Astilleros a todo trapo: la puesta a punto de los megayates millonarios en invierno
  1. Famosos
LUJO

Astilleros a todo trapo: la puesta a punto de los megayates millonarios en invierno

El Puerto de Palma de Mallorca es uno de los que tiene más demanda para el mantenimiento y reparación de grandes barcos en invierno. Barcelona y Tarragona luchan por este negocio

Foto: Uno de los yates más grandes del mundo, en Tarragona en diciembre de 2014. (EFE)
Uno de los yates más grandes del mundo, en Tarragona en diciembre de 2014. (EFE)

Los yates y megayates necesitan descanso, mantenimiento y mucho mimo. Del Puerto de Palma al de Tarragona, todos están llenos estos días. Los barcos de recreo más lujosos y grandes del mundo, esos megayates en los que los grandes millonarios pasan sus horas en verano, se ponen a punto durante los meses de invierno. Y llenan los astilleros de los puertos más importantes, donde se repasan los motores, los cascos y hasta se lija la madera de cubierta.

Algunos, eso sí, siguen navegando, esta vez por las aguas calientes del Caribe y otras zonas exóticas, donde muchos bolsillos pudientes escapan del frío y, este año, de la pandemia.

El megayate Dilbar en Barcelona, el año pasado. (S.T.)
El megayate Dilbar en Barcelona, el año pasado. (S.T.)

Ha sido un año extraño, en el que durante el verano han recalado menos yates de los que es habitual. Este invierno, como todos los años, los astilleros dedicados a este tipo de embarcaciones están llenos. En especial los del Mediterráneo, aguas deseadas por todos.

Tres en Mallorca

No es de extrañar, pues, que el Puerto de Palma de Mallorca cuente con instalaciones destinadas a la reparación y mantenimiento de este tipo de naves. Este mes de diciembre, sin ir más lejos, han recalado en sus aguas algunos de los yates más grandes del mundo, tal como informaba ‘Última Hora’. Hace unas semanas había tres espectaculares superyates: Eminence (ahora mismo en las Islas Caimán), Tango y Axioma (en Malta en la actualidad), barcos todos de más de 70 metros de eslora. Estas naves suelen recalar en las aguas baleares en verano, algo que no ha sucedido este año, aunque sí lo han hecho en invierno.

Foto: Cubierta del Nirvana Formentera. (Vitters)

Es el de Palma el puerto con mayor especialización en este tipo de barcos, pero suele saturarse incluso por la cantidad de demanda que registra, tal como señalan desde el sector. Así que hay otras ciudades que han decidido, hace ya un tiempo, ponerse las pilas en este sentido. En Barcelona, en 2019 se construyó un nuevo elevador de barcos (o shiplift) de 4.800 toneladas que el astillero MB92.

El puerto de la capital catalana aprovecha además la oferta de ciudad en eventos deportivos de gran calado, nos cuentan, como el Gran Premio de Fórmula 1, para ofrecer sus servicios a los grandes propietarios. Esta nueva plataforma está situada en el Moll Occidental y cuenta con un sistema de transferencia sofisticado, según informan desde el mismo Puerto. Este shiplift puede desplazar hasta nueve superyates de 115 metros de eslora en un área de trabajo en seco de 30.000 metros cuadrados que integra un foso de quillas.

Yate del emir de Catar en el puerto de Palma de Mallorca en 2017. (Vanitatis)
Yate del emir de Catar en el puerto de Palma de Mallorca en 2017. (Vanitatis)

Otro puerto que alberga en sus instalaciones yates de lujo es el de Tarragona. Los datos que maneja Port Tarraco son significativos: unos 400 tripulantes y otras 100 personas trabajan en empresas de servicios y mantenimiento, se hospedan en hoteles y apartamentos de la ciudad, lo que supone un gasto de entre 80 y 100 euros diarios. El impacto económico es de más 1,2 millones de euros mensuales entre mediados de septiembre y el mes de mayo.

De Andic a Amancio

Los españoles con megayates no son tantos y sus costumbres son más tradicionales. Surcan los mares en los meses calurosos y en invierno prefieren montarse en sus esquíes y ‘surcar’ la nieve. Es el caso de personajes del calado de Isak Andic, fundador de Mango, quien combina verano en las islas baleares, griegas y turcas, a bordo de su Nirvana Formentera, con inviernos en Baqueira y Suiza. Su velero está estos días en Baleares, donde le dan los retoques necesarios para estar a punto cuando asomen los primero rayos cálidos.

Foto: Nirvana, de Isak Andic. (Marine Traffic)

Amancio Ortega, fundador de Inditex, es otro de los propietarios de embarcaciones de lujo. Tiene dos: Drizzle, de nueva adquisición, que duerme en invierno en Mónaco, y el Valoria B, que está estos días en Sanxenxo, donde suele echar el ancla siempre. El Mata Múa, famoso velero de Tita Cervera, se pone a punto en el Puerto de Barcelona, donde, decíamos, hace un tiempo decidieron especializarse en yates de lujo y ofrecen todos los servicios necesarios para este tipo de embarcaciones.

Noticias de Famosos