El error de protocolo con la baronesa Thyssen en el funeral por la infanta Pilar
  1. Famosos
EN EL ESCORIAL

El error de protocolo con la baronesa Thyssen en el funeral por la infanta Pilar

La baronesa acudió al funeral de la tía del Rey en el templo madrileño, pero fue excluida de un posterior encuentro más íntimo

Foto: Carmen Cervera, entrando en la basílica de El Escorial para el funeral de la infanta Pilar. (Getty)
Carmen Cervera, entrando en la basílica de El Escorial para el funeral de la infanta Pilar. (Getty)

El funeral por la memoria de la infanta Pilar en la basílica de El Escorial, presidido por los Reyes titulares y eméritos, tuvo dos partes. Una, la estrictamente religiosa, donde los asistentes estaban convocados a través de Protocolo y del departamento de Comunicación del palacio de la Zarzuela al tratarse de una actividad que figuraba en la agenda del jefe del Estado.

En este listado estaban la familia directa, nietos, sobrinos de doña Pilar y amistades íntimas, cercanas y conocidas de los Gómez-Acebo Borbón. A esta lista se unían políticos, cargos públicos y apellidos del mundo empresarial y social.

placeholder El funeral de la infanta Pilar. (EFE)
El funeral de la infanta Pilar. (EFE)

La baronesa Thyssen recibió en su día la cita para acudir a la misa funeral oficial. Se desplazó desde Andorra a Madrid en coche para formar parte de este último homenaje a la amiga a la que tanto ella como el barón ayudaron afectiva y económicamente. Luis Gómez-Acebo fue uno de los negociadores para que la colección privada Thyssen se quedara en España y fue el padrino del hijo de la baronesa, Borja.

Dada la relación tan personal que existía entre las dos familias, sorprendió que no acudiera con anterioridad a la vivienda familiar de Puerta de Hierro para dar el pésame y que tampoco estuviera en la despedida en el cementerio de San Isidro. Dos actos privados y familiares donde precisamente llamó la atención su ausencia. No se olvidaron de ella y por eso se dejó ver en la basílica.

Fue allí donde sucedió el error de protocolo. Tras la liturgia religiosa, hubo un encuentro fuera del recinto sagrado al que solo se podía acceder si el nombre figuraba en un listado. Una reunión más íntima donde se sirvió consomé, agua y refrescos. Lo insólito de la situación fue que la baronesa Thyssen no figuraba en la lista y por lo tanto no pudo acceder a la zona más privada, donde también estuvieron los Reyes titulares y eméritos. Y, por supuesto, las infantas Elena y Cristina, Margarita de Bulgaria, Beatriz de Holanda, los Borbón Dos Sicilias, el duque de Alba y Alicia y Esther Koplowitz, entre otros considerados como íntimos o con un perfil menos visible en prensa que Carmen Cervera.

placeholder Borja Thyssen y Blanca Cuesta, en el funeral. (EFE)
Borja Thyssen y Blanca Cuesta, en el funeral. (EFE)

La razón por la que Carmen Cervera no pudo compartir el consomé con el grupo de elegidos se puede deber exclusivamente a un despiste de los responsables de Zarzuela, que olvidaron su nombre y el de su acompañante.

Otra explicación más subjetiva, como aseguraron a Vanitatis, tendría que ver con la supuesta poca sintonía que existe entre la reina Sofía y la baronesa. Tita Cervera no insistió y se fue tranquilamente de vuelta a Madrid. Esa mañana también hubo espacios vacíos entre doña Letizia y sus cuñadas. Una situación complicada para el rey Felipe Vl, porque al fin y al cabo son sus hermanas.

Infanta Pilar Carmen Cervera Reina Sofía Esther Koplowitz Rey Felipe VI Duque de alba