micky Molina, en una imagen de archivo. (Getty)
Micky Molina, en una imagen de archivo. (Getty)

Micky Molina está 'on fire'. Después de cuatro años de trabajo, su ópera prima, 'Un tiempo precioso', vio la luz en la Seminci de Valladolid, hace tan solo unas semanas, y la acogida fue excelente. A sus 56 años, que ha cumplido este 27 de noviembre, ha levantado con financiación privada, o lo que es lo mismo, sin subvención alguna, un proyecto de gran calado emocional del que se encuentra particularmente satisfecho. No en vano, ha estado delante y detrás de la cámara, además de escribir el guion, y ha tenido la perseverancia de sortear los obstáculos que se fue encontrando en el camino, sobre todo, en cuestiones de financiación. "Es una película pequeña y la industria no apuesta por ellas, pero al final lo logramos".

El esfuerzo tuvo su recompensa en el mencionado certamen castellanoleonés: "Fue muy grato ver cómo salía la gente del cine y me abrazaba, lo que significaba que les había gustado de verdad. Es maravilloso llegar al corazón de las personas y creo que lo hemos conseguido", nos dice el sexto de los ocho hijos del mítico Antonio Molina y Ángela Tejedor, quien se transformó físicamente para meterse en la piel de Miguel, un actor a quien le diagnostican la enfermedad de alzhéimer y un tumor cerebral. Ante esa situación abismal abandona Madrid y vuelve a Ibiza, donde se reencuentra con su pasado. Sin ánimo de hacer spoiler, mencionaremos solo que también entra en escena su hijo, Carlos, a quien ha abandonado, y su exmujer.

PREGUNTA: Se ha incidido mucho en los paralelismos entre el personaje y tú, ¿es eso cierto?

RESPUESTA: Sí tiene que ver conmigo en el sentido de cómo veo la vida y he mirado hacia atrás a cosas que he vivido, pero no en términos biográficos, sino gesticulares del personaje. Y al estar ambientada en Ibiza, he vuelto a mis raíces, a donde me crié y a mi tierna juventud, pero el personaje no soy yo, para nada.

P: El personaje, además, hace frente a una situación límite que a ti no te ha tocado vivir.

R: Cuando rodamos la película teníamos claro que queríamos que la gente saliera del cine con una sonrisa y no quemada porque, en efecto, lo que ocurre es tremendo. Hay situaciones que, en medio de tanta dureza, son hasta cómicas, como el hecho de que hable con un amigo imaginario. En 'Un tiempo precioso' también hay dos realidades muy diferentes: la de Madrid, la gran ciudad, con una fotografía que enfatiza más los grises, más dura, y una en Ibiza, donde, sin embargo, aunque tiene que hacer frente a la enfermedad, florece en medio de los colores, entre recuerdos vagos.

placeholder Micky, con su pareja, Sandra Blakstad, en una imagen de la película.
Micky, con su pareja, Sandra Blakstad, en una imagen de la película.

P: ¿Hubieras podido hacer esta película sin haber alcanzado la madurez personal?

R: Para que germinara la semilla tuve que vivir una situación personal con mi tío Atilano, de 90 años, que me impactó mucho. Un día que bajaba a comprar el pan y me lo encontré. Al volver estaba en el mismo lugar y me dijo: "¿Sabe usted si vivo yo aquí?". Me impresionó mucho y le subí a casa. Hablé con sus hijos y me dijeron lo que le estaba ocurriendo y que, además, era galopante. Me dolió mucho, porque le quería con locura y le sigo queriendo, porque a veces están más vivos los que se han ido que los que están. Había tenido una trayectoria brillante, había sido jefe de mecánicos y lo vi muy fragil, lo que resultó muy doloroso. Fue entonces cuando consideré que tenía que hacerlo. Primero pensé en teatro, porque era más asequible, pero decidí que había llegado el momento de dirigir en cine.

P: La protagonista femenina es tu pareja, Sandra Blakstad. ¿Ha sido fácil dirigirla?

R: Que tengamos una relación familiar me facilitó mucho las cosas. Ella estudió Arte Dramático en Canadá, pero no ejerció la profesión. Surgieron otras cosas, tuvo dos hijas... A mí ella me ha cambiado la vida. Bueno, ella y los años, aunque no me arrepiento de nada de lo que he hecho.

P: Casualidades de la vida, Sandra es hermana de Pau, el marido de tu hermana Ángela.

R: Sandra y yo nos conocemos desde que éramos casi adolescentes. De hecho, en los títulos de crédito salen algunas imágenes suyas de poco antes, grabadas por su padre, cuando ella era niña. Su hermano, el marido de Ángela, era muy amigo mío. La nuestra ha sido una vida compartida en la distancia y ahora juntos -nos dice sobre su pareja, que es hija del prestigioso arquitecto Rolph Blakstad, fallecido en 2012, y cuyo legado sigue vigente no solo en las emblemáticas obras que realizó en Ibiza, sino gracias a la empresa familiar Blakstad Designs con sede en la isla pitiusa.

placeholder Con Saturnino García, en otro momento de 'Un tiempo precioso'.
Con Saturnino García, en otro momento de 'Un tiempo precioso'.

P: En los títulos de crédito también sale tu madre, Ángela, la gran desconocida de tu familia.

R: Surgió porque acababámos de rodar la película muy cerca de la casa familiar, en Ibiza, donde vive mi madre. Le encanta estar allí y siempre tiene alguna visita, porque, además de sus hijos, están su 28 nietos, los bisnietos... ¡Nunca está sola! Como por el trabajo hacía unas semanas que no la veía, decidí ir a visitarla con Pototo, mi director de fotografía. Quería darle una sorpresa y lo que no sabía es que nos estaba grabando. Me gustó tanto el momento que decidí incluirlo en la película.

P: Y también hay un homenaje a tu padre, Antonio Molina.

R: He incluido dos canciones suyas, cuyo título lo dicen todo, 'Remordimiento' y 'Caminito del olvido', que encajaban perfectamente en la película y una de ellas dura exactamente lo que la secuencia en la que aparece. Yo sigo creciendo con su música.

P: Tu hermana Ángela también ha participado en la película.

R: ¡Ha puesto una voz en off maravillosa! Además nos sirvió para reencontrarnos porque por nuestros trabajos llevábamos unos meses sin vernos. En nuestra familia ahora resulta más fácil mantener el contacto gracias a las nuevas tecnologías y nos mandamos mensajes para estar el tanto de lo que nos pasa.

P: Sois una familia tan grande y con unos trabajos tan errantes que resultará difícil juntaros.

R: Sí. Somos una familia a la que le une un cariño enorme, que nos hemos preocupado los unos de los otros y hemos tirado del carro juntos. Imagínate cómo era mi casa, ocho hermanos, cada uno dedicándonos a cosas distintas, Ángela estudiando danza y Arte Dramático, otro deportista... En mi casa nunca nos aburríamos y cuando volvía mi padre de las giras, los baúles volaban por los aires. Siempre había en casa actores, bailarinas, vedettes, porque él tenía su propia compañía teatral. Era un poco como el camarote de los hermanos Marx. Como es lógico, nos resultaba muy atractivo todo eso y, aunque no nos gustaba demasiado ir al colegio, no faltábamos a clase.

placeholder El cartel promocional de la película.
El cartel promocional de la película.

P: Tu hija Andrea ha seguido tus pasos y se dedica a la interpretación. ¿Por fin habéis recuperado vuestra relación?

R: Sí, hay que pasar página. Ella me conoce y conoce también mi corazón, como yo el de mis hijos. ¡Si les pasara algo, yo me muero!

P: ¿Cómo es tu relación con ellos?

R: Tenemos una relación estupenda. Mi hija Clara me ha hecho abuelo de un niño, Nicolás, que ya tiene un año, y vive en Barcelona. Su hermano Adrián se dedica al mundo artístico -ambos son frutos de su unión con la modelo Kirsa van Pallandt- y Antonio -de su relación con Katrin Olafsdóttir- estudia Biología Marina en Leeds, en el Reino Unido. Por lo que se ha publicado en el pasado, habrá gente que pensará que tengo una relación tremebunda con ellos, pero no es verdad. Todo lo contrario.

P: ¿En qué momento vital te encuentras?

R. Estoy fenomenal. En esta vida, que es muy corta, me lo he pasado muy bien. Al ser un personaje público, estás muy expuesto, pero lo he asumido. He sido una persona valiente y consciente de que la vida es corta y bonita. Creo que siempre que haya respeto por los demás, puedes hacer lo que quieras.

Micky Molina
El redactor recomienda