Álex Ubago cumple 40: "Estoy totalmente enamorado de mis hijos"
  1. Famosos
ENTREVISTA

Álex Ubago cumple 40: "Estoy totalmente enamorado de mis hijos"

2021 es un año de celebraciones: 20 años de carrera y 10 de matrimonio, prepara un disco que promete arrasar en España e Hispanoamérica y, sobre todo, tiene una vida familiar feliz

placeholder Foto: Álex Ubago. (EFE)
Álex Ubago. (EFE)

Ya cantaba Carlos Gardel que "veinte años no es nada". Esos son los que han pasado entre el primer trabajo discográfico de Álex Ubago, que este 29 de enero cumple 40. Por este motivo nos atiende muy amablemente en un descanso de una sesión de trabajo en su nuevo disco, del que no nos quiere dar demasiadas pistas y que lanzará precisamente para celebrar sus dos décadas de carrera. Una etapa en la que ha experimentado enormes cambios vitales, ya que se casó en 2011 con María Alcorta, han sido padres de dos niños, Pablo y Manuela, y ha alcanzado una madurez que ya se atisbaba en sus comienzos, pues siempre ha llevado una vida muy discreta y sin dejarse llevar por el subidón de adrenalina que supone vender más de un millón y medio de copias en todo el mundo de su primer álbum.

El cantautor vasco, tremendamente educado y simpático, sigue teniendo ese aspecto y actitud del yerno ideal que todos los padres querrían, rezuma buenos sentimientos en sus respuestas y muestra agradecimiento por los logros que ha ido atesorando en todo este tiempo. Admite que, como todo el mundo, también ha tenido momentos malos, pero en nuestra conversación quedan fuera de la ecuación, salvo cuando recordamos a su gran amigo Pau Donés, por lo que enseguida retomamos el hilo de las cosas alegres, porque no están los tiempos para regodearse en la tristeza. Y el cantante nos demuestra en nuestra media hora de entrevista que es una persona jovial y de risa espontánea.

PREGUNTA: Parece que fue ayer cuando comenzabas tu carrera y ya cumples 40... ¿Cómo te sientes?

RESPUESTA: La verdad que muy bien, aunque se hace un poco raro si lo piensas, pero dicen que los 40 son los nuevos 30 -responde entre risas-. Me encuentro mejor que nunca, en un momento muy bueno. Muy feliz y con mucha energía y ganas de hacer muchas cosas. Ahora toca darle la vuelta al jamón, como dicen...

P: Este año se cumplen también 20 años del lanzamiento de tu primer disco, '¿Qué pides tú?'. ¿Qué le pides a la vida?

R: Siempre pido lo mismo: salud. Cuando la tienes, todo lo demás, con esfuerzo, con cariño, trabajo y amor, viene. Más ahora que nunca. Siempre hay que valorarla, pero ahora más que nunca nos damos cuenta de lo importante que es y de lo secundario que es todo lo demás. Si solo se pudiera pedir una cosa, sería esa...

P: Te iba a preguntar por tu décimo aniversario de boda, que es este 10 de septiembre, pero ahora que mencionas la salud, no puedo evitar recordar que entre tus invitados se encontraba tu gran amigo Pau Donés.

R: Fue una pérdida que me entristeció muchísimo. Tanto María como yo y nuestro círculo de amistades teníamos una relación muy estrecha con Pau desde hacía muchos años. Aunque de alguna manera, sobre todo en los últimos meses, ya veníamos preparándonos para lo que desgraciadamente sucedió; la partida de un gran amigo siempre es muy dura. La muerte de Pau nos tocó muy dentro y fue una gran pérdida para los que éramos cércanos a él, para la cultura, para la música... Era una persona que fue un grandísimo ejemplo en esos cinco años que estuvo luchando contra la enfermedad, de entereza, de alegría, de valentía, de tantas cosas... Fue una lección para todos.

P: Cuando cumplíais los nueve años de casados, le decías a María en tus redes que la querías más incluso que cuando la conociste. ¿Cuál es la clave para que aquello que cantaba Rocío Jurado, 'se nos rompió el amor de tanto usarlo', no os pase?

R: Debe de ser precisamente de no usarlo tanto, por las giras y el tiempo que pasamos separados... Lo digo en un tono de broma, pero no tan de broma. Tengo una profesión que me obliga a pasar mucho tiempo fuera de casa, porque María no me suele acompañar en las giras, solo a conciertos concretos o algún viaje. Es bastante habitual tener que pasar temporadas sin vernos. A veces comentamos que este hecho ha ayudado a nuestra relación en el sentido de que te echas de menos y te pillas con más ganas. Obviamente, no nos va bien solo por eso. Tenemos una relación muy sana, nos conocemos mucho y nos queremos, simplemente. Además hay un respeto total, un convencimiento de que no nos poseemos el uno al otro. Es superimportante para que una relación funcione que no haya una sensación de que uno le pertenece el otro. Tenemos la máxima libertad para decirnos en todo momento lo que sentimos, sin presión de ningún tiempo. Lo nuestro ha ido durando a lo largo de los años desde la más absoluta naturalidad.

placeholder Álex Ubago, en una rueda de prensa en Bogotá en marzo del año pasado. (EFE)
Álex Ubago, en una rueda de prensa en Bogotá en marzo del año pasado. (EFE)

P: De vuestro matrimonio han nacido dos niños, Pablo y Manuela. Cuando ella cumplió cinco años, afirmabas que habían sido los mejores de tu vida. ¿Hasta qué punto te ha cambiado ser padre?

R: Ser padre te cambia la vida, quien lea esta entrevista y sea padre lo va a entender. Aunque suene un poco a tópico, es verdad. Sobre todo te cambia la forma de ver la vida, las prioridades... Pasa a ser un motor muy grande. Antes de tener hijos nunca había pensado que para sentirme realizado tenía que ser padre. Y, sin embargo, la llegada de mis hijos fue un sueño hecho realidad, porque era algo que deseábamos mucho los dos. La llegada de Pablo nos cambió la vida y la de Manuela aún más si cabe. Luego ya sabes que siempre dicen que para los papás siempre hay algo especial. Con Manuela tengo un vínculo muy especial y muy difícil de explicar con palabras. La mayor expresión de la palabra amor que pueda ejemplificar son mis hijos, sin ninguna duda. Estoy totalmente enamorado de ellos y feliz de tenerlos. Intento aprovechar para disfrutar de cada momento que paso a su lado.

P: Eres hijo único, ¿eso influyó para que quisieras tener hijos y además no te quisieras quedar con uno solo?

R: La decisión de tener más de un hijo tuvo más que ver con que nos apetecía. Más aún después de nacer Pablo y lo maravillosa que fue la experiencia. Enseguida tuvimos muy claro que le íbamos a dar un hermanito o una hermanita. Sí te digo que me habría encantado tener hermanos, pero tampoco ha supuesto ningún trauma ni lo he echado de menos especialmente. Siempre he estado rodeado de muy buenos amigos. Además, por parte de mi padre son cinco hermanos y por parte de mi madre tres, así que siempre he estado muy rodeado de familia y de primos, y no he sentido esa carencia de no tener hermanos.

P: Por cierto, que estas Navidades colgabas en Instagram una foto actuando con tu hijo por primera vez. ¿Tenemos heredero artístico?

R: No lo sé -responde, entre carcajadas-. La verdad es que le gusta mucho tocar la guitarra, entre otras aficiones que va teniendo. Es algo que compartimos en casa y tocamos canciones juntos. Está muy pendiente de las canciones que escribo, de todo lo que hago, le encanta venir a los conciertos y le gusta mucho la música. No tengo ni idea de si esa será su profesión algún día. Las Navidades pasadas tuvimos una actuación en su colegio, con sus compis de clase. Estuvimos tocando un villancico, nos lo grabaron y lo vieron los profesores y poco más, porque por el tema del covid no podía haber público. Subirnos juntos por primera vez a un escenario, aunque fuera en el escenario del cole y sin público, fue muy especial.

P: Ojo, que tú también fuiste muy precoz y escribiste tu primera canción, dedicada a tu perro, cuando tenías solo 10 años...

R: ¡Me deja alucinado que sepas eso! Creo que lo dije en alguna entrevista... -responde, de nuevo divertido-. No solo eso, la primera vez que me subí a un escenario delante de un público fue también en un evento de mi colegio con 12 o 13 años, así que también en eso hemos coincidido.

placeholder Álex Ubago, en 'La resistencia'. (Movistar+)
Álex Ubago, en 'La resistencia'. (Movistar+)

P: Estuviste estudiando Administración y Dirección de Empresas durante menos de un año porque viste claro que te querías dedicar a la música, ¿te arrepientes de haber dejado la universidad? ¿Aprendiste algo en ese tiempo que puedas aplicar a tus finanzas?

R: No te creas que mucho, poca cosa... No me arrepiento para nada, sobre todo más que por el hecho de no haber seguido en la universidad, porque me encantaría decir que tengo una carrera, porque me di cuenta de que aquello no era lo que me gustaba. Haber seguido era continuar cuatro años más con algo que no me motivaba ni me seducía. Y sobre todo me alegro porque aquello vino acompañado por la decisión de volcarme al cien por cien en la música y de perseguir ese sueño. Recuerdo que a mis padres, como les hubiera pasado a los demás, les cayó la noticia un poco como un jarro de agua fría, pero siempre me apoyaron. Me dijeron que fuera a por ello, pero que me tenía que formar. Ya estaba estudiando guitarra y estaba enganchado a la música desde los 12 años. Me apunté a clases de guitarra, de piano, de canto... A partir de ese momento me lo tomé muy en serio, componía como un loco y me volqué absolutamente. Por suerte salió bien y cumplí mi sueño. Esa decisión me cambió la vida.

P: En estos 20 años de carrera han pasado muchas cosas... ¿Te gusta en quién te has convertido? ¿De qué te sientes más orgulloso y en qué crees que tienes margen de mejora?

R: ¡Estoy contento! Para tener 40 años tengo bastante pelo... Ahora en serio. ¡Claro! Echo la vista atrás y no puedo más que dar las gracias. No soy religioso, pero doy las gracias a Dios si existe, al destino o a la vida por la suerte que he tenido, sobre todo por las personas. Empezando por mis padres, mi mujer, mis hijos, mis amigos... Todo mi entorno, mis compañeros de trabajo, quienes me han acompañado hasta aquí, mis seguidores, quienes escuchan mi música. Me siento una persona muy afortunada, y en lo que respecta a mi carrera, también estoy muy satisfecho de lo que he conseguido. Echo la vista atrás y pienso que si me lo dicen hace 25 años, no me habría creído todo lo que hecho y vivir todas las experiencias que he vivido todos estos años. Aunque también me han pasado cosas negativas, como a todo el mundo, no he podido tener más suerte.

placeholder Álex Ubago, en un concierto en el WiZink Center de Madrid. (EFE)
Álex Ubago, en un concierto en el WiZink Center de Madrid. (EFE)

P: Hablemos de proyectos... Coincidiendo con tu 40 cumpleaños lanzas una nueva versión acústica de la canción 'Ahora que no estás' y estás inmerso en la grabación de tu nuevo disco. Por un lado, sé que has estado coqueteando con el reguetón y los ritmos urbanos, pero por otro he leído que vuelve el Álex Ubago de siempre.

R: Vayamos por partes. Efectivamente, este viernes estreno esta 'home session', que es una cosa que me inventé durante el confinamiento y con la que estoy rescatando algunas canciones de discos viejos y regrabándolas con los músicos de mi banda, cada uno desde su casa. Las estamos actualizando con un carácter un poco como de directo. Es una canción del primer disco que no fue single en su momento y me apetecía darle su importancia ahora. Seguramente, a finales de febrero sacaré un nuevo sencillo que sí es una canción inédita, después de un par de singles en los que he estado, como tú dices, experimentando con sonidos diferentes y más urbanos, con el que vuelvo al Álex de siempre. Es una balada, con mi estilo de siempre, con un sonido algo más moderno.

En cuanto al disco, estoy estos días en Madrid trabajando en la previa de un proyecto del que no puedo contarte mucho, porque todavía es una sorpresa. Es un disco que seguramente saldrá a finales de este año. Es un proyecto precisamente para celebrar los 20 años de carrera. No quiero darte más pistas, pero va a ser posiblemente el proyecto más importante de mi carrera. Es muy especial.

P: También estás componiendo para otra gente, como Ana Guerra.

R: Sí, estuve con Ana componiendo hace unas semanas y también es pronto para hablar de este proyecto. Me dijo Ana que tenía como 40 canciones que había escrito con diferentes autores y todavía no han hecho la selección de las que van a ir al disco. No sé qué pasará con la canción que hicimos, pero sí te puedo decir que es preciosa. Paralelamente al trabajo que hago para mis discos, he compuesto para otros artistas y con otros artistas. Es algo que me encanta. Incluso para algunos que poco o nada tienen que ver con el estilo de música que yo hago. Me divierte salirme de mi zona de comfort y hacer otro tipo de canción.

P: La pandemia se ha interpuesto en los proyectos de todo el mundo. En tu caso estabas inmerso en una gira que te iba a llevar a actuar por primera vez en unos países que te hacía especial ilusión, Cuba y Estados Unidos. ¿Estáis pensando en cómo reprogramarla?

R: Estoy seguro de que podremos reprogramarlo, lo que no sé aún es cuándo, lamentablemente. Primero tuvimos que cancelar una gira en Colombia, cuando se decretó el estado de alarma en España. Ese mismo día, el Gobierno colombiano hizo lo mismo, así que suspendimos la gira y nos volvimos para España. Luego llegó el confinamiento y cancelamos esos conciertos en Estados Unidos, México y Cuba, que es una espinita que tengo clavada. No he estado nunca y sé que mi música suena mucho allí, así que nos quedamos con la miel en los labios.

Pau Donés